POLÍTICA
29/06/2015 18:09 CEST | Actualizado 29/06/2015 18:09 CEST

La Ertzaintza comienza a utilizar los nuevos radares 'pistola láser' en carretera

Parece ciencia ficción, pero es muy real. Si circulas por las carreteras vascas y ves a un ertzaintza apuntándote con una pistola láser... ni tiembles ni pienses que se ha vuelto loco. Es el nuevo radar móvil, llamado TruCAM, que han incorporado las Unidades de Tráfico de la Ertzaintza, el primer cuerpo de Tráfico que los utilizará. Hasta ahora únicamente los usaba la Policía Local de grandes ciudades como Madrid.

Aunque el aparato cambia con respecto a los tradicionales, el objetivo es el mismo: cazar a los conductores que sobrepasan la velocidad permitida. La novedad es que son muy manejables y no necesitan de una instalación compleja en los vehículos en los que van a ser utilizados. Porque estas pistolas láser no se pueden utilizar a mano, pues su precisión dependería del pulso del agente.

Lo normal es que se instalen en trípodes, en el interior de coches camuflados o incluso sobre motocicletas. El aparato es capaz de detectar un exceso de velocidad a un kilómetro de distancia, aunque sólo pueden hacer la foto cuando el vehículo esté a 200 metros.

"El problema de los actuales es que necesitas un hueco suficiente para estacionar el vehículo junto a la vía para medir. Sin embargo, estos radares láser son más autónomos porque simplemente el ertzaina tiene que colocarlo sobre un trípode”, explica a la Cadena Ser Santiago Núñez, jefe de la unidad de tráfico de la Ertzaintza en Gipuzkoa.

Los radares láser tendrán que ser visible, pero su presencia no tendrá por qué estar señalizada.

MÁS SOBRE TRÁFICO

ESPACIO ECO