INTERNACIONAL
14/09/2015 17:18 CEST | Actualizado 14/09/2015 22:08 CEST

Crisis de refugiados: todo lo que tienes que saber por países (MAPA)

Los ministros de Interior de la UE no han logrado un acuerdo sobre el reparto de 120.000 refugiados llegados a Hungría, Grecia e Italia, por lo que solo se publicará una declaración de la presidencia de turno luxemburguesa y se retrasará la decisión al 8 de octubre, según han informado fuentes europeas. Previamente a que se supiera esta falta de acuerdo, Alemania y Francia habían anunciado que los ministros europeos de Interior de los Veintiocho países miembros han sentado las bases de un acuerdo político para repartir en la Unión Europea (UE) a 160.000 refugiados en dos años sin cuotas obligatorias. El acuerdo incluye las dos medidas propuestas por Bruselas desde mayo para distribuir a 40.000 y a 120.000 personas.

Paralelamente a estas gestiones políticas, algunos países han optado por tomar medidas en sus fronteras para hacer frente a estas crisis. Todo ha comenzado este fin de semana, después de que Alemania instaurara el domingo controles en la frontera con Austria y paralizara la entrada de trenes desde territorio austriaco, una medida respaldada por la Comisión Europea, que ha señalado que es una medida excepcional prevista en el sistema de fronteras Schengen.

Austria ha sido el primer país en seguir los pasos de Alemania y ha anunciado que también va a introducir controles fronterizos más estrictos, además de desplegar al Ejército para ayudar a hacer frente a la llegada masiva de inmigrantes y refugiados, según ha anunciado este lunes en rueda de prensa el vicecanciller, Reinhold Mitterlehner, acompañado del canciller Werner Faymann. "Si Alemania realiza controles fronterizos, Austria debe reforzar los controles fronterizos en vigor", ha defendido Mitterlehner, anunciando que "vamos a hacerlo ahora".

Mientras, en Hungría la policía ha comenzado a impedir la entrada de refugiados a través de su frontera sur con Serbia, donde estaba cerrando el último hueco que quedaba en la valla alambrada que separa ambos países. Según ha comprobado Efe cerca de la localidad de Röszke, la policía ha colocado una barrera humana con unos 25 agentes que cerraban el paso a los refugiados que iban llegando desde el país vecino. Un oficial de la policía magiar, que estaba también en el mismo lugar, ha confirmado que a partir de ahora ya no se permitirá la entrada de ningún refugiado a Hungría.

Por su parte, el Ministerio del Interior de Eslovaquia también ha decidido imponer controles temporales en sus fronteras con Hungría y Austria, que reforzará con 220 agentes más.

LA DECISIÓN DE LOS 28

En lo que respecta a los pasos que se están dando a nivel de política europea, en Bruselas también se han tratado los centros de registro y toma de huellas en Italia y Grecia, que tienen ahora la "necesaria base legal para comenzar a trabajar", según ha señalado el titular luxemburgués de Inmigración, Jean Asselborn. "Ahora que el Consejo está debatiendo una propuesta de reubicación adicional, es muy importante ver que ese primer mecanismo esté establecido y comience a producir efectos", ha recalcado este ministro.

Con todo, el principio de acuerdo que han logrado los Estados miembros sobre los 160.000 refugiados, no aclara cuál será el reparto de las cuotas de acogida por Estados miembros, ni ofrece un calendario para la reubicación, algo que reclamaba Alemania. De Maizière ha precisado que el reparto por países del total de 120.000 se concretará en el Consejo del próximo 8 de octubre, después de que los Veintiocho aprobasen este lunes formalmente la primera medida para el reparto de 40.000 refugiados.

Además, los ministros encargan a la Comisión Europea que avance en los trabajos para establecer una lista común de países de origen "seguros", cuyos nacionales no tendrán en principio derecho a la protección internacional que concede el estatus de refugiado. Dicha lista incluirá a todos los países de los Balcanes, pero no a Turquía, pese a ser un país candidato a la adhesión de la UE.

Así está, a día de hoy, la situación en los países "calientes".