POLÍTICA
25/08/2015 12:48 CEST | Actualizado 26/08/2015 07:34 CEST

La presidenta de VOX Cuenca, hospitalizada tras recibir una paliza al grito de "fascista"

FACEBOOK: INMA SEQUÍ

La presidenta de VOX Cuenca, Inma Sequí, de 18 años, ha recibido una este martes paliza en la puerta de su domicilio por parte de tres personas al grito de "fascista", según ha informado VOX en un comunicado.

La presidenta de VOX Cuenca, que fue la candidata más joven de VOX en España en las pasadas elecciones municipales, ha sido ya dada de alta, según han confirmado a Efe fuentes del Servicio de Salud de Castilla-la Mancha.

Miembros de la directiva del partido y el presidente, Santiago Abascal se están desplazando "de urgencia" hasta el lugar de los hechos.

Desde VOX muestran su apoyo a la familia de la presidenta provincial, así como al personal sanitario y fuerzas de seguridad del Estado involucradas en el caso en este momento. El presidente nacional de VOX, Santiago Abascal, ha asegurado que la joven está "magullada y dolorida pero con el ánimo intacto" y ha lamentado la agresión, "intolerable en un país democrático en el que por desgracia algunos siguen atizando el odio entre españoles".

A raíz de la citada denuncia, la Policía Nacional ha abierto una investigación para identificar a los causantes de la agresión a la joven política.

CONDENAS GENERALIZADAS

Las muestras de condena a la agresión han llegado de todo el espectro político e institucional de Cuenca y también del ámbito regional y nacional, especialmente a través de redes sociales como Twitter.

El Partido Popular de Cuenca ha condenado "rotundamente" estos actos de violencia y ha mostrado su apoyo a Sequí, mientras que el PSOE de la provincia ha trasladado su "más absoluta repulsa" por la agresión, y ha deseado a Sequí una pronta recuperación.

Desde otras formaciones, como Podemos, también han condenado el ataque, así como la Diputación de Cuenca, que ha afirmado que es "una brutal agresión intolerable en democracia".

También el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, ha expresado su "más enérgica repulsa", mientras que el vicepresidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, el conquense José Luis Martínez Guijarro, ha mostrado su apoyo a Sequí y su condena "a cualquier agresión por cuestión de ideología".