POLÍTICA
19/05/2015 12:37 CEST | Actualizado 19/05/2015 12:37 CEST

El Congreso da marcha atrás y anula un acto con víctimas de ETA y los GAL

EFE

No habrá encuentro en el Congreso entre víctimas de ETA y de los GAL. La cámara Baja ha revocado la decisión que adoptó el pasado 7 de abril de autorizar un acto público en la Sala Ernest Lluch para celebrar la segunda edición de las jornadas En favor de la paz y la convivencia en Euskal Herria organizadas por la Parroquia San Carlos Borromeo de Madrid.

La decisión ha llegado después de que PP y PSOE unieran sus votos en la Mesa del Congreso para retirar el permiso concedido a principios de abril. Entonces ni los dos partidos mayoritarios ni CiU se opusieron a permitir el acto.

Según EFE, hace unas semanas el PP pidió a la Mesa que reconsiderara su decisión y el presidente del Congreso, Jesús Posada, accedió a encargar un estudio jurídico sobre las consecuencias que podían derivarse de ese encuentro.

A juicio del PP, ese acto podría suponer un acto de "desprecio" a las víctimas del terrorismo, por lo escuchado en la anterior edición celebrada en la parroquia de San Carlos Borromeo de Madrid. "Volver a incurrir en ese mismo error no es positivo", aseguró hace unos días el portavoz del PP, Rafael Hernando.

LO PIDIERON CUATRO GRUPOS

Entonces la Mesa aplicó el criterio general de que si un grupo parlamentario solicita autorización para que se ceda una sala del Congreso, se le da, sin entrar a valorar el contenido del encuentro de cuyo desarrollo, eso sí, se hacen responsables los grupos que solicitaron el permiso. En este caso no fue un grupo, sino cuatro: Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), CiU, PNV y el Grupo Mixto (del que forman parte ERC y Amaiur).

Ese fue el argumento que defendió Posada cuando el portavoz del Grupo Popular, Rafael Hernando, le remitió un escrito quejándose de que se hubiera dado vía libre a la celebración de un acto auspiciado, entre otros, por la coalición abertzale.

Tras reafirmar inicialmente Posada la autorización dada por la Mesa, Hernando planteó el asunto el pasado 5 de mayo en la reunión de la Junta de Portavoces del Congreso, un foro en el que también expuesieron sus reparos los socialistas, UPyD y el diputado de UPN, Carlos Salvador.

UN EXPRESO Y LA HIJA DE LLUCH

El expreso de ETA Josean Fernández Hernando, condenado a 22 años de cárcel y en libertad desde 2005, iba a ser uno de los participantes de ese encuentro que se iba a celebrar en la sala Ernest Lluch, dedicada a este político socialista asesinado por ETA.

Precisamente a la jornada iba a asistir su hija, Rosa Lluch, que ya ha participado en diversos encuentros de este tipo, al que también tenía previsto acudir Rosa Rodero, viuda de Joseba Goikoetxea, ertzaina asesinado por ETA, y Axun Lasa, hermana de Joxean Lasa, asesinado en el que fue el primer atentado reivindicado por los GAL.

NUEVOS TIEMPOS