POLÍTICA
28/08/2015 12:45 CEST | Actualizado 28/08/2015 14:16 CEST

Rull (CDC) denuncia un "espectáculo mediático" para "'interferir" en campaña

EFE

Y llegó la reacción de Convergència. Su coordinador general y número dos de CDC, Josep Rull, ha denunciado este viernes el "espectáculo mediático" que, a su juicio, suponen los registros en la fundación CatDem. También ha lamentado que la Fiscalía haya querido "entrar en campaña antes de hora" para "interferir" en la política catalana, cuando la convocatoria electoral del 27-S está ya acercándose en el calendario.

El dirigente convergente ha detallado que de 2007 a 2009 las aportaciones que recibió la fundación del partido, CatDem, por parte de Teyco sumaron 150.000 euros (1,7% del conjunto de las donaciones), mientras que recibieron de Bluegreen un total de 207.000 euros entre 2012 y 2014 (el 2,4% del total). Con esto quería explicar que sus cuentas son claras, dice.

Rull ha asegurado que están "comprometidos con la justicia y la transparencia" pero ha denunciado que la actuación ha sido conocida antes por los medios de comunicación que por la propia parte afectada, por lo que, a su juicio, "el objetivo es buscar un espectáculo mediático antes de unas elecciones trascendentes" como las catalanas del mes que viene.

"Alguien ha querido entrar en campaña antes de hora. Sabemos desde el 9-N cómo actúa la Fiscalía. La espectacularidad (de los registros) deja claro el objetivo", ha denunciado Rull.

LA GENERALITAT: UNA "MANIOBRA" PARA "HACER DAÑO"

El conseller de Presidencia de la Generalitat, Francesc Homs, ha atribuido el registro policial a una maniobra de "los poderes del Estado" para hacer daño a CDC a pocos días de la campaña de las elecciones catalanas.

"Es un acto de campaña electoral con voluntad de hacer daño. Nada tiene que ver con la voluntad de hacer justicia. Es para hacer daño y montar un espectáculo televisivo. No son las formas de un Estado democrático y de derecho", ha lamentado en el Parlament durante una rueda de prensa para presentar los actos institucionales de la Diada.

Ha asegurado que desde el Estado se avisó a varias televisiones el jueves por la noche de que se iba a hacer el registro, lo que demuestra que la voluntad no es hacer justicia, sino perjudicar a CDC, porque la del 27S es "una de las campañas electorales más importantes de la historia de Catalunya".

"QUE NO BUSQUEN CULPABLES"

Desde el Gobierno central, y dadas las críticas vertidas sobre la investigación, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría ha reclamado "que se respeten las decisiones judiciales". "Es una actuación judicializada, así que les pediría a los de CDC que no busquen culpables fuera de sus filas. Como están ahí las hemerotecas, las actuaciones sobre corrupción no entienden de partidos ni de fechas electorales. Que no busquen culpables", ha señalado.

SUS SOCIOS LES PIDEN TRANSPARENCIA

El cabeza de lista de Junts pel Sí, Raül Romeva, ha pedido "transparencia" y "clarificar" el caso de Torredembarra, ya que afecta a su socio en la coalición, CDC, con quien se ha armado la lista soberanista del 27-S.

Romeva ha avisado de que la lucha contra la corrupción tiene que ser "impecable" y sin lugar a "matices" en función de la formación política que resulte involucrada.

El secretario de Organización del PSOE, César Luena, ha señalado directamente al presidente y ha dicho que siempre ha pensado que "detrás de toda la trama corrupta liderada por Pujol seguramente había un conocimiento de Artur Mas".

"En todo caso", ha añadido desde Logroño, "no parece muy adecuado" que Mas pueda "erigirse en luchador contra la corrupción", tal y como aparece en el argumentario de la candidatura de Junts Pel Sí, cuando es "el sucesor del mayor supuesto corrupto de la historia de Cataluña, Jordi Pujol".

Por el PP, su candidato regional, Xavier Garcia Albiol, ha exigido a Mas que dé explicaciones en la Diputación Permanente del Parlament sobre los registros en la fundación CatDem y la sede de CDC y, de no hacerlo voluntariamente, solicitará su comparecencia con el apoyo de PSC y Ciudadanos.

Albiol ha mostrado su "respeto" y "prudencia" ante la operación, lo que "no exime de que Mas tiene que salir de manera inmediata a dar explicaciones sobre lo que está sucediendo", y ha advertido de que la lista independentista Junts pel Sí demuestra que está "contaminada".

Por su parte, la candidata de Ciudadanos a la Generalitat, Inés Arrimadas, ha asegurado que la "deriva independentista" del presidente catalán y líder de CDC, Artur Mas, tiene por objetivo que "no se hable" de casos de presunta corrupción que afectan a los soberanistas, como el vinculado a la CatDem.

Y el candidato de Catalunya Sí que Es Pot, Lluís Rabell, ha pedido "prudencia" antes de valorar el registro, pero ha recordado que el partido que lidera Mas se ha visto salpicado en más de una ocasión por casos de corrupción.

"Más allá de los hechos concretos de hoy hay que recordar que hay partidos que tienen un ránking elevado de hechos de corrupción", ha apuntado durante la presentación del programa electoral.

Y ADEMÁS...