NOTICIAS
15/09/2015 13:16 CEST | Actualizado 15/09/2015 13:16 CEST

La Generalitat indemniza a la mujer que perdió un ojo por un disparo de los Mossos

EFE

La Conselleria de Interior de la Generalitat ha indemnizado con 260.931 euros a Ester Quintana, que perdió un ojo durante la huelga general del 14 de noviembre de 2012, presuntamente por el disparo de una pelota de goma de los Mossos d'Esquadra.

En un acuerdo extrajudicial, firmado el pasado 8 de septiembre, se deja claro que la acusación no renuncia a la acción penal, con lo que el juicio contra los presuntos culpables -un sargento y un escopetero- se celebrará igualmente, pero con la cuestión económica ya cerrada.

En rueda de prensa este martes, la abogada de Quintana, Laia Serra, ha explicado que la indemnización ha llegado tras un acuerdo con la aseguradora de la Conselleria (Segurcaixa), y por él la mujer renuncia a las acciones civiles en el juicio contra los agentes imputados.

La aseguradora ha consignado este lunes en el juzgado los 260.931 euros de responsabilidad civil -que cubre las secuelas físicas y emocionales, las pruebas médicas, peritajes y costes judiciales hasta primera instancia- para que se entreguen a la víctima en el plazo más breve posible.

Quintana ha explicado que se siente contenta porque con esta indemnización "se cierra una puerta", como es la cuestión económica, pero ha añadido que ninguna cantidad podrá pagar lo que considera que le ha hecho la Conselleria de Interior, que siempre ha negado que la pérdida del ojo fuese consecuencia de un disparo policial.

La abogada de Quintana cree que con este pago Interior "reconoce lo que hasta ahora ha ido negando", y señala que la aseguradora no habría hecho frente a esta indemnización si no hubiese pruebas contundentes de que la mujer perdió el ojo por el disparo.

VERSIONES POLICIALES

El Parlament prohibió el empleo de pelotas de goma por parte de las fuerzas de seguridad el 1 de mayo de 2014, aunque Interior siempre ha negado que las heridas fueran consecuencia de la actuación de la policía catalana.

En una vista ante la Audiencia de Barcelona en julio, la nueva defensa de los agentes reconoció que habían sido provocadas por un proyectil de los Mossos, aunque insistió en que habían sido otros policías.

En virtud de este nuevo acuerdo, según fuentes de Interior, la Generalitat reconoce que la mujer resultó herida en el marco de una actuación policial, aunque ello no prejuzga las características concretas de esta actuación, que tendrá que ser determinada en el juicio.

El pago de la indemnización a Quintana podría traducirse en una circunstancia atenuante que rebajara una eventual condena a los agentes encausados por herir a la manifestante, aunque Serra considera que esta cuestión es discutible jurídicamente.

Una portavoz de Interior consultada por Efe ha remarcado que la Conselleria mantiene su respeto al procedimiento judicial abierto y a la presunción de inocencia de los dos agentes encausados.

ADEMÁS: