POLÍTICA
04/09/2015 21:39 CEST | Actualizado 04/09/2015 22:04 CEST

"La conmoción debe convertirse en acción"

AFP PHOTO / ROBERT MICHAEL

Los ciudadanos de Europa están conmovidos. La guerra de Siria ha desembocado en una de las mayores crisis de refugiados de toda la historia y en las últimas semanas se han producido varios movimientos migratorios hacia las fronteras del continente que han descolocado a los Gobiernos de los países europeos. Según datos de ACNUR, la agencia de la ONU para refugiados, en el último semestre se han producido 6.000 peticiones de asilo sólo en España. La última manifestación de esta tragedia ha sido la foto de Aylan, el pequeño ahogado en una playa de Turquía, que ha sido portada en los medios de comunicación de todo el mundo.

Mientras el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y otros líderes europeos debaten sobre este tema, ONGs, plataformas independientes y muchos particulares españoles se han volcado para ayudar a todas estas personas que huyen del horror de la guerra.

"LA CONMOCIÓN DEBE CONVERTIRSE EN ACCIÓN"

“La conmoción debe convertirse en acción”, señala Diana Valcárcel, portavoz de UNICEF, a El Huffington Post. Las últimas semanas, la organización está recibiendo muchas más llamadas de lo normal de ciudadanos que quieren ofrecer su ayuda. “También nos está sorprendiendo toda la interacción en las redes sociales, pero no debe quedarse sólo ahí”, cuenta. Según ella, lo positivo de todo esto es la presión que están ejerciendo los ciudadanos europeos sobre los Gobiernos centrales para que “se pongan en acción”. “Lo doloroso es que haya tenido que aparecer una foto como la del pequeño Aylen para que salten las alarmas”, expresa la joven mientras recuerda que la guerra en Siria comenzó hace cuatro años y que “se puede perder toda una generación de niños sirios en esta tragedia”.

UNICEF es una de las grandes organizaciones que se está movilizando para contribuir en esta tragedia, pero no es la única. Desde Cruz Roja aún no pueden decir cifras exactas de las donaciones recibidas, pero también han percibido un incremento notable. “Las llamadas son muchas a raíz de la difusión que está teniendo la tragedia. La ciudadanía tiene mucho poder, pero es el Estado el que toma las grandes decisiones”, explica uno de sus portavoces. Otras organizaciones que trabajan sobre el terreno son: Medicos Sin Fronteras, MOAS (Estación de ayuda al migrante por mar), Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas, Rescate y Save The Children.

(Sigue leyendo después del cuadro...)

PLATAFORMAS CIUDADANAS Y PARTICULARES

Al margen de las ONGs y de las instituciones, miles de particulares han querido colaborar para acabar con este drama. En Asturias, se ha creado una red de familias de acogida a refugiados a través de Facebook. Una de esas familias son Carolina Teijeiro y su pareja, de Mieres, que han ofrecido una habitación para acoger a una de estas personas y están a la espera de noticias. “¿Razones? Las razones que nos han llevado a ello son muchas. Lo que me extraña es que haya gente que no tenga razones para ayudar”, explica Teijeiro, que conoce a más gente que ha ofrecido sitio en su casa. “Es una manera de colaborar, lo que nos gustaría tener a nosotros si estuviésemos en la misma situación”, dice. “La gente no se da cuenta: no vienen a Europa por gusto, están huyendo de una guerra. Y son familias enteras”, añade.

La asturiana anima a todo el mundo a colaborar con este tipo de iniciativas: “No tiene que ser ofrecer tu casa, puede ser comida o una pequeña donación. Incluso si no tienes nada, simplemente hay que mostrar apoyo. No hay que tener miedo, no hay que creerse a los que nos meten miedo”. Recuerda que hace años “los españoles se quejaban de que venían los inmigrantes a quitarnos el trabajo. Hoy por hoy, ¿quién no conoce a alguien que haya emigrado en busca de trabajo?”. Es autónoma y tiene dos empleos. Su marido es soldador y “trabaja de manera puntual”, pero esto no les ha frenado a la hora de poner su granito de arena.

La Caravana Solidaria de Ayuda Básica a Budapest es otra de estas iniciativas ciudadanas. Ha sido creada por Natalia, residente en Madrid. “La idea ha sido algo tan sencillo como que tengo una furgoneta y estoy cansada de ver imágenes tristes”, explica. Su hija y ella pensaron en ayudar llevando en esa furgoneta materiales de ayuda básicos a los refugiados en Budapest y se lo comentaron a sus conocidos. “Es alucinante la cantidad de gente que se ha ido uniendo. Están llegando paquetes de Barcelona, Mallorca y varios sitios de España. También se nos han unido algunos coches”, cuenta emocionada. “España es un país solidario, pero aunque no lo fuese yo me iría sola con mi hija a ayudar a esa gente perdida en la burocracia europea”, concluye. Está previsto que la caravana salga la segunda quincena de septiembre pero siguen a la espera de que se unan más personas.

(Sigue leyendo después del cuadro...)

INSTITUCIONES ESPECIALIZADAS

Existen también instituciones especializadas en el caso de los refugiados. Rosa Otero, responsable adjunta del Departamento de Información Pública de ACNUR confirma que están recibiendo muchas donaciones: “Se ha notado una ola de solidaridad muy grande. Hay muchos emails y llamadas de personas preguntando qué pueden hacer. El problema es que la obligación legal de ayuda a los refugiados es del Gobierno central y creemos que estas ayudas ciudadanas deben estar coordinadas y canalizadas por el Gobierno”, señala. Ante este problema, este viernes por la mañana se ha creado una comisión interministerial presidida por la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría que trabajará para coordinar este tipo de ayudas.

Otras instituciones especializadas son la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y ACCEM, especializada en migrantes y refugiados en situación de exclusión.

(Sigue leyendo después del cuadro...)

RED DE CIUDADES DE ACOGIDA

Los Ayuntamientos de Barcelona y Madrid han liderado una red de ciudades españolas de acogida a refugiados y en los próximos días propondrán recursos y medidas para afrontar solidariamente esta situación. Más tarde se han unido otras ciudades como Valencia, Málaga, Zaragoza o A Coruña. Este plan integral ha tenido una gran difusión y cientos de familias se han ofrecido a colaborar.

OTRAS INICIATIVAS EUROPEAS

Como España, el resto de países de Europa han querido contribuir. Independientemente de las iniciativas de cada país, se han creado varias a nivel europeo, como el convoy ciudadano organizado en Facebook para llevar a los refugiados de Hungría a Austria. (Para colaborar pincha aquí.)

En la compañía de comercio electrónico AMAZON, se ha creado una ‘lista de deseos’ para que los usuarios compren productos básicos que se enviarán el 17 de septiembre al campamento de refugiados de la ciudad de Calais, donde varias personas esperan desde hace semanas para entrar en Reino Unido. (Para acceder a ella pincha aquí.)

NO VIENE DE AHORA

La guerra en Siria comenzó hace cuatro años y el pequeño Aylan no es, ni mucho menos, el único niño que no podrá disfrutar de una infancia, una adolescencia y una madurez. Los ciudadanos de todo el mundo deben recordar que muere gente cada día intentando cruzar fronteras y que esas personas no están luchando en la guerra, están luchando por sobrevivir.

TE PUEDE INTERESAR...