TENDENCIAS
07/06/2015 14:34 CEST | Actualizado 08/06/2015 13:09 CEST

La alegría de un niño por verse enyesado se convierte en viral

Walker Clark se acaba de convertir en una nueva estrella de Youtube. Su alegría, casi histeria feliz, al ver que le habían colocado una escayola en su brazo roto es el clip más visto en el mundo en los tres últimos días.

La historia es sencilla y casi absurda: el chaval fue ingresado tras fracturarse el brazo izquierdo, en un salto mal calculado. Estaba en su calle, en Georgia, Estados Unidos.

Una vez en el hospital, su hermana Aubree decide grabarlo cuando despierta de la anestesia... Lo que sucede es la reacción de quien aún está poco centrado o, quizá, la de un preadolescente que flipa porque va a poder tener la firma y dibujos de su colega decorando su nuevo yeso.

"¿Donde estoy? ¡Tengo un yeso! ¡Mira mi yeso! Wooooh", dice entusiasmado. Su alegría se torna en miedo cuando un familiar le tapa el brazo y deja de verlo por un segundo. Ahí la anestesia se deja ver de nuevo.

Ahora el vídeo, colgado el Youtube, va camino del millón de reproducciones. Al menos, se toma el dolor con alegría.

Y ADEMÁS

PULEVA PARA EL HUFFPOST