INTERNACIONAL
10/09/2015 10:43 CEST | Actualizado 11/09/2015 09:47 CEST

Hungría detiene a un récord de 3.321 inmigrantes por tratar de cruzar la frontera

EFE

La Policía de Hungría ha capturado este miércoles a 3.321 inmigrantes por intentar cruzar su frontera, la mayor cifra registrada en lo que va de 2015, después de que el pasado jueves las fuerzas de seguridad interceptaran a 3.313 personas.

Según datos publicados por la policía húngara en su página web oficial, las nuevas llegadas de personas elevan a unos 22.000 los inmigrantes y refugiados que han intentado llegar hasta la Unión Europea a través de Serbia sólo este mes.

No es el único récord alcanzado en las últimas horas. Unos 3.700 inmigrantes han entrado este jueves en Austria tras cruzar la frontera desde Hungría, uno de los mayores incrementos del flujo de inmigración diario registrado en las últimas fechas, según ha informado un portavoz policial.

La oleada de refugiados no se reducirá en las próximas semanas, según previsiones de ACNUR. La agencia de la ONU para los refugiados ha recordado que hay unos 30.000 inmigrantes en Grecia que pretenden llegar a Europa y que alrededor de 3.000 personas llegan cada día a Macedonia, país que luego abandonan en dirección a Serbia y Hungría.

"ACNUR espera que la tendencia en las llegadas a Grecia continúe por lo menos hasta octubre, cuando la navegación en el mar Egeo se vuelve extremadamente difícil", señalan los expertos de la ONU. Una veintena de ONGs han solicitado al Gobierno húngaro que deje de criminalizar a los recién llegados.

MANIOBRAS MILITARES, PENAS DE CÁRCEL Y UNA VALLA

El Ejército húngaro ha iniciado maniobras para estar preparado para un posible despliegue para defender la frontera e intentar evitar la entrada de refugiados, ha informado el Estado Mayor, agregando que en algunas partes del país habrá "movimiento de dispositivos técnicos", es decir, desplazamiento de vehículos militares, aunque no ha dado detalles.

Un abogado de la policía ha revelado a Reuters que los oficiales fronterizos están tan sobrecargados de trabajo que las autoridades están considerando implementar un cuerpo de élite antiterrorista para reforzar la frontera.

El Gobierno húngaro presentó hace dos semanas un proyecto de ley que prevé la movilización del Ejército para apoyar en la defensa de la frontera. Esta legislación debe ser aún aprobada por el Parlamento, aunque se espera que salga adelante sin problemas gracias a la amplia mayoría del conservador Fidesz, el partido del Gobierno, que cuenta con el apoyo del ultraderechista Jobbik.

"Enviaremos 3.000 o 4.000 soldados a la frontera, incluyendo reservistas", ha adelantado el nuevo ministro de Defensa, que asumió este miércoles su cargo tras la dimisión de su antecesor por los retrasos en la construcción de una segunda valla fronteriza tras la alambrada de 175 kilómetros colocada en la frontera con Serbia.

Se espera que el día 15 entre en vigor una legislación que prevé penas de cárcel para quien llegue ilegalmente al país.

En lo que va de año, unas 170.000 personas, la mayoría refugiados de zonas en conflicto en Oriente Medio, han entrado en Hungría. La inmensa mayoría desea cruzar cuanto ante el país y seguir camino hacia Austria y luego Alemania, el destino final deseado para casi todos.

Las malas condiciones de acogida, las largas esperas antes de poder seguir camino y el miedo a que ser identificado en Hungría dificulte ese viaje, ha provocado intentos de fuga del centro de reunión de refugiados para dirigirse directamente a Budapest y desde allí a Austria, en tren o a pie.

Photo gallery Refugiados See Gallery

APRENDE A USAR TU DINERO