INTERNACIONAL
27/06/2015 16:35 CEST | Actualizado 27/06/2015 20:25 CEST

La Eurozona muestra su rechazo a una prórroga tras la "ruptura" que supone el referéndum griego

EFE

Tras una semana intensísima, de acercamientos y desacuerdos, y cuando el entendimiento entre Bruselas y Atenas parecía posible, esta tarde de sábado no parece haber esperanza para el acuerdo sobre la deuda griega. La distancia entre las partes, a tenor de las declaraciones del Eurogrupo, es insalvable.

Los ministros de Economía de la eurozona han rechazado este sábado la prórroga del rescate que había pedido el Gobierno griego para dar tiempo al referéndum previsto para el 5 de julio, por considerar que las propuestas de los acreedores ya han sido rechazadas. El Eurogrupo ha decidido celebrar una nueva reunión pero sin el ministro de Finanzas griego, Yanis Varoufakis, para seguir debatiendo un "plan B" para Grecia, es decir, cómo gestionar la posible suspensión de pagos y salida de Atenas del euro.

Los ministros de Economía y Finanzas de la Eurozona llevaban toda la tarde advirtiendo al Gobierno griego liderado por Alexis Tsipras de que su decisión de anunciar un referéndum sobre las propuestas de sus acreedores suponía una "ruptura" de las negociaciones. Por eso, avisaban, descartan una prórroga del rescate.

Tsipras ya ha asegurado a la canciller alemana, Angela Merkel, y al presidente francés, François Hollande, que el referéndum sobre la oferta de las instituciones "se llevará a cabo independientemente de la decisión del Eurogrupo". "La democracia es el valor supremo en Grecia y el referéndum se llevará a cabo independientemente de la decisión del Eurogrupo", trasladó Tsipras a los líderes europeos durante una conversación telefónica mantenida hoy, indicaron fuentes del Ejecutivo heleno a la agencia EFE.

A su llegada a la reunión del Eurogrupo, la quinta que se celebra en los últimos diez días centrada en Grecia, la mayoría de los ministros rechazaron un movimiento de Atenas, que criticaron por "unilateral", a la vez que advirtieron de que el tiempo se acaba, a tan solo tres días de que expire el rescate heleno.

"Estamos cada vez más cerca en que el plan B se convierta en plan A", afirmó el ministro de Economía de España, Luis De Guindos, quien consideró "difícil" que se conceda una nueva prórroga a Grecia de su rescate, que finaliza el martes 30, tras "una cierta ruptura unilateral de las negociaciones" por parte de Atenas. El plan B al que se refiere el español es el impago por parte de Atenas, que conllevaría a un control de capitales y la posible salida de Grecia del euro.

"Estoy muy negativamente sorprendido por la decisión del Gobierno griego, aparentemente han rechazado las últimas propuestas sobre la mesa de las tres instituciones", dijo por su parte el presidente del Eurogrupo, el holandés Jeroen Dijsselbloem.

Añadió que "es una decisión triste para Grecia porque ha cerrado la puerta a más conversaciones cuando la puerta aún estaba abierta".

"AHORA TENEMOS QUE VER LAS CONSECUENCIAS"

En la misma línea se pronunció el ministro alemán, Wolfgang Schäuble, que indicó que "estábamos tratando de negociar una posición común entre el Eurogrupo y Grecia, pero ahora el Ejecutivo griego ha dado por terminadas unilateralmente las negociaciones y ahora tenemos que ver las consecuencias".

Además, el secretario de Estado de Finanzas de Holanda, Eric Wiebes, señaló que "no ve razones" para conceder una prórroga del rescate a Grecia, mientras que el ministro de Finanzas belga, Johan van Overtveld, indicó también que "no cree" que esto suceda.

"Creo que hay una mayoría en el Eurogrupo que piensa que una extensión está descartada", dijo el titular finlandés, Alexander Stubb.

