TENDENCIAS
15/08/2015 21:41 CEST | Actualizado 17/08/2015 15:51 CEST

'Share: la biblioteca de las cosas' donde nada se vende y todo se comparte

SHARE

Tener una tienda y no vender lo que está en sus escaparates parece una locura. En realidad lo es... pero es una locura muy positiva si lo que buscas es crear una comunidad donde sus habitantes se sientan cada vez más conectados los unos con otros. ¿Suena un poco utópico, verdad? Pues un grupo de jóvenes ingleses ya ha creado una tienda así y se llama Share: a library of things (Share: una librería de cosas).

"El proceso de intercambio sirve para conectar a la comunidad y aumentar la confianza entre sus miembros. Esto nos parece muy importante en la sociedad moderna", ha asegurado Maija Powel, gerente de proyecto de Share, por correo electrónico al El Huffington Post.

Share está ubicada en la comunidad de Frome, Inglaterra, y ha sido inaugurada en mayo de 2015. Es una tienda donde las personas pueden tomar prestados objetos que deben ser devueltos a los siete días, previo pago (muy significativo) de una o cuatro libras esterlinas (1,5 o 5,7 euros). Además, pueden compartir sus conocimientos y habilidades si así lo desean.

"Nuestro propósito es hacer que las personas gasten menos, creen menos desperdicios y se conecten más los unos con los otros", se puede leer en la descripción de su página oficial.

Sigue leyendo después de la imagen

Los miembros de Share posan delante de la librería.

La concepción de la idea e implementación del local les ha tomado solo dos meses a Charley Murrell y Maija Powell (gerentes de proyecto) que trabajan, hombro a hombro, con Johannes Moeller (fundador y Director de la ONG Edventure: Frome) y Anna Francis (Oficial de energía y reciclaje).

"El proyecto fue un reto creado por Edventure:Frome en colaboración con Frome Town Council (consejo del ayuntamiento) como parte de un programa especializado que busca fomentar el espíritu empresarial en la comunidad. A través de la autogestión trata que los participantes aprendan haciendo", ha comentado Powell.

FORMAR PARTE DE SHARE: FÁCIL Y RÁPIDO

Actualmente, Share tiene 15 voluntarios trabajando en la tienda. Algunos atienden directamente a los clientes, mientras que otros se dedican a arreglar los objetos donados y participan de los talleres organizados en este espacio comunitario.

"En nuestros primeros tres meses hemos tenido más de 150 nuevos miembros que se han registrado y han comenzado a pedir prestado. Es increíble lo receptivo que ha sido Frome frente a esta nueva idea. La comunidad se ha unido voluntariamente para sacar adelante este espacio. Nos han ayudado a montar la tienda y han acudido a las sesiones de pintura y de intercambio de habilidades", ha dicho Maija Powell.

Para mantener la tienda abierta el equipo de Share propone a las personas colaborar con ellos de tres formas: dinero, objetos o tiempo (como voluntarios).

Los objetos que los miembros de Share necesitan se encuentran en una lista de deseos (como ellos lo han llamado) en su página web. Esta es actualizada constantemente.