INTERNACIONAL
21/08/2015 19:26 CEST | Actualizado 21/08/2015 19:28 CEST

Malala se gradúa en secundaria con notas excelentes

REUTERS

A pesar de ganar el Nobel de la Paz y de ser invitada de honor de Gobiernos y universidades del mundo entero, Malala Yousafzai no deja de ser una jovencita que, por encima de todos sus compromisos, tiene uno: sus deberes y sus estudios.

La dedicación de esta especial alumna paquistaní ha dado sus frutos. Es valiente y lista. Según ha publicado su padre Ziauddin Yousafzai en su cuenta de Twitter, Malala -que ya ha cumplido los 18 años-, ha logrado unas notazas: seis A * y cuatro A como calificaciones finales del Certificado General de Educación Secundaria (GCSE). El equivalente español sería, aproximadamente, de sobresaliente. Incluso ha sacado estas buenas notas en inglés y literatura inglesa, cuando éste no es su idioma materno.

Malala ha reducido cientos de compromisos y de entrevistas para poder estudiar en su escuela de Birmingham.

La familia ha fijado su residencia en la ciudad desde que la chica tenía 15 años de edad, cuando tuvo que ser atendida en el Hospital Queen Elizabeth. Allí llegó desde su país tras recibir un disparo en la cabeza en su autobús escolar, un ataque perpetrado por talibanes que intentaban que las niñas no recibieran educación y castigaban a Malala por su activismo y el de su padre en favor de las alumnas.

Malala ha decidido seguir estudios de historia, geografía y religión.

Y ADEMÁS...

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST