INTERNACIONAL
26/04/2015 14:38 CEST | Actualizado 26/04/2015 19:02 CEST

Las muertes por el terremoto de Nepal superan las 2.500

OMAR HAVANA / GETTY

Las autoridades nepalíes han confirmado que ya son más de 2.500 los muertos causados por el terremoto de ayer en el país, un temblor de casi ocho grados que ha tenido al menos 15 réplicas fuertes, la última apenas 24 horas después del primer gran seísmo, otro latigazo de 6,7 grados. Se calcula, según las precarias estadísticas que se llevan en los hospitales colapsados y en una tierra donde casi no funciona la luz, el teléfono o internet, que hay además cerca de 7.000 heridos.

India y Tíbet, donde también se dejaron sentir los terremotos, han informado, respectivamente, de 62 y 11 víctimas mortales. Se trata, pues, de la mayor catástrofe en la zona en los últimos 80 años, según las autoridades.

El Gobierno nepalí ha declarado crisis nacional y ha establecido un fondo de 500 millones de rupias nepalíes (casi 4,52 millones de euros) para la reconstrucción de las infraestructuras dañadas. Asimismo, ha solicitado la colaboración de todos los sectores de la sociedad para hacer frente a la tragedia.

El terremoto del sábado, que arrasó el densamente poblado valle de Katmandú y provocó una mortal avalancha en el Everest, es el más grave sufrido por Nepal desde el registrado en 1934, cuando hubo unos 8.500 muertos.

RÉPLICAS

Este domingo se han registrado varias réplicas, incluida una de 6,7 en la escala Richter que se ha dejado sentir también en el norte de India, incluida su capital, y que ha ocasionado nuevas avalanchas en el Himalaya, según han informado montañeros.

"No hay ninguna manera de que podamos predecir la intensidad de las réplicas así que la gente tiene que estar alerta en los próximos días", ha prevenido el director de la oficina meteorológica de India, L.S. Rathore, citado por Reuters.

Por otra parte, las agencias humanitarias han alertado de que los hospitales del valle de Katmandú están sobrepasados y se están quedando sin suministros médicos.

Según Peter Olyle, de Save the Children, los hospitales apenas tienen ya espacio para almacenar los cuerpos y están agotando sus suministros de emergencia. "Es necesario que el Gobierno tome la decisión de enviar kits del Ejército", ha comentado desde Katmandú.

AFECTADOS

Alrededor de 6,6 millones de personas residen en los 30 distritos que se han visto afectados por el terremoto, ha indicado en un comunicado la oficina de la ONU en Nepal. El coordinador residente de la ONU en Nepal, Jamie McGoldrick, se ha reunido con representantes del Gobierno nepalí para ofrecer ayuda y discutir las necesidades que hay.

"Estamos dispuestos a ayudar al Gobierno de Nepal a responder a esta terrible tragedia", ha señalado en el comunicado, recogido por la agencia Xinhua, asegurando que "se harán todos los esfuerzos para ayudar a los que necesitan nuestra ayuda". "Es necesario que actuemos rápido y de forma efectiva", ha defendido McGoldrick, con el fin de evitar que "se pierdan más vidas".

Varias agencias internacionales han cosechado testimonios de los afectados y hay un comentario común: necesitan ayuda, porque no tienen medios suficientes no ya para mantener su vida, sino para recuperar los cuerpos de los que las han perdido. Francia y EEUU han comenzado a enviar helicópteros y medios técnicos, mientras que China e India han enviado a sus soldados. "No tenemos nada, se ha pulverizado mi casa", cuenta Aina, una estudiante de la capital nepalí, que sigue buscando a su padre y hermanos.

DRAMA EN EL EVEREST

Al menos 22 personas han muerto y 217 permanecen desaparecidas en la zona del Everest como consecuencia de la avalancha que afectó este sábado el campo base a raíz del terremoto de 7,9 de magnitud en la escala Richter que sacudió Nepal, según fuentes del Ministerio de Turismo nepalí citadas por el portal eKantipur.

Hasta el momento se ha conseguido recuperar 22 cuerpos en el campo base desde donde las expediciones parten para la ascensión del Everest, el pico más alto del mundo, pero hay 217 desaparecidos en la zona, donde las réplicas han ocasionado este domingo nuevas avalanchas.

Por otra parte, se ha conseguido rescatar a 32 personas de la zona mientras que hay 29 que están recibiendo tratamiento en el hospital de Lukla, la localidad más próxima al Everest. Suresh Acharya, del Ministerio de Turismo, ha indicado que han sido trasladadas por cinco helicópteros.

La avalancha arrasó la zona de descanso de los escaladores, guías y porteadores, llevándose consigo las tiendas de campaña. Este balance convierte lo sucedido en la peor tragedia de este tipo hasta la fecha en el Everest, después de que el año pasado perdieran la vida trece personas por otra avalancha, lo que provocó la suspensión durante semanas de la ascensión a la cima del mundo.

HASTA EL PRESIDENTE ESTÁ SIN CASA

El presidente de Nepal, Ram Baran Yadav, ha pasado la noche del sábado al domingo en una tienda de campaña después de que el terremoto de 7,9 en la escala Richter que ha sacudido el país provocara varias grietas en su residencia oficial.

Un alto cargo de la Presidencia ha indicado a la agencia india IANS, que Yadav y sus guardias de seguridad han pasado toda la noche dentro de la tienda de campaña por temor a que las réplicas del seísmo puedan provocar daños en el centenario edificio donde el presidente tiene su oficina y reside.

La oficina del presidente fue construida hace unos 150 años durante el régimen Rana y es de estilo británico. Conocido como Sheetal Niwas, el edificio era usado anteriormente para el Ministerio de Exteriores. Algunas partes del mismo, incluida la cocina, presentan grietas tras el terremoto.

Según este funcionario, la oficina del primer ministro nepalí, Sushil Koirala, también ha resultado seriamente dañada por el temblor. La entrada principal de la residencia del primer ministro resultó dañada. Koirala se encontraba en Indonesia cuando se produjo el terremoto el sábado.

Y ADEMÁS...