NOTICIAS
13/10/2015 13:40 CEST | Actualizado 13/10/2015 13:40 CEST

La surrealista discusión en Twitter sobre la pizza que Assange nunca pidió (o sí)

EFE

Wikileaks se ha visto obligado a desmentir que Julian Assange haya pedido una pizza desde la Embajada de Ecuador en Londres, donde permanece recluido desde hace tres años. Tal ha sido el revuelo que la aparición de un repartido en dicho edificio generó, que la organización se ha visto obligada a desmentirlo vía Twitter dando lugar a una surrealista discusión en la que han sido muchos los que se han metido.

Todo comenzó cuando los periodistas, que estaban en dicha embajada tras anunciarse que la Policía británica iba a retirar el servicio de vigilancia "permanente" y lo sustituiría por un "plan encubierto", captaron el momento de la llegada del repartidor. Concretamente fotografiaron la entrada de un trabajador de una conocida cadena de pizzas -Domino´s-, que se presentó con una de ellas, que costaba unos 13 euros y que iba a ser entregada a "J. Assange". Además, el repartidor había recibido las instrucciones de "esperar fuera y hacerse visible".

A través de su cuenta en Twitter -que muchos creen que está gestionada por el propio Assange- Wikileaks desmintió que hubiera hecho tal pedido y como prueba instó a reflexionar si algo así sería posible en un lugar de "alta seguridad" como es la embajada.

Y a partir de ahí se creo un conflicto "tuitero" que comenzó cuando se publicó un nuevo mensaje en la cuenta de Wikileaks en el que se especulaba con que la pizza hubiera sido pedida por un periodista.

"Esta periodista acaba de informar excelentemente sobre la llegada de la pizza de Assange", escribió el periodista de The Guardian, Jamie Grierson. Automáticamente Wikileaks respondió: "No, es una historia inventada, como sucede con tantas otras en Londres.

Esto hizo que varios periodistas se sumaran a la discusión en esta red social. Unos optando por la ironía sobre la alimentación que Assange estaba recibiendo en la embajada puesto que el repartidor se había ido sin darle la pizza...

"Entonces, ¿podemos traer un poco de curry?", se preguntaba este periodista. Mientras, que otros han optado por ridiculizar la seguridad de la embajada y el caso:

A través de este irónico tuit se le pide a Assange que no sea "tan moderno" de intentar pedir una pizza cuando se está asediando un edificio.

La verdad sobre si el fundador de Wikileaks ha pedido o no la comida no se sabrá... al menos por ahora, pero la policía británica sigue adelante con su plan para capturarle cuando pueda, más allá de polémicas como esta.

Este artículo fue publicado anteriormente en la edición británica de The Huffington Post y ha sido traducido del inglés.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ESPACIO ECO