POLÍTICA
14/06/2015 17:52 CEST | Actualizado 14/06/2015 17:56 CEST

Las imágenes y anécdotas de la investidura de Susana Díaz

EFE

La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha tomado este domingo posesión de su cargo arropada por cientos de personas, pero especialmente por su familia, el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, al que nombró como "José Luis" y con el que se ha dado los abrazos más efusivos del día, y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, a quien citó como secretario general pero no dijo siquiera su nombre. Lo tomó de las manos y le dio un leve abrazo. Si se rozaron más fue por exigencias de la prensa.

Casi tres meses después de que su partido lograra la victoria en las elecciones, Díaz ha tomado posesión en un acto solemne celebrado en el salón de usos múltiples del Parlamento andaluz ante unos 400 invitados, entre ellos, algunos tan especiales como su marido, José María Moriche, sus padres, José Díaz y Rosa Pacheco, sus hermanas, Diana, Rocío y Laura, y sus sobrinos pequeños, José, Laura y Hugo, que estuvieron más pendiente de mirar a su alrededor que de una ceremonia con mucho político por metro cuadrado.

(Puedes seguir leyendo tras la galería...)

Photo gallerySusana Díaz, investida presidenta andaluza See Gallery

Díaz, que fue precedida en su discurso por el presidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, y por el ministro de Hacienda y Administración Pública, Cristóbal Montoro, quiso tener unas palabras de agradecimiento a los presentes pese a reconocer que su mente estaba en "las cosas más sencillas", en las personas que tienen problemas para llegar a fin de mes y en los que no tienen empleo, con los que se volcará a partir de la nueva legislatura.

Sonrió cuando Montoro habló de que se sentía orgulloso de Sevilla, ciudad por la que el jienense fue elegido en las pasadas generales, e hiló un discurso que en ningún momento mostró vestigios de emoción pese a estar rodeada de sus familiares más íntimos, entre ellos unos sobrinos que pronto tendrán un nuevo primo. Montoro, a todo esto, no podía ocultar en su discurso y mientras escuchaba a la presidenta una notable cara de circunstancias, atrapado en su papel de representación institucional ante el adversario ganador.

Especialmente sonrientes se vio a sus compañeros Emiliano García Page, candidato a la presidencia Castellanomanchega, y a Antonio Miguel Carmona, ambos de una actualidad rabiosa por los pactos entre el PSOE y Podemos, que fueron defendidos antes del comienzo del acto por Pedro Sánchez en declaraciones a los periodistas.

También se vio a expresidentes de la Junta como José Rodríguez de la Borbolla y Rafael Escuredo, aunque de los dos que antecedieron a Díaz -Manuel Chaves y José Antonio Griñán- nadie parecía acordarse, quizá por aquello de los condicionantes del acuerdo de investidura con Ciudadanos.

A la flamante presidenta se le notó muy feliz en sus abrazos con sus familiares y la cuenta atrás de su embarazo se convirtió en la pregunta más repetida, ya que está a apenas un mes de dar a luz. El presidente del parlamento la ayudó en todo momento a moverse entre escalones y jarrones con flores.

"EXCELENTE COMPAÑERA Y EXCELENTE SOCIALISTA"

Los periodistas esperaban con ansiedad saber cómo sería su actitud con el secretario general del partido, quien antes del acto alabó la figura de Díaz como "excelente compañera y excelente socialista", pero que en los saludos de la nueva jefa del Ejecutivo fue nombrado como secretario general.

Tras el saludo a "José Luis" sonó la alusión a su secretario general -a secas- y a continuación a otros presentes, pero sobre todo a los andaluces, y de manera especial a los que lo están pasando mal.

Sus apelaciones al diálogo no fueron escuchadas por los líderes de la oposición parlamentaria, quienes excusaron sus presencia por diversos motivos. Juanma Moreno tenía que asistir a bautizo de su hijo pequeño; Juan Marín tenía reunión de partido; Antonio Maíllo estaba en Madrid en el Consejo Político federal de IU, mientras que la líder de Podemos, Teresa Rodríguez, no asistió por motivos que no han trascendido.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...)

padres susana

Los padres de la presidenta andaluza, junto al ex ministro José Blanco.

Sí estuvieron los partidos representados por los miembros de la Mesa de la Cámara, además de numerosos dirigentes del PSOE nacional como José Blanco, Manuel Marín y José Bono, así como a nivel local y autonómico, mientras que el Gobierno central estuvo representado, además de por Montoro, por el delegado del Gobierno, Antonio Sanz. Del PSOE, además, acudieron Elena Valenciano y las ex ministras Trinidad Jiménez y Rosa Aguilar.

La presidenta ya ha tomado posesión tras un periplo largo de investiduras frustradas, y ahora deberá conformar el gobierno para los próximos cuatro años.

Algunos se preguntaban si se conocerá ya en las próximas horas, porque, aunque la presidenta reconozca que solo piensa en las cosas "pequeñas y sencillas", el siguiente paso es conformar el equipo, y quizá sea algo que ni la propia familia lo sepa aún. ¿Y José Luis y su secretario general tampoco?".

Y ADEMÁS...

Ve a nuestra portada Facebook TwitterInstagramPinterest

EL HUFFPOST PARA LG