Política

Sánchez: "El alcalde de Tordesillas apoya el Toro de la Vega "en nombre de sus ciudadanos, no del PSOE"

EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha vuelto a señalar que el alcalde socialista de Tordesillas apoya la celebración del Toro de la Vega en "nombre de sus ciudadanos, pero no en nombre del PSOE", como.

Sánchez ya mencionó esta diferencia en el apoyo del alcalde durante la entrevista que mantuvo con Esther Palomera publicada por este diario el pasado viernes, así como a todo lo que ha hecho su partido por los derechos de los animales.

"Tenemos que introducir cierta racionalidad en este debate", ha declarado el dirigente socialista en declaraciones a Radiocable, y ha recordado que el PSOE ha planteado la aprobación de una "ley de lucha contra el maltrato animal" que se incluirá en el próximo programa electoral.

"El PSOE ha sido siempre valiente, con Zapatero se modificó el Código Penal y mi compromiso sigue siendo ese porque hoy no existe una legislación", ha concluido Sánchez.

El líder socialista ha recordado sus declaraciones en contra de la celebración de Tordesillas, pero ha asegurado rechazar "con la misma contundencia las amenazas de muerte al alcalde y el intento de apaleamiento que ha sufrido en Madrid".

AMENAZAS E INTENTO DE AGRESIÓN

El alcalde socialista de Tordesillas, José Antonio González Poncela, ha denunciado que recibe continúas amenazas de muerte a través de las redes sociales, que remite a la Guardia Civil. Las amenazas son "constantes" y se acentúan cuando se va aproximando la celebración del Toro de la Vega, cada 15 de septiembre.

"Es algo que se viene repitiendo desde hace años", ha explicado esta mañana a Efe el regidor, quien hace dos meses cerró su cuenta de Facebook para evitar esta situación, pero que sigue recibiéndolas a través de Twitter.

En uno de esos tuits se puede ver al alcalde de Tordesillas atravesado por una lanza en la cabeza y ensangrentado y un texto que dice: "Me he atravesado la quijotera con una lanza para que veáis que no duele. Exagerados".

En otro se puede leer: "Este año la noticia voy a ser yo. Estoy deseando ir a ese pueblo de grandes y pequeños hijos de la gran puta en Tordesillas. Voy a matar y habrá más sangre que nunca".

El pasado miércoles, González Poncela tuvo que ser escoltado por la Policía para evitar la agresión de un grupo de unas veinte personas que le increparon a la salida de la Casa de Valladolid en Madrid, donde presentó el Congreso Internacional sobre el Toro de la Vega y la Tauromaquia Popular.

"SE SEGUIRÁ CELEBRANDO SIEMPRE QUE EL PUEBLO QUIERA"

Según ha dicho González Poncela, él siempre está "abierto a escuchar a todo el mundo", y ha aclarado que "el Toro de la Vega se seguirá celebrando siempre que el pueblo de Tordesillas quiera y sea legal".

Asimismo ha recordado que "su celebración no depende del Ayuntamiento, sino que la puede solicitar cualquier asociación del municipio, y es la Junta de Castilla y León la que tiene potestad para dar el permiso o denegarlo, lo cual no ha hecho porque cumple la normativa de los Espectáculos Taurinos de la comunidad".

El Toro de la Vega asoma cada septiembre para avivar un debate que oscila entre la defensa de las tradiciones y la abolición de este tipo de festejos, y que en el ámbito político divide a los integrantes de los partidos en una mezcla de sentimiento íntimo, convicción y cálculo electoral.

Esta vez han sido Sánchez y su compañero de partido y González Poncela quienes han protagonizado la discrepancia más sonada. El jueves pasado, el primero afirmó en declaraciones a Onda Cero que se "avergüenza" por el Toro de la Vega; el segundo ha defendido que se trata de una cuestión cultural que debe proteger por encargo de sus vecinos.

Con el compromiso de Sánchez encima de la mesa de legislar para prohibir este festejo en el caso de gobernar en la próxima legislatura, han sido varias las voces de su propio partido en Castilla y León que han considerado que la prohibición no es el camino.