INTERNACIONAL
18/09/2015 10:20 CEST | Actualizado 18/09/2015 10:24 CEST

Alemania amenaza con cortar la financiación de la UE a los países que no ayuden a los refugiados

AFP

El ministro de Economía de Alemania, Sigmar Gabriel, ha advertido este viernes que los países que no ayuden a los refugiados que están llegando masivamente a Europa no podrán recibir fondos comunitarios.

"Europa es una comunidad de valores basados en la empatía humana y en la solidaridad, y aquellos que no comparten nuestros valores no pueden contar con nuestro dinero", ha afirmado en una entrevista concedida al diario Bild Zeitung.

Gabriel ha criticado que, mientras Alemania ha construido nuevas instalaciones de acogida, sus vecinos del este han levantado vallas para frenar el flujo migratorio, y ha alertado del riesgo de que esta crisis dañe la integración europea. "Si esto sigue así, Europa estará en peligro, incluso más que por la crisis financiera en Grecia", ha sostenido.

Hungría ha levantado una valla en la frontera con Serbia, está construyendo otra junto a Croacia y planea hacer lo mismo en Rumanía, lo que ha dado lugar a una escalada de tensión que ha desembocado en enfrentamientos en los que la policía ha usado gases lacrimógenos y cañones de agua contra los refugiados.

LOS PAÍSES DEL ESTE, DESBORDADOS

El cierre de las fronteras húngaras ha desviado la presión migratoria a sus vecinos. En la frontera entre Bulgaria y Turquía ha crecido la tensión en los últimos días, con miles de refugiados de Oriente Medio que intentan acercarse desde Estambul a la zona, con el objetivo de llegar a Europa occidental.

Miles de solicitantes de asilo han marchado hacia Croacia y Eslovenia, que también han anunciado cierres parciales de sus fronteras al no poder hacer frente a tantas llegadas. Más de 11.000 refugiados han llegado a Croacia a pie, en autobús o en tren, y el país ha cerrado la frontera con Serbia en varios puntos "hasta nuevo aviso".

No obstante, ha reiterado su apoyo a los migrantes: "Croacia no colocará alambradas. No los pararemos ni lo podemos hacer. Nadie puede forzarnos a hacerlo. Nuestros recursos son limitados. Nuestros corazones son tal vez grandes, pero las posibilidades no".

El objetivo de los inmigrantes es llegar hasta Alemania o a los países escandinavos, donde se ofrecen más plazas para solicitantes de asilo, el proceso es más ágil y conlleva mayores ventajas.

EL SECTOR DEL MOTOR, CLAVE PARA LA INTEGRACIÓN

La canciller alemana, Angela Merkel, se ha mostrado dispuesta a integrar a los cientos de miles de refugiados que llegan a Alemania con la ayuda de la industria automotriz. "Hay que agradecer en gran parte a la industria automovilística que tengamos un crecimiento sólido, nunca ha habido en nuestro país tantas personas empleadas como ahora", ha dicho.

Merkel ha calificado la integración de "tarea exigente" y ha pedido a la industria automotriz, "un sector de éxito de la economía alemana", que esté abierto a dar oportunidades "cuando existan estas oportunidades". El presidente de la Industria Automotriz Alemana ha dado la bienvenida a todos los solicitantes de empleo cualificados.

Alemania estima que este año ingresarán en el país un total de 800.000 peticionarios de asilo, una cifra récord que cuadruplica la del pasado ejercicio, aunque el vicecanciller y ministro de Economía, Sigmar Gabriel, apuntó recientemente que podrían llegar al millón.

La oleada amenaza con colapsar administrativamente al mayor país de la UE, que no da a basto para registrar, repartir y dotar de lo básico a los miles de refugiados que llegan a diario. Merkel planea poner en marcha unos "centros de distribución" que actúen de "amortiguador" y repartan rápidamente por todo el país a los inmigrantes.

El país quiere forzar cuotas de asilo a los países de la UE, a lo se que se oponen los países del este. Los jefes de Estado y de Gobierno europeos se reunirán en una cumbre extraordinaria el próximo miércoles para decidir sobre el reparto después de que varios países hayan reforzado sus fronteras, entre ellos Alemania y Austria.

SIN MIEDO A LOS TERRORISTAS INFILTRADOS

Los servicios de Inteligencia de Alemania han manifestado este jueves que los islamistas ultraconservadores están intentando reclutar a musulmanes suníes entre los refugiados llegados al país.

"Estamos observando que los salafistas actúan como filántropos, dando ayuda, buscando un contacto deliberado con los refugiados e invitándoles luego a sus mezquitas para reclutarles para su causa", ha dicho el director.

Sin embargo, ha quitado peso a los temores sobre un posible intento del grupo yihadista Estado Islámico de enviar escuadrones terroristas haciéndolos pasar por refugiados, ya que sostiene que las rutas que atraviesan los refugiados son demasiado peligrosas para los terroristas, que se arriesgan a morir o a ser descubiertos durante el recorrido.