TENDENCIAS
30/07/2015 09:40 CEST | Actualizado 30/07/2015 09:40 CEST

Entrevista con el oso Ted: "Estaré realmente cabreado si no conseguimos un Oscar"

TED2

La vida de Ted cambió el 12 de agosto de 2012. Ese día se estrenó su película homónima en 3.239 cines de Estados Unidos y ese día comenzó su carrera hacia la fama. A partir de entonces ya no habría vuelta atrás. La tranquila y apacible vida anónima que había llevado hasta el momento tocaba a su fin, porque la película convirtió a Ted en el oso de peluche más famoso de la gran pantalla (lo sentimos, Paddington, pero tu película recaudó 239 millones de euros en todo el mundo y la de Ted 463).

Ahora Ted vuelve dispuesto a repetir el éxito de hace tres años. Este viernes 31 de julio se estrena Ted 2, la secuela de la cinta que coprotagoniza de nuevo con Mark Wahlberg y en la que asegura han puesto toda la carne en el asador. Y con toda la carne en el asador se refiere a que la película tiene "más risas, más palabrotas, más acción y más obscenidades" que la anterior. La tarea no era fácil, ¿o hace falta recordar la famosa escena del cortejo en el supermercado?

En Ted 2, el oso y su mujer Tami-Lynn (Jessica Barth) quieren tener un hijo. Para ello pide a su amigo John Bennett (Mark Wahlberg) que se ofrezca como donante de esperma. El problema surge cuando un Tribunal de Justicia le exige que demuestre que es una persona y no un peluche.

La preparación de estas escenas legales, su visión sobre la justicia norteamericana, su opinión sobre el matrimonio y cómo ha cambiado su vida desde 2012 son algunos de los temas que Ted trata en esta entrevista con El Huffington Post. El oso confiesa además cómo logró la industria del cine que volviese a la gran pantalla y habla sobre su visita a Nueva York.

¿Cómo ha cambiado tu vida desde el éxito de tu primera película, Ted?

No creo que la fama me haya cambiado en absoluto. Sigo bebiendo cerveza Bud Light, aunque ahora me la sirvo en un cáliz de oro diseñado por Phun-Li, mi ladyboy tailandesa personal. Pero básicamente soy una persona normal como todo el mundo... Mi mantra siempre ha sido que hay que mantenerse humilde. ¿Tienes algo de hierba? Es otro de mis famosos mantras.

¿Qué fue necesario para tenerte de vuelta en la secuela, Ted 2?

¿Me estás llamando Ted 2? ¡Ah, no! Te estás refiriendo a la película del mismo nombre. Ya lo pillo. Era un poco lioso. Bueno, honestamente, tuve una gran oferta. No es que yo quiera el dinero... Lo que pasa es que quería sentir un compromiso con el proyecto desde el punto de vista económico, si eso tiene sentido. ¿No lo tiene? Maldita sea...

¿Cómo ha sido el trabajo de equipo con Mark Wahlberg y Jessica Barth?

Bueno, teniendo en cuenta que ellos son los únicos actores con los que he trabajado profesionalmente, (sin tener en cuenta a Jean Claude Van Damme), fue pura diversión. He acogido a Mark bajo mis alas, pobre chico. Él necesitaba al director porque su carrera ha ido un poco... regular... últimamente. Lo primero que le dije es que tenían que volver a reunirse Marky Mark and the Funky Bunch y hacer una gira. En este punto de su carrera, necesita recordar a la gente de dónde viene y darle a su público las buenas vibraciones por las que han estado muriéndose.

Después de haber estado casado en la película, ¿qué es lo que piensas sobre el matrimonio?

Estoy totalmente de acuerdo con él. Por supuesto que hay gente que lo llama institución, lo que hace que parezca una prisión sin salida. Pero me gusta la idea de la monogamia. Espero poder pasar el resto de mi vida haciendo el amor con la misma persona, cada noche. Poco después, cada semana, y luego sabes que serás afortunado si lo haces una vez al año por tu cumpleaños. Pero es romántico, ¿no? Aunque primero tengo que encontrar la perfecta señora Ted en unos 20 años más o menos.

La regla de oro para una secuela de éxito es cuanto más grande, mejor. ¿Crees que este dicho?

Diría que esta regla se aplica a más cosas que a las secuelas, ¿sabes? Pero, lo creo absolutamente. Y es totalmente cierto en Ted 2. Obviamente soy un gran fan de la primera película, pero realmente hemos tirado la casa por la ventana con esta. Este es nuestro La guerra de las galaxias: el imperio contraataca, nuestro Indiana Jones y el templo maldito, nuestro Aliens (El regreso). Hemos conseguido más risas, más palabrotas, más acción, más obscenidades... Para que te hagas a la idea, a Wahlberg lo cubren de semen y pajeamos a Tom Brady. Estaré realmente cabreado si no conseguimos un Oscar.

Una de las mayores sorpresas del primer Ted fue tener a Norah Jones y Fash Gordon (Sam J Jones) en la película, ¿qué puedes decir sobre los cameos de la segunda parte?

Bueno, tú lo has dicho antes: cuanto más, mejor. Eso es por lo que tenemos al gigante de Juego de Tronos. Fue muy divertido en el rodaje pero cada vez que entraba en el camerino, una caravana, se lo cargaba. Nos equivocamos llamando a la leyenda de fútbol americano Tom Brady. Es tan guapo que había un montón de gente en el set, hombres y mujeres, suspirando cada vez que pasaban a su lado. Hay muchos más, pero vas a tener que pagar los cinco euros de la entrada. ¿O son ocho y medio? ¡Olvídalo! Espera a que llegue a Netflix.

¿Hay escenas que te hubiese gustado tener en la película pero que se eliminaron?

Sí, mi trío con Susan Sarandon y Julianne Moore. Simplemente no teníamos tiempo en la película para ello, pero he subido la escena a una de mis webs favoritas. Ya sabes...

Tengo entendido que, como tu personaje, eres un gran fan de los karaokes. ¿Cuál es tu as en la manga y qué éxitos te gustan más?

Oh... ¿por dónde empezar? Bueno los éxitos podrían ser Call Me Maybe de Carly Rae Jepsen o Let it go de Frozen. Siento debilidad por los dibujos. Y mi as en la manga debería ser I Would Do Anything For Love de Meatloaf. Me encanta gritar "Sexo, drogas y rock and roll" cmo si estuviese en el escenario en un concierto de rock.

Has visitado Nueva York en la nueva película. ¿Qué te pareció?

Bueno, dejando a un lado el hecho de que soy fan de los Red Sox de Boston y la ciudad están llena de fan de los Yankees, podría decir que realmente me gustó. Es una ciudad donde ser grosero y maleducado es casi una norma. Encajé realmente bien.

¿Habías pensado alguna vez en los derechos civiles antes de haberte visto involucrado en tu propio caso?

Por supuesto, soy americano. Aprendemos sobre nuestro pasado racista antes de ser suficientemente mayores para decir n-bomb [sustancia alucinógena]. Que, por cierto, yo solo uso en el sentido irónico o cuando canto hip-hop. En definitiva, sí sabía de los derechos civiles. Voté a Barack Obama. Vi Doce años de esclavitud. Escucho Public Enemy. Tengo mi sentimiento de culpa blanco.

¿Tuviste que trabajar mucho para preparar las escenas del juzgado?

Soy de la opinión que no hay nada en el sistema de justicia americano que no puedas aprender viendo Ley y Orden. No sé por qué los estudiantes se molestan yendo a la facultad de Derecho, cuando puedes tenerlo todo viendo solo 60 minutos de televisión y todavía tienes tiempo para fumarte una pipa y tomarte una cerveza. Bueno, Ley y Orden y también Judge Judy.

En la nueva película visitas la Comic Con. ¿Has cambiando en algo? ¿Tienes algún secreto o placer nerd que confesar?

Aunque algunos tipos de Dragones & Mazmorras me hicieron un recibimiento un poco intenso. Un poco de aire fresco no le viene mal a nadie. Puede que incluso conocer a una mujer cuando estás ahí, sabes, una chica cuyo nombre no es Princesa She-Ra. Pero las chicas cosplay, ellas son mis favoritas —particularmente alguna que viste como un Ewok, especialmente la princesa Latara—. Pensar en ella me permitió pasar algunas noches de soledad como si fuese un adolescente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

SOMOS LO QUE HACEMOS