INTERNACIONAL
01/07/2015 17:55 CEST | Actualizado 01/07/2015 18:01 CEST

El papa masticará hojas de coca en su visita a Bolivia

El portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi, ha señalado que "no se sorprendería" si el papa Francisco masticara hojas de coca para mitigar los efectos de la altitud durante su visita apostólica a la ciudad boliviana de El Alto el próximo 8 de julio.

A preguntas de periodistas sobre si el papa consumirá estas hojas, Lombardi ha explicado que no tiene información al respecto pero que no le sorprendería porque el Pontífice está feliz de participar de los usos tradicionales.

"El Papa hará lo que crea oportuno hacer. Tengo entendido que es un hábito cultural para mitigar el 'mal de montaña' o la altitud y que beben una especie de mate. Ya veremos lo que hace el Papa, cómo piensa hacer frente a esta situación, porque a mí no me lo ha dicho. Pero no me sorprendería porque el Papa está contento de participar de las costumbres tradicionales. Podéis hacerlo también vosotros", ha comentado Lombardi.

El ministro de Cultura boliviano, Marko Machicao, comentó en una entrevista la semana pasada que Francisco había pedido "específicamente que quiere hacer el masticado de coca" al destacar que estaba previsto en cualquier caso ofrecer a Francisco una infusión de hojas de coca.

"SE TRATA DE UN TEMA MÉDICO"

Mientras, el vicepresidente de Bolivia, Álvaro García Linera, agradeció que el pontífice haya pedido mascar hojas de coca para mitigar los efectos de la altitud en las ciudades de El Alto y La Paz porque, a su juicio, eso es un reconocimiento de las propiedades medicinales de la planta.

"Eso nos hace sentir muy bien, no solamente porque tiene que ver con un símbolo de nuestra identidad nacional, sino que también se trata de un tema médico. Siempre se dijo que la hoja de coca favorece al desempeño de actividades en zonas de altura", dijo García Linera a los medios en la región de Cochabamba (centro).

Mediante esa petición, el pontífice reconoce la "identidad" de los bolivianos "y asume una lectura médica de la hoja de coca", añadió la autoridad, que ejerce interinamente la Presidencia del país por el viaje del mandatario Evo Morales a Paraguay.

Francisco llegará procedente de Ecuador a El Alto, situada a 4.000 metros sobre el nivel del mar, y permanecerá algunas horas en la vecina La Paz, que está a 3.600 metros de altitud, antes de desplazarse a Santa Cruz (este), la ciudad más poblada de Bolivia.

UN HÁBITO CULTURAL

El mascado o "acullicu" de las hojas de coca es un hábito cultural arraigado en el país andino en los sectores indígenas y campesinos y es practicado también por mineros y transportistas.

Lo habitual es que quienes arriban a la zona andina de Bolivia consuman un mate o infusión de hojas de coca para mitigar los efectos de la altitud en El Alto y La Paz.

La hoja coca tiene en Bolivia usos culturales, rituales y medicinales reconocidos en la Constitución, pero una parte importante de la producción de la planta es desviada al narcotráfico para la fabricación de cocaína.

El Gobierno boliviano promueve la industrialización de la planta con el objetivo de exportar sus productos derivados, aunque de momento la hoja de coca sigue dentro de la lista de estupefacientes de la convención antidroga de Naciones Unidas, por lo que su exportación está vetada por ese organismo.

Y TAMBIÉN...