POLÍTICA
12/06/2015 21:22 CEST | Actualizado 12/06/2015 21:26 CEST

El PP tilda la actitud del PSOE en los pactos municipales de "mezquina y cortoplacista"

ALAIN JOCARD/AFP

El PP tendrá que ceder este sábado la vara de mando de muchos ayuntamientos. Los populares están enfurecidos, a juzgar por lo que han dicho de la política de pactos municipales en los que han participado los socialistas, que la Dirección nacional del partido ha calificado al PSOE de "sectario, excluyente, mezquino, cortoplacista, indigno, triste sombra de sí mismo...". El líder del PSOE, Pedro Sánchez, se desautoriza a sí mismo al apoyar a un partido "proetarra" como Bildu en Vitoria para echar a los populares, según afirman en un comunicado.

Génova censura los pactos del PSOE con "extremistas y radicales" y habla de "sectarismo" socialista en casos de apoyo a independentistas pero se muestra especialmente duro en el caso de Vitoria, donde Gorka Urtaran (PNV) será alcalde gracias a un pacto entre la formación jetzale y el PSE-EE y el apoyo de EH Bildu, la segunda fuerza política, para desalojar al aspirante popular, Javier Maroto.

Sobre este caso concreto, el PP denuncia que Pedro Sánchez se desautoriza a sí mismo "como líder de un partido nacional". "Hace semanas dijo que no pactaría ni con PP ni con Bildu, una declaración de intenciones que ya resultó indigna de un dirigente político democrático; hoy vemos que sus hechos han resultado ser aún peores: ha preferido pactar con Bildu si es para excluir al Partido Popular", ha censurado.

Los populares creen que el líder socialista deberá explicar este apoyo de su partido a los "proetarras" de Bildu para echar al PP y ha recordado que "muchos socialistas se sentirán ofendidos" por esta decisión "y por su sectarismo, que no tiene límite".

"DESPRECIO A LA VOLUNTAD POPULAR"

Para el partido de Mariano Rajoy, el PSOE ha tenido un "comportamiento sectario y excluyente" en las negociaciones previas al lanzarse "a una carrera desenfrenada de acuerdos con partidos radicales y extremistas" con el único objetivo de "impedir" el gobierno de los candidatos populares.

Una práctica que aunque legal, el PP ve "mezquina y cortoplacista" y demuestra un "auténtico desprecio a la voluntad popular" cuando "estos acuerdos de perdedores impiden la gobernación de candidaturas que han llegado a superar el 40% del apoyo popular, como es el caso de Marbella o Almería".

EL PSOE, "UNA TRISTE SOMBRA DE SÍ MISMO"

Critica que no se respete este principio democrático de la lista más votada, cuando los socialistas lo reclamaban en Andalucía para Susana Díaz, y lamenta que un PSOE que "hace tiempo fue la formación política alternativa" se haya convertido ahora "como una triste sombra de sí mismo: dispuesto a ceder el Gobierno a cualquier grupo radical, extremista, populista o independentista, con el único fin de impedir el gobierno de la lista más votada si ésta es del PP".

En la misma línea, ha calificado de "sectarismo" su apoyo a grupos independentistas como es el caso de Badalona, frente a la candidatura del PP que, según ha recordado, dobló en votos y concejales a la segunda fuerza en la ciudad.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...


ESPACIO ECO