INTERNACIONAL
04/06/2015 10:12 CEST | Actualizado 04/06/2015 12:13 CEST

Grecia se niega a subir la electricidad y bajar las pensiones más bajas como piden sus socios

No hay acuerdo. Grecia ha vuelto a rechazar las condiciones de sus socios europeos, entre las están subir el IVA a la electricidad y recortar las pensiones. Así lo ha asegurado el primer ministro griego, Alexis Tsipras, tras reunirse con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, y el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

La Comisión ha recalcado que se volverán a reunir los próximos días y ha calificado el encuentro de "bueno y constructivo". La cita ha servido para "comprender la posición de cada cual" hacia las propuestas sobre la mesa, una griega y otra consensuada por la CE, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional.

Tsipras ha mantenido su rechazo a propuestas como subir el IVA a la electricidad, ahora en el 13%, en 10 puntos porcentuales más, o recortar algunas pensiones, sobre todo las más bajas, pero se ha mostrado más optimista que sus socios, al asegurar que el acuerdo "está a la vista".

"Creo que los próximos días estaremos más cerca de un acuerdo. Creo que en cualquier caso el acuerdo está a la vista, pero necesitamos concluir las discusiones desde un punto de vista realista", ha recalcado Tsipras, en una clara referencia a las líneas rojas que no quiere cruzar en las negociaciones.

El líder griego cree que Grecia no está en un escenario en el que se enfrente a una decisión de "toma o deja" la propuesta de los acreedores internacionales. Ha señalado que tienen "una base para discutir, y esto es la parte optimista de las discusiones. Estamos muy cerca de un acuerdo sobre el superávit primario", es decir, sin el pago de intereses.

"Creemos que es necesario no cometer los mismos errores que en el pasado", ha añadido el primer ministro griego, que considera inaceptables algunas propuestas de los acreedores. "No puede haber ninguna base para discutir" sobre este tipo de medidas, según Tsipras.

Tsipras también ha enviado un mensaje a los mercados y sus acreedores al sugerir que Grecia hará frente al pago de 300 millones de euros que debe abonar al FMI este viernes. "No se preocupen por ello", ha recalcado el dirigente heleno. "Ya hemos pagado 7.500 millones de euros", ha recordado.

ADEMÁS: