NOTICIAS
08/04/2015 12:36 CEST | Actualizado 08/04/2015 12:36 CEST

Dos detenidos por ocultar droga en un tetrabrick de zumo y tres cajas de galletas

La policía está acostumbrada a encontrar droga en sitios raros, pero esta vez ni siquiera la iba buscando. Durante un dispositivo rutinario, los agentes han detenido a dos hombres que transportaban cinco kilos de hachís ocultos en envases de tetrabrick de zumo y en tres cajas de galletas.

Los detenidos, de 27 y 39 años, habían viajado en autobús desde Algeciras y Marbella, y han sido interceptados en la estación madrileña de Méndez Álvaro. En total ocultaban 394 bellotas y ocho placas del tamaño de una cajetilla de cigarrillos.

La operación comenzó a mediados de marzo durante un dispositivo rutinario en Méndez Álvaro. Los agentes observaron a un varón procedente de Algeciras que se mostraba nervioso y en actitud esquiva. Entre sus efectos personales encontraron un envase de litro y medio que ocultaba en su interior 150 bellotas de hachís, con un peso aproximado 1.650 gramos.

Días después, los investigadores localizaron a otro, está vez procedente de Marbella, que llevaba 244 bellotas ocultas en tres cajas de galletas y 8 placas de sustancia en una cajetilla de cigarrillos, unos tres kilos de peso en total. Ambos fueron detenidos por delitos contra la salud pública.

No es la primera vez que la policía encuentra droga en un lugar insólito. Entre otras operaciones, a mediados de 2013 la policía encontró 900 kilos de hachís dentro de sardinas congeladas. En mayo de 2014 intervino unos 100 gramos de cocaína en un bocadillo de jamón y queso y a principios de este año repitió la operación, esta vez de chorizo.

Photo gallery Sitios insólitos en los que esconder droga See Gallery