POLÍTICA
18/02/2015 12:24 CET | Actualizado 18/02/2015 12:24 CET

El lío del PSM explicado para futboleros

GTRES

Todo el mundo se enteró de que Pedro Sánchez se había cargado a Tomás Gómez en Madrid. Hasta ahí, asequible. El problema viene cuando empiezan a aparecer nombres, candidatos y gestoras que empiezan a embrollarlo todo para que sólo los más avanzados en política entiendan cómo está la carrera por ser el candidato socialista a presidir la Comunidad de Madrid.

Si estás cansado de escuchar o leer el tremendo lío del PSM a cien de días de las elecciones y más cansado aún de no entender nada, puede que ahora tengas más suerte. Eso sí, te tiene que gustar el fútbol. Porque el primero que tira de manual es Pedro Sánchez, cuyo comportamiento, cansado de acumular derrotas en la capital, obedece al clásico 'a entrenador nuevo, victoria segura'.

Entender lo que pasa en la filas de los socialistas madrileños es fácil si lo comparamos con la historia reciente del Real Madrid. Están los galácticos y los pavones, los mourinhistas... Pero, ¿quién es quién?

  • Galácticos
    Galácticos
    EFE
    Como Zidane, Figo, Beckham o Ronaldo para Florentino, Ángel Gabilondo es la niña bonita, el sueño de Pedro Sánchez. Este no tiene un yate para convencerle en aguas de Ibiza, pero sabe es el jugador clave para ganar su Champions municipal después de 20 años de sequía. Pero el galáctico, como tal, pone condiciones. Él no viene a competir por un puesto. Viene a jugar y a ser el jefe. Sólo fichará si hay un proyecto ganador y con una profunda renovación previa del vestuario. No quiere topos ni pandillas.
  • Pavones
    Pavones
    EFE
    Pedro Zerolo es el canterano ejemplar. Lleva toda la vida dejándose el pellejo por esa camiseta. Querido por la afición y por todos sus entrenadores. No se queja cuando no juega y es el primero en ayudar a los nuevos. No se mete en líos, pero si tiene que dar un paso al frente y alzar la voz, lo hará. No se va a conformar con jugar la Copa. Nunca ha llegado a ser indiscutible por culpa de los fichajes galácticos y, si no siente la confianza del míster y no alcanza ahora la capitanía del PSM, podría acabar marchándose a un equipo de mitad de tabla.
  • Los pseudo mourinhistas
    Los pseudo mourinhistas
    EFE
    Antonio Miguel Carmona y Amparo Valcarce son lo más parecido al llamado 'clan de los portugueses' en la etapa blanca de Mourinho. Defensores a ultranza del entrenador y evangelizadores de su doctrina contra viento y marea... hasta que el jefe sale por la puerta. Si bien no han emulado del todo a Cristiano Ronaldo y Pepe con enfrentamientos públicos con 'Mou' Gómez, han tardado un suspiro en postularse para ocupar su silla (en el caso de Carmona, ni un día). A rey muerto, rey puesto.
  • Los mourinhistas
    Los mourinhistas
    EFE
    Si Arbeloa, Diego López o Xabi Alonso fuesen militantes del PSM, estarían con Maru Menéndez en esta dura etapa. Es la única que ha decidido 'morir' por su entrenador. No cambiará de opinión, se mantendrá firme y jamás criticará una alineación, una declaración ni su gestión del vestuario.
  • Los interinos
    Los interinos
    EFE
    Rafael Simancas, al frente de la gestora temporal del partido, sería Vicente Boluda, ese presidente interino que precedió al segundo mandato de Florentino Pérez en el Real Madrid. Suelen pasan inadvertidos, sin pena ni gloria, en el mejor de los casos. Pero si hablan más de la cuenta y no son prudentes, pueden exponerse a algún que otro chorreo.
  • Los raulistas
    Los raulistas
    EFE
    El '7' es para Susana Díaz. El jugador que se hace fuerte en el club y que, aunque no habla mucho, impone respeto hasta el punto de hacer alineaciones en la sombra. Astuto, oportunista e inteligente. Parece que solo habla en el campo y siempre dirá que el club está por encima de cualquier jugador, pero lo cierto es que puede cargarse casi a cualquier entrenador. Los ultras están de su parte.
  • El 'presi'
    El 'presi'
    EFE
    Al frente de esta plantilla aún en pretemporada está Pedro Sánchez. Como hizo Florentino en su primera etapa con Figo, busca un fichaje mediático que calme a la afición, harta de sufrir derrotas contra el eterno rival y temerosa de que los modestos empiecen a pintarle también la cara. Se rodea de buenos ojeadores, pero no ha medido bien los tiempos y tiene que recomponer un equipo en tiempo récord.

El HUFFPOST PARA EL ÁGUILA