POLÍTICA
03/06/2015 09:41 CEST | Actualizado 03/06/2015 10:26 CEST

Albert Rivera: "El PP de Madrid está con un agujero de corrupción en medio"

ANDREA COMAS/REUTERS

Albert Rivera, el líder de Ciudadanos al que todos cortejan, incluido Mariano Rajoy, no termina de ver claro su apoyo al Partido Popular madrileño, pero tampoco lo descarta si es capaz de limpiar. "El PP de Madrid, no hablo de Cristina Cifuentes sino del PP de Madrid, tiene una situación caótica y muy peligrosa desde el punto de vista de la transparencia y la lucha contra la corrupción", ha dicho el líder de Ciudadanos, que ha insistido en que este partido tiene en la Comunidad de Madrid "un agujero de corrupción en medio". Ella ha dicho que espera que la formación naranja entienda que el suyo es "un proyecto diferente en el PP".

La distinción que ha hecho Rivera entre PP y Cristina Cifuentes da un respiro a la candidata. Este martes ella misma se apresuró a desvincularse de las últimas imputaciones en su partido y dijo que a quien hay que pedir cuentas es a Ignacio González y Esperanza Aguirre. La operación Púnica "dificulta" las negociaciones para la investidura de Cifuentes, ha reconocido, y ha dicho en una entrevista en la Cope que quiere ver "cómo reacciona el PP", así como la propia Cifuentes.

El líder de Ciudadanos asume que la candidata "no es responsable políticamente de los gobiernos anteriores" de la Comunidad de Madrid, pero su "principal preocupación" es ver si Cifuentes "es capaz de romper con el pasado". Lo mismo que trata de "dirimir" con la socialista Susana Díaz, cuya investidura está bloqueada desde las elecciones del 22 de marzo. Ciudadanos exige la dimisión inmediata de sus escaños los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, imputados en el caso de los ERE irregulares.

"UN PROYECTO DIFERENTE"

Cifuentes ha afirmado en una entrevista en Telecinco que la imputación de Salvador Victoria y Lucía Figar le "preocupa y escandaliza", pero espera que Ciudadanos entienda que ella presenta un "proyecto diferente en el PP", razón por la que la han nombrado candidata. Ha insistido, además, en que ella tiene un "compromiso claro contra la corrupción" y a favor de la transparencia.

"Reivindico al PP y defiendo las políticas del PP, pero dentro de eso me he presentado por primera vez con ideas nuevas, y en mi programa se ve que hay diferencias de matices porque quiero mejorar lo que se ha hecho hasta ahora en la Comunidad y algunas cosas, quiero cambiarlas", ha remarcado para citar cosas como su postura a favor de abrir los comedores escolares en verano si hay niños que pasan hambre.

También se ha referido al documento de "líneas rojas" que ha presentado Ciudadanos y que agrupa las claves que deben cumplir esos partidos que requieran su apoyo para algún pacto. Al respecto, Cifuentes ha afirmado que "con algunos matices, y excepto en un punto", coincide "en todos" y de hecho, está dispuesta a ir más allá en determinadas cuestiones importantes.

LOS JUEGOS DE SEDUCCIÓN DE PP Y PSOE A CIUDADANOS

Ante la advertencia del líder del PSOE, Pedro Sánchez, que le ha pedido que no apoye en Madrid al PP de la Púnica, Rivera le ha respondido que "el PSOE también tiene una historia de casos de corrupción en otras comunidades autónomas, así que no puede dar muchas lecciones éticas a los españoles". Eso sí, ha dejado claro que la decisión que adopte Ciudadanos en Madrid no está vinculada a la que se tome en Andalucía.

Rivera ha asegurado que el jefe del Ejecutivo no le pidió expresamente que permita al PP llegar al Gobierno en Madrid, Murcia o La Rioja, sino que fue una conversación más general y no se "punteó" el mapa electoral. Con Sánchez, ha reconocido que, junto al repaso general, hablaron de "la Comunidad de Madrid y la Comunidad Valenciana, donde el PSOE no ha ganado las elecciones pero está intentando formar Gobierno".

Preguntado si descarta dar vía libre a un gobierno alternativo del socialista Ángel Gabilondo con el apoyo de Podemos, ha dejado claro que en estos momentos no descarta nada, pero porque todo depende de si el PP está dispuesto a aceptar sus condiciones de regeneración democrática, recuperación económica y protección social. Rivera ha explicado que su posición es negociar primero con la lista más votada y, si no acepta sus condiciones, pasar a la segunda.

En el caso de Madrid, ha adelantado que quiere "hablar claramente con el PP a ver hasta qué punto está dispuesto a limpiar", subrayando que la Comunidad de Madrid "se merece un Gobierno que no esté cada dos días con imputaciones de sus cargos públicos que afectan a la credibilidad".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: