TENDENCIAS
28/07/2015 08:48 CEST | Actualizado 28/07/2015 08:48 CEST

Cómo limpiar alfombras: siete trucos que funcionan (o no), a prueba

Vino, pasta, heces de perro... nuestras alfombras lo han visto todo.

Cuando nos enfrentamos a una mancha en un tapete, estamos tentados a coger una esponja y comenzar a frotar. Hazte un favor y tómate dos minutos antes de realizar tu plan de ataque, y recuerda: las buenas estrategias pueden marcar la diferencia entre una alfombra limpia y una mancha que se quede ahí para siempre.

De hecho, hay diferentes métodos para limpiar tu alfombra según el tipo de mancha. Pero antes de llegar al meollo del asunto, primero debes saber algunas reglas universales.

1. Limpia la mancha en el momento

"Lo más importante es no darle oportunidad de impregnarse", explica Bahram Shabahang, cofundador de Orley Shabahang, empresa que se dedica al diseño de alfombras. No dejes que las manchas se estanquen.

2. Absorbe el líquido de la zona de desastre

Antes de limpiar la mancha, seca lo que hayas derramado con un paño o una esponja. "El truco está en absorber la mayor cantidad de líquido posible para reducir su tamaño", añade Shabahang. Recuerda que debes hacerlo con pequeños golpecitos y no restregando la zona.

3. Usa la menor cantidad de producto posible

Esto reduce el riesgo de esparcir la mancha por la alfombra. En la mayoría de los casos es ideal utilizar agua con gas o lavavajillas como producto de limpieza.

4. Seca bien

Después de limpiar la mancha seca la alfombra con una toalla, recuerda que un tapete húmedo puede generar moho. También puedes utilizar un secador de pelo para acelerar un poco el proceso, cuenta Shabahang.

Después de aprender estos pasos básicos queremos mostrarte los métodos que realmente sirven para lograrlo. Creamos algunas manchas y las dejamos 24 horas o más (porque afrontémoslo, no siempre limpiamos la mancha al instante). Utilizamos los métodos recomendados por Shabahang y algunos otros. Este es resultado:

Comida oscura (como el chocolate)

Los expertos dicen: Raspa todo lo que puedas. Mezcla en un recipiente una medida de jabón y cuatro de agua. Luego aplícala sobre la mancha con una esponja y enjuaga con agua tibia.

¿Funciona? ¡Completamente! Le damos una calificación de 10 sobre 10.

Comida grasa (como la pizza)

Los expertos dicen: Primero raspa la zona con un cuchillo y luego coloca papel de cocina sobre la mancha. Calienta el papel con una plancha para absorber la grasa. Aplica una mezcla de vinagre blanco, jabón y agua tibia. Luego enjuaga la zona.

¿Funciona? Totalmente. Le damos una calificación de 10 sobre 10.

Vino, café y la mayoría de comidas

Los expertos dicen: Seca la mancha y luego límpiala con agua mineral con gas. Si es necesario, cepilla la zona con agua y jabón. Luego aclárala.

¿Funciona? Mejor de lo que creímos. Le damos una calificación de 8 sobre 10.

Pintura de uñas

Para este intento usamos el consejo de la página web Into the Gloss.

Los expertos dicen: Coloca en un paño quitaesmalte de color claro y aplícalo sobre la mancha.

¿Funciona? Sí, pero no lo suficiente. Si bien había mucha pintura de uñas en la alfombra, al terminar aún se notaba mucho. Le damos la calificación de 3 sobre 10.

Caca de perro

Los expertos dicen: Límpialo lo máximo posible y luego échale agua mineral con gas. Si es necesario cepilla la zona con agua y jabón. Luego enjuaga.

¿Funciona? Más o menos. La mancha disminuye pero no lo suficiente como considerar que la zona está limpia. Sin embargo, hemos dejado las heces en el mismo lugar durante 24 horas, algo que no suele ser muy común. Le damos la calificación de 6 sobre 10.

Maquillaje

Utilizamos los consejos de eHow.

Los expertos dicen: Humedece la alfombra con agua y jabón, frota y sécala. Si las manchas persisten, utiliza un producto de limpieza en seco.

¿Funciona? El producto de limpieza en seco puede resultar difícil de encontrar, así que puedes utilizar desmaquillante. A pesar que ha funcionado bien, no podemos comprobar que las fibras de la alfombra no hayan sido dañadas. Le damos la calificación de 10 sobre 10.

Chicle

Los expertos dicen: Coloca hielo en una toalla y ponlo sobre el chicle. Luego ráspalo para retirarlo.

¿Funciona? Bastante bien, considerando que el chicle estaba realmente pegado en la alfombra. La mancha logró limpiarse aunque no desapareció. Le damos una calificación de 7 sobre 10.