ECONOMÍA
11/06/2015 15:05 CEST | Actualizado 11/06/2015 16:44 CEST

El Banco de España propone abaratar el despido y subir el IVA... pero sus sueldos suben

EFE

Al igual que el FMI hace dos días, el Banco de España cree que el mercado laboral, aunque se está recuperando, presenta aún desequilibrios que hay que solventar, como el incremento de los contratos temporales frente a los indefinidos, y la desigualdad en las tasas de paro entre las diferentes regiones.

A su juicio, ello evidencia la necesidad de reducir la brecha entre el coste del despido de los contratos indefinidos y de los temporales, para incentivar los primeros, y revela "ineficiencias" en el sistema de prestación por desempleo.

Así lo indica en el Informe Anual 2014 en el que señala, de entrada, que las bonificaciones existentes para relanzar la ocupación están teniendo un coste "muy elevado" y un éxito cuanto menos "incierto".

Por ello, además de una "evaluación y reordenación" del conjunto de bonificaciones existentes, que libere recursos para modernizar los servicios públicos de empleo en la dirección de que puedan ofrecer itinerarios individualizados de inserción a los parados, el banco emisor pone el foco en el coste del despido.

El Banco de España recuerda que tras toda crisis es "razonable" que el nuevo empleo se canalice a través de los contratos temporales. Sin embargo, considera que "el recurso a la contratación indefinida sigue siendo débil, a pesar de los cambios introducidos para favorecerla".

Por ello, cree que habría que "reequilibrar" los incentivos a favor de la contratación indefinida, "reduciendo la magnitud de la brecha que separa las condiciones de terminación de las distintas modalidades de contratación y facilitando una mayor continuidad entre ellas".

En cuanto a los sueldos, el Banco de España defiende "un mayor grado de flexibilidad" en la formación de los salarios para que los ajustes transcurran a través de los precios relativos y se reduzca su impacto sobre la economía y el empleo. En este sentido, insiste en la importancia de evitar volver a prácticas de indexación salarial "ya superadas".

SUBIR EL IVA, TAMBIÉN

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, también ve necesario aumentar las bases del IVA, los impuestos especiales y revisar las deducciones y bonificaciones fiscales existentes para impulsar la recaudación y aumentar los ingresos.

Asimismo, muestra su preocupación por futuras eventualidades que puedan poner en peligro el proceso de consolidación fiscal y, por el lado de los ingresos, asegura que "debería ser objeto de atención prioritaria" el sistema impositivo.

"El peso relativo de la imposición indirecta y la racionalización de la amplia gama de deducciones, bonificaciones y reducciones que erosionan la capacidad recaudatoria de los impuestos deberían ser objeto de atención prioritaria, como proponen expertos y organismos internacionales", asevera el gobernador.

El documento anual añade la necesidad de reforzar el plan de consolidación fiscal con actuaciones complementarias para aumentar los ingresos.

En este sentido, explica que podría considerarse aumentar el peso relativo de la imposición indirecta con una ampliación de las bases del IVA, un incremento de los impuestos especiales y con una fiscalidad medioambiental.

"Resulta crucial que tanto la composición del ajuste del gasto como la revisión de la cesta de impuestos se diseñen tratando de minimizar los posibles efectos adversos sobre el crecimiento a largo plazo de la economía", incide el informe.

MIENTRAS, SUS SUELDOS SUBEN

Linde percibió un salario bruto de 176.060 euros por el desempeño de sus funciones durante el ejercicio 2014, lo que supone un 5,8% más respecto al ejercicio precedente, según consta en el informe anual de la institución.

Por su parte, el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, volvió a percibir un importe superior al de Linde por su actividad en el organismo. Restoy ganó 203.410 euros brutos en 2014, un 15,5% más que Linde tras engrosar su salario un 3,9% respecto al año precedente.

El Banco de España aclara que en estos importes se incluyen las cantidades percibidas por complementos personales y atrasos, que ascendieron a 1.360 euros para el gobernador y a 29.810 euros para el subgobernador.

Los miembros no natos del Consejo de Gobierno perciben un salario anual bruto de 51.800 de euros. En caso de pertenecer a la Comisión Ejecutiva, el salario asciende a 64.980 euros.

Además, los miembros de los órganos de gobierno perciben cantidades iguales en concepto de dietas por asistencia a las sesiones de estos órganos, fijadas en 1.026 euros por sesión del Consejo de Gobierno y 492 euros por sesión de la Comisión Ejecutiva.

Informe Anual Banco de España