Dijsselbloem indicó que el Eurogrupo tiene que "hablar sobre futuras consecuencias", mientras que De Guindos recordó que las decisiones sobre una extensión "tienen implicaciones sobre las decisiones posteriores que tiene que tomar el Banco Central Europeo", en un momento en que "la situación de liquidez de los bancos griegos no es boyante".

El responsable maltés, Edward Scicluna, destacó que el referéndum es una opción "legítima" pero que éste se ha anunciado en un momento "muy desafortunado" dado que los efectos de un posible impago al Fondo Monetario Internacional (FMI) por parte de Grecia pueden empezar a sentirse la próxima semana.

"SI LOS GRIEGOS QUIEREN, APLICAREMOS LAS PROPUESTAS"

El ministro de Finanzas de Grecia, Varufakis, ha dado ya esta tarde una rueda de prensa en la que ha prometido que el Gobierno de Alexis Tsipras aplicará las propuestas de sus acreedores si vence el sí en el referéndum y que, si éstas se mejoran, hará campaña a favor de aceptarlas.

"Nuestro Gobierno se ha comprometido a aplicar el veredicto del pueblo griego. Si el pueblo griego quiere que firmemos, lo haremos, incluso si eso significa un cambio de Gobierno o algún otro tipo de configuración", dijo Varufakis en una rueda de prensa celebrada durante un receso del Eurogrupo.

El ministro, que no participará en la segunda sesión del Eurogrupo, recalcó su "compromiso", así como el del jefe del Gobierno y del resto del equipo negociador griego, sobre que "el pueblo griego será el soberano", de modo que "si nos dicen que firmemos, firmaremos, cueste lo que cueste", afirmó.

Varufakis aseguró que la pregunta que se planteará a los griegos en la consulta es "si quieren que el Gobierno firme el acuerdo o no".

FRANCIA MUESTRA EL ROSTRO MÁS CONCILIADOR

El ministro francés de Finanzas, Michel Sapin, ha dicho que el Eurogrupo de este sábado no significa "la salida de Grecia de la eurozona" y ha resaltado que su Gobierno está "disponible" en cualquier momento en los próximos días para mediar y tratar de reactivar las negociaciones con los acreedores.

"Grecia sigue en el euro, su destino es quedarse en el euro y ningún país, y sobre todo no Francia, desea la salida de Grecia del euro. Sólo las decisiones, los votos, las opciones por parte de Grecia podrían hacer que ocurra otra cosa", ha dicho Sapin en rueda de prensa al término de la reunión del Eurogrupo.

"Lo que ha pasado hoy no es la salida de Grecia del euro", ha resaltado. "Francia está disponible para que en cualquier momento el diálogo pueda retomarse", ha insistido el ministro francés.

¿A QUÉ TIENE QUE HACER FRENTE GRECIA?

El próximo martes Atenas debe pagar 1.600 millones de euros al FMI, el mismo día en el que expira su rescate y con él, las posibilidades de que el país acceda de manera inmediata a financiación por parte de sus socios y acreedores.

En Bruselas, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, recalcó que las tres instituciones que formaban la troika "siempre hemos mostrado flexibilidad para adaptarnos a la nueva situación económica y política en Grecia y es lo que seguiremos haciendo".

Lagarde reiteró la necesidad de que Grecia aplique reformas "profundas", al tiempo que la eurozona ofrece al país "apoyo financiero".

"Junto con las otras instituciones, la Comisión Europea (CE) y el Banco Central Europeo (BCE), siempre hemos mostrado flexibilidad para adaptarnos a la nueva situación económica y política en Grecia", señaló Lagarde a su llegada a la reunión extraordinaria del Eurogrupo.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, destacó que aún considera que "donde hay voluntad hay una camino" y llamó a continuar el diálogo, de manera que el Eurogrupo vea ahora si "aún es posible un acuerdo".

"Espero que, de algún modo en las próximas horas, si el Gobierno griego recapacita sobre su decisión, evidentemente todo se puede volver a abrir porque tenemos tiempo todavía", puntualizó De Guindos.

El ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varufakis, entró sonriente al edificio en que se celebra la reunión, sin hacer comentarios.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

GIBOBS PARA EL HUFFPOST