POLÍTICA
15/10/2015 07:35 CEST | Actualizado 15/10/2015 14:10 CEST

Mas asume la responsabilidad del 9-N pero dice que la "ejecución" fue de los voluntarios

El president de la Generalitat, Artur Mas, en su declaración ante el tribunal que le juzga como imputado por la consulta del 9-N, ha asumido toda la responsabilidad en la organización de la consulta del 9-N como "promotor político" aunque ha dicho que la "ejecución" quedó en manos de los voluntarios. Y aunque había dejado la puerta abierta a que respondiera también a las preguntas de la Fiscalía, finalmente se ha negado, según informan fuentes judiciales.

Posteriormente, desde el Palacio de la Generalitat, Mas se ha hecho responsable de "haber ideado e impulsado" el 9-N, pero ha asegurado que, después de la suspensión decretada por el Tribunal Constitucional, fueron los voluntarios (40.000, según Mas), los que sacaron adelante la organización de la consulta soberanista.

Mas ha dicho no entender que "comportarse como un demócrata" implique "comportarse como un delincuente". "En mi opinión, actuar como un demócrata quiere decir escuchar a la gente y colocar las urnas tantas veces como sea necesario para que los ciudadanos puedan expresar su opinión", ha añadido.

"Si actuar como un demócrata equivale a hacerlo como un delincuente, lo veremos cuando se instruya este proceso", ha dicho Mas, quien no observa base "de derecho" ni legal que sostenga la querella contra él. "Todo es una cuestión de rabia por el éxito del 9-N. Nunca el éxito de la democracia debería acabar ante los tribunales", ha agregado.

AGRADECIDO "DE CORAZÓN"

También ha querido agradecer "de todo corazón" la acogida que ha tenido a las puertas del tribunal, algo que considera "importante en estos momentos".

Mas se refería a las miles de personas que le han arropado a las puertas del Palacio de Justicia de Barcelona, entre los que estaban los consellers de su gobierno, unos 400 alcaldes y varios dirigentes independentistas, como Raül Romeva (JxS), Oriol Junqueras (ERC) y Antonio Baños (CUP).

Entre los ciudadanos congregados se podían ver pancartas con el lema "me autoinculpo", así como banderas 'estelades' y han aplaudido a Mas cuando éste se ha dado la vuelta al final de las escaleras de entrada del TSJC para saludar, con los cuatro dedos alzados de la mano derecha -símbolo de la 'senyera'- a los manifestantes que le han apoyado, y que coreaban "independencia" y "fuera, fuera, fuera, la justicia española".

ELS SEGADORS Y ABUCHEOS A MANOS LIMPIAS

Mas ha caminado un largo recorrido por la avenida Lluís Companys y al llegar a las escaleras del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSC) ha subido los peldaños solo ante los aplausos de las 3.000 personas congregadas en su apoyo, en un momento en el que se negocia su investidura para renovar al frente de la Generalitat.

Cuando ha entrado Mas en el Palacio de Justicia, los manifestantes han cantado el himno catalán (Els Segadors) y L'Estaca. Antes se habían escuchado fuertes abucheos dirigidos al abogado de Manos Limpias, entidad que forma parte de la acusación particular contra Mas en el 9N.

Esta protesta, más amplia que la del martes pasado durante la declaración de la exvicepresidenta Joana Ortega y la consellera Irene Rigau, se produce después de que el TSJC opinase que las manifestaciones de apoyo a los imputados por el 9N son un "ataque directo y sin paliativos a la independencia judicial" y un cuestionamiento que es "aún más inadmisible" cuando es diseñado por representantes públicos.

Mas, como Ortega y Rigau, declara ante el TSJC imputado a raíz de la querella que presentó la Fiscalía por la consulta alternativa del 9N, en que se les acusa de los delitos de desobediencia, prevaricación, malversación y usurpación de funciones.

HOMENAJE A COMPANYS

Antes de llegar al TSJC, Artur Mas ha homenajeado a primera hora de la mañana al expresidente de la Generalitat Lluís Companys en el lugar donde fue fusilado hace 75 años en el Fossar de Santa Eulàlia del Castillo de Montjuïc en Barcelona.

Acompañado de la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, y la presidenta del Parlament, Núria de Gispert, Mas ha realizado la ofrenda floral ante el monolito dedicado al expresidente de la Generalitat, en el lugar donde fue ejecutado por un pelotón de fusilamiento franquista.

Precisamente anoche, la consellera de Gobernación y dirigente de CDC comparó la situación de Mas con el juicio "sumarísimo" de Companys en un acto en homenaje al president fusilado en el Centro Cultural El Born.

Artur Mas declara por el 9-N

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

ESPACIO ECO