POLÍTICA
07/04/2015 08:56 CEST | Actualizado 07/04/2015 16:07 CEST

El PSOE suspende a Juan Fernando López Aguilar, imputado por violencia de género

El eurodiputado canario del PSOE, Juan Fernando López Aguilar, ha sido acusado de violencia de género por su exmujer y ha sido llamado a declarar ante el Tribunal Supremo como imputado, según han explicado a Europa Press fuentes jurídicas. "Esto es lo más doloroso de mi vida, porque es una acusación falsa y me tengo que defender", ha dicho el socialista en declaraciones en TVE, que considera que no es solo un asunto personal, puesto que está también en entredicho su "honorabilidad".

La exesposa del eurodiputado aseguró ante el Juzgado de Violencia de Género número 2 de Las Palmas que ha sufrido durante años malos tratos físicos y psicológicos. El tribunal canario, que ha cursado una petición al Alto Tribunal, entiende que hay indicios de delito, después de tomar declaración a seis testigos, entre ellos la presunta víctima, dos hermanas, una hija del matrimonio y varios vecinos, según fuentes judiciales que cita La Provincia.

López Aguilar ha solicitado la suspensión cautelar de militancia, aunque no ha dimitido como eurodiputado, y la comisión de Garantías de la Igualdad del PSOE ha acordado este martes aceptar la petición y apartarle de la delegación socialista española en el Parlamento Europeo.

En un comunicado, el PSOE informa de esta decisión adoptada ante la información "de un presunto caso de violencia de género" y afirma que, "en función de los hechos que se vayan conociendo", aplicará las medidas previstas en su código ético. Diversos cargos del PSOE han agradecido al europarlamentario que haya pedido la suspensión de militancia, y han mostrado su tristeza por la situación que atraviesa el también exministro de Justicia, impulsor de la Ley Integral contra la Violencia de Género del Ejecutivo de Zapatero.

La también exministra y portavoz de Exteriores del PSOE en el Congreso de los Diputados, Trinidad Jiménez, considera "acertada" la decisión de López Aguilar de dejar de forma temporal la militancia en el partido y cree que así podrá defenderse de forma "más autónoma" en este caso. José Bono ha expresado "tristeza" por la situación que atraviesa el eurodiputado y el exministro de Trabajo Jesús Caldera ha "lamentado profundamente" las circunstancias que atraviesa ahora el que fuera su compañero en el Gobierno.

UN PROCESO DE DIVORCIO COMPLICADO

El pasado mes de enero, según el diario local, un hijastro de López Aguilar le acusó de golpear a su madre, que tenía un ojo morado, pero esta lo negó, aseguró que se había tratado de un accidente doméstico, el joven retiró la denuncia y el caso fue archivado.

Ahora, la excompañera del socialista asegura haber sufrido malos tratos durante su matrimonio y su hermana, en declaraciones ante la Policía Nacional que revela el medio canario Diario de Avisos, relata episodios de violencia física y psicológica, como una vez que presuntamente le agarró del cuello y le golpeó con una palangana mientras bañaba a sus hijos, o cuando supuestamente le dirigía insultos como "gorda", "puta loca" y "me merezco una mujer de más pecho”. La cuñada del exministro aseguró también que el político "tiene amedrentada a su hermana con motivo de su situación política y académica (es catedrático de Derecho Constitucional) y que le dice que en los juzgados le darán la razón”.

El eurodiputado se declara "completamente ajeno a esos hechos" y ha denunciado que es víctima de acoso por parte del entorno de su exmujer dentro del proceso de divorcio que ambos mantienen y que le están intentando involucrar en un delito de malos tratos por su deseo de poner fin al matrimonio.

Según ha contado en TVE, el 6 y 28 de marzo ocurrieron incidentes en su antiguo domicilio conyugal -mientras él se encontraba fuera de la isla- en el que tuvieron que intervenir la Policía, los bomberos y los servicios de emergencias. "Dos conatos de incendio en los que la persona que está dentro no contesta", ha explicado después de que la presentadora insistiese en preguntar qué ocurrió. Según su versión, la policía realiza averiguaciones que "comprometen la seguridad de los niños", y es entonces cuando se produce la denuncia por malos tratos retroactiva "respecto a hechos que nunca tuvieron lugar, que nunca fueron denunciados".

Él no fue informado de los incidentes, asegura, y no se enteró hasta Semana Santa. Acudió entonces a la policía a informarse de lo que califica como un asunto familiar "extremadamente doloroso" por el que pide respeto para sus hijos y para su intimidad, aunque dice, está "obligado" a defender su inocencia porque la denuncia parte de hechos a los que fue ajeno.

A su juicio, la denuncia trata de "dañar su integridad moral y su honor", frente a los que él garantiza su inocencia tanto a su partido como a las personas que confían en él.

DEFIENDE LA LEY CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

El exministro de Justicia, en cuyo mandato se aprobó la Ley contra la Violencia de Género, asegura que cree "firmemente en la igualdad" y en "la defensa de los más débiles".

López Aguilar ha pedido "respeto" para su "dolor personal" y declara: "Sostengo la validez de la Ley contra la Violencia de Género, pero me defenderé ante esta falsedad con testimonios, cuantas pruebas documentales y comunicaciones prueben mi inocencia".

Así, ha recordado el anterior juicio rápido donde su entonces mujer se retractó, porque los hechos ocurrieron cuando él ni siquiera se encontraba en la isla. Eso fue, dice, "una primera advertencia" del "crescendo de agresividad" por parte del entorno de su exmujer, en el que una testigo, los menores que declararon y el propio denunciante "reconocieron en menos de 24 horas la falsedad de los hechos".

"En muchas ocasiones se me aconsejó personal y legalmente que denunciara esas amenazas. Decidí no hacerlo, pensando siempre en el bien de los niños, en el respeto a la privacidad y a la intimidad de la vida familiar, además de evitar el dolor y el daño que eso produce en una persona que ejerce responsabilidades públicas", lamenta.

Ahora dice que se encuentra "en disposición de aportar testimonios directos de todo el entorno personal, familiares, amigos, personas del entorno de trabajo y colaboradores que han sido testigos de la presión constante y amenazas que he sufrido para que no llevase adelante la ruptura matrimonial, con la advertencia directa de que me iban a destruir", relata.

ADEMÁS:

APRENDE A USAR TU DINERO