POLÍTICA
23/02/2015 20:06 CET | Actualizado 23/02/2015 20:07 CET

Esperanza Aguirre, paracaidista de Honor

EFE

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha sido este lunes proclamada Dama Almogávar Paracaidista de Honor por su afecto y apoyo a la Brigada Paracaidista (BRIPAC), en un acto militar con motivo del 61 aniversario del primer salto paracaidista, presidido por el ministro de Defensa, Pedro Morenés,

En la base Príncipe, en Paracuellos del Jarama, sede de la Brigada Paracaidista Almogávares VI (BRIPAC), la dirigente popular ha recibido la boina negra y el título que le acreditan como Dama de Honor, de manos del jefe de esta unidad de elite de las Fuerzas Armadas, general Juan Cifuentes.

En declaraciones a los periodistas, Aguirre ha dicho que le ha hecho "mucha ilusión" este reconocimiento y ha recordado que durante su mandato al frente de la Comunidad de Madrid hubo algunas bajas en misiones internacionales, concretamente en Afganistán y Líbano, que fueron reconocidas con distintas condecoraciones.

Ha deseado "todo lo mejor" a los militares que se van de misiones internacionales de paz y especialmente a la BRIPAC en su futuro despliegue en Irak.

El acto comenzó con la llegada del ministro a la base, donde ha sido recibido por el jefe de Estado Mayor del Ejército (JEME), general Jaime Domínguez Buj, y por el jefe de la BRIPAC. Tras los Honores de Ordenanza, el titular de Defensa pasó revista a la Fuerza y comenzó la imposición de más de medio centenar de condecoraciones, entre ellas la otorgada a Esperanza Aguirre.

El acto prosiguió con un homenaje a los que dieron su vida por España y un desfile, y culminó con un lanzamiento, en el que 18 paracaidistas saltaron desde 7.000 metros para caer frente a la tribuna de autoridades.

Más de un millar de invitados, entre civiles y militares, han asistido al acto, entre ellos el jefe de la Unidad Militar de Emergencias, general César Muro, y el comandante del Mando de Operaciones del Estado Mayor, Teodoro López Calderón, así como la subsecretario de Defensa y los alcaldes de Torrejón y Ajalvir.

ESPACIO ECO