POLÍTICA
09/10/2015 07:18 CEST | Actualizado 09/10/2015 07:18 CEST

JxS ve margen para el acuerdo con la CUP e insiste en que no renunciará a Mas

AP

En busca de 'president'. El coordinador del grupo parlamentario de Junts pel Sí (JxS), Jordi Turull, ha considerado "positivo" el posicionamiento negociador dado a conocer por la CUP, ya que ofrece "mucho margen para el acuerdo", si bien ha insistido en que no renunciará a la figura de Artur Mas como presidente catalán.

En declaraciones a 8TV, Turull ha coincidido con la CUP en centrar ahora las conversaciones "en el qué, el cómo y el cuándo" del proceso soberanista, no en el "quién", que ahora mismo separa a los negociadores ya que la formación de la izquierda anticapitalista sigue rechazando la posibilidad de investir a Mas como presidente.

"Estoy seguro de que podemos llegar a un acuerdo", ha afirmado Turull, que ha emplazado a los negociadores a "sacar punta al lápiz" para identificar los posibles puntos de un acuerdo que en todo caso "no será rápido" pero que llegará, porque "lo que vamos a hacer es tan trascendente que nos tenemos que entender".

Por ejemplo, ha asegurado que en JxS están "dispuestos a hablar del plan de choque social" que reclama la CUP, con el único "límite" de que lo que se acuerde "se pueda cumplir", porque ahora Cataluña aún no dispone del "pan entero" sino de simples "migajas", en referencia a su financiación.

"AFIRMACIÓN DE SOBERANÍA"

Sobre la declaración de desobediencia al Tribunal Constitucional que exige la CUP, Turull ha preferido hablar de "actos de afirmación de soberanía por la vía de los hechos".

En cuanto al nombre de Mas, ha asegurado que JxS no tiene "otra carta" a jugar, porque el actual presidente catalán en funciones "es un gran activo": "No nos moveremos de la posición que hemos dicho", ha añadido Turull, que ha puesto de relieve que la CUP no ha mencionado a Mas y ha indicado que en este proceso "no sobra nadie".

Turull, que ha asistido a la conferencia de la CUP en la Universidad Pompeu Fabra, también ha aludido a los gritos de "presidente" que se han escuchado al entrar en la sala el cabeza de lista de JxS, Raül Romeva: "Eran cuatro los que gritaban".

TE PUEDE INTERESAR

EL HUFFPOST PARA IKEA