POLÍTICA
12/03/2015 19:02 CET | Actualizado 12/03/2015 20:27 CET

Una mujer muere tras ser arrojada por su marido del coche en marcha

GOOGLE MAPS

Una joven de 23 años identificada como Tamara Simón Barrut ha muerto después de haber caído, ayer, del coche en marcha en que el viajaba con su marido, que era quien iba conduciendo. El hombre ha sido detenido y "en principio", se le imputa un presunto delito de "homicidio doloso", según informa la Delegación del Gobierno en Extremadura a la agencia Europa Press. Se sospecha que él la empujó y la lanzó al asfalto. Los hechos tuvieron lugar a las 16.30 de este miércoles en Cáceres. Primero se tuvo conocimiento de un "accidente" en el que una mujer había resultado herida "muy grave" tras caer a la vía desde un vehículo.

La pareja tenía un bebé de año y medio, según el diario Hoy. Marido y mujer se dedicaba a la venta ambulante, llevaban poco tiempo casados y residían en Madrid. Al parecer, volvían a Navalmoral de la Mata, donde reside la madre de la fallecida, después de haber estado vendiendo con su puesto de zapatillas en el mercadillo de los miércoles de Cáceres.

El siniestro se registró a la altura del kilómetro 555 de la A-66, en el carril de incorporación a la autovía sentido Sevilla desde la EX-100. La mujer viajaba en el asiento del copiloto de un coche conducido por su marido, de 24 años, "sin poderse determinar a priori las causas de la caída", abunda la delegación.

En el lugar de los hechos se personaron los servicios médicos y la Guardia Civil, que procedió a la detención del esposo, custodiado ahora en la comandancia de Cáceres y que pasará a disposición judicial en las próximas horas por "homicidio doloso". La mujer falleció en hospital horas más tarde y ahora se esperan los resultados de la autopsia, que se realiza en el Instituto de Medicina Legal de Cáceres. El Juzgado número 6 de Cáceres es el encargado de la investigación, ya que se va a tramitar como "un posible caso de violencia de género", que es su especialidad, informa EFE.

La Plataforma de Mujeres por la Igualdad de Cáceres (PMPI), ha emitido una nota en la que califica de "inadmisible" que 24 horas después del suceso, la Delegación del Gobierno en Extremadura "continúe sin aclarar las causas de la muerte" y que la "única información disponible para la ciudadanía extremeña sea la derivada de los medios de comunicación y de las redes sociales". "En ambos casos, el asesinato es tratado como violencia de género", explica el documento.

Y ADEMÁS...

ESPACIO ECO