POLÍTICA
13/09/2015 19:17 CEST | Actualizado 13/09/2015 20:41 CEST

La Policía detiene a un conductor que circulaba a 184 kilómetros por hora gracias a un video colgado en Internet

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Málaga a un conductor que sobrepasó el límite de velocidad en más de 100 kilómetros por hora, y lo ha hecho gracias a un vídeo que uno de los acompañantes colgó en Internet. Además, sancionó a uno de los ocupantes del vehículo porque no llevaba puesto el cinturón de seguridad.

Las imágenes que permitieron la detención habían sido publicadas en Youtube, donde se apreciaba a cuatro personas en un coche que circulaba por una vía interurbana a 184 kilómetros por hora, poniendo en peligro la seguridad vial.

Los agentes pudieron identificar en el vídeo tanto a sus ocupantes como el tramo por el que transitaban, una carretera malagueña cuya velocidad está limitada a 80, ha explicado la Policía en un comunicado.

La investigación comenzó el pasado 31 de agosto cuando los agentes del Grupo de Redes II de la Brigada Central de Investigación Tecnológica detectaron un vídeo de 24 segundos que había sido publicado en una conocida red social y en el que se podía apreciar cómo un grupo de cuatro personas circulaban de noche y a bordo de un vehículo a 184 km/h, según marcaba el velocímetro del propio coche.

Los investigadores realizaron un análisis más minucioso de las imágenes y localizaron el tramo de carretera en el que se produjo la grabación: la autovía A-7 de Málaga en dirección a la localidad de Rincón de la Victoria.

Los agentes constataron cómo en dicho trayecto la velocidad está limitada a 80 km/h, por lo que el conductor del vídeo circulaba 104 kilómetros por hora por encima de la máxima permitida, lo que supone la comisión de un delito contra la seguridad vial.

Las imágenes, además, posibilitaron la identificación de las cuatro personas que aparecían en el vídeo, incluida una de ellas que circulaba sin el cinturón de seguridad abrochado y que, tras su localización, también fue sancionado por este motivo. Al parecer, la escena había sido grabada y colgada en su perfil por uno de los identificados, quien también resultó ser el propietario del coche.

La operación ha sido realizada por agentes del Grupo de Redes II de la Brigada Central de Investigación Tecnológica (Comisaría General de Policía Judicial), con la colaboración del Grupo de Delitos Tecnológicos de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Málaga.

ESPECIAL PUBLICIDAD