NOTICIAS
29/07/2015 09:17 CEST | Actualizado 29/07/2015 09:19 CEST

Bonig, la Thatcher de la Vall d'Uixó

EFE

La nueva presidenta interina del PP valenciano y también nueva portavoz del grupo en Les Corts, Isabel Bonig, ha rubricado esta semana una trayectoria meteórica iniciada cuando en 2011 pasó de ser la alcaldesa de un municipio del interior de Castellón a consellera y, tres años después, 'número dos' del partido.

Abogada, nacida en Castellón hace 45 años y conocida como "la Thatcher de la Vall d'Uixó", de la que fue alcaldesa durante cuatro años, Isabel Plácida Bonig Trigueros ha tomado este martes el testigo de Alberto Fabra al frente tanto del partido, hasta el congreso del PPCV de comienzos de 2016, como del grupo parlamentario popular.

De fuerte carácter y conocida por su combatividad en el debate político, Bonig comenzó su andadura política como asesora de Presidencia de la Generalitat en 2003 y de Cultura desde 2004 a 2007.

Ese año dio el salto a la política municipal como candidata del PP a la Alcaldía de la Vall d'Uixó en unas elecciones que ganó por mayoría absoluta, que repitió en 2011.

EL ASCENSO CON CAMPS

Pero recién estrenado ese nuevo triunfo, Francisco Camps la eligió como una de las caras nuevas de su Consell, concretamente como titular de la Conselleria de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente.

Bonig ya había empezado a destacar en el seno del partido al ser una de las coordinadoras de la Ejecutiva de Camps, pero el espaldarazo como consellera la aupó como firme promesa dentro del Gobierno valenciano y del PPCV, visto el protagonismo que se le quiso dar entonces al bagaje municipal de algunos "nuevos fichajes", como José Císcar (alcalde de Teulada) y María José Català (regidora de Torrent).

La inmediata dimisión de Camps por su procesamiento en la "causa de los trajes" del caso Gürtel y la llegada de Alberto Fabra, de cuyo juramento como president de la Generalitat se cumplen justo hoy cuatro años, no afectaron a su trayectoria ejecutiva y política, adquiriendo cada vez más protagonismo tanto en el Consell como en el grupo parlamentario en Les Corts.

Así, desde julio de 2012 hasta junio de 2014 fue la secretaria general del PP de Castellón y ese mes fue designada para tomar el testigo de Serafín Castellano al frente de la Secretaría General del PPCV, aunque con el cargo de coordinadora general por una cuestión procedimental de los estatutos del partido.

En octubre del año pasado, y mientras seguía ostentando el cargo de consellera, Fabra la eligió también como directora de campaña para las elecciones de mayo de 2015.

LA DEBACLE DEL 24-M

Tras la debacle autonómica y municipal del 24-M y el anuncio de Fabra de renunciar a optar a la reelección como presidente del partido en el próximo congreso ordinario del PPCV, que tendrá lugar en los primeros meses de 2016, Bonig fue designada portavoz adjunta del grupo popular en Les Corts, ya en la oposición.

Sin embargo, el deseo -finalmente cumplido la semana pasada- de Fabra de marcharse al Senado como senador territorial despertó las "quinielas" sobre su sucesor o sucesora tanto al frente del partido -hasta el congreso de 2016- como en la portavocía del grupo parlamentario, para las cuales sonaron con fuerza tanto Bonig como María José Català.

Finalmente ha sido la castellonense quien tendrá la labor de unificar el discurso político y parlamentario del PP ante las próximas elecciones generales, bajo la lupa de Génova y con el objetivo de recuperar la confianza de voto perdida en las últimas elecciones, tanto en las europeas de 2014 como las municipales y autonómicas del pasado mayo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...


ESPACIO ECO