POLÍTICA
15/10/2015 16:58 CEST | Actualizado 15/10/2015 16:58 CEST

Un tuit de la Guardia Civil sobre la tragedia del Tarajal desata la polémica en las redes

Este jueves la titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta ha ordenado el archivo provisional de la causa abierta contra 16 guardias civiles por delitos de homicidio imprudente y lesiones en la intervención que llevaron a cabo el 6 de febrero de 2014 en el espigón fronterizo de El Tarajal. En esta actuación murieron 15 migrantes que intentaban bordear el saliente a nado, desde Marruecos, mientras los agentes lanzaban pelotas de goma y botes de humo para disuadirles.

La magistrada sostiene que no encuentra delito en la actuación de los agentes ni tampoco prevaricación en la decisión de devolver sobre la marcha a Marruecos a los 23 inmigrantes que sí consiguieron alcanzar la playa ceutí aquella mañana. Contra esta decisión cabe recurso y apelación, un derecho que las ONG personadas en el caso van a ejercer.

Ante esta noticia, la Guardia Civil ha publicado un mensaje en su cuenta oficial de Twitter en el que hablaba de "buenas noticias" por la ausencia de condena de sus compañeros.

Y ese "buenas noticias" ha causado una indignación importante en Twitter, donde decenas de personas han replicado al Instituto Armado que una cosa es que internamente se feliciten del final del caso para sus colegas y, otra, que en público hablen de buenas nuevas, cuando el suceso dejó 16 personas muertas. Estos son algunos de los mensajes de reproche, salpicados con algunos que sí defendían el tuit de @guardiacivil.

Los gestores de la cuenta de la Guardia Civil no han entrado al trapo de los internautas, salvo en el caso del mensaje de @gerardotc, al que le replican: "No manipulemos. Las 16 muertes nos duelen como a cualquier ser humano. Nos alegramos de la inocencia de nuestros compañeros".

LOS ARGUMENTOS DEL ARCHIVO

El auto conocido hoy, de 32 páginas, recuerda que los guardias civiles del Tarajal actuaron en el ejercicio de su "función de custodia y vigilancia de la frontera" ante una entrada masiva protagonizada por unos 250 inmigrantes subsaharianos.

Los agentes, sostiene, están autorizados para utilizar medios antidisturbios reglamentarios y señala que "no existe ningún indicio que permita afirmar que los agentes imputados hicieron un uso inadecuado del material antidisturbios, máxime cuando no existe un protocolo que regule la utilización de dicho material en el medio acuático".

Entiende que los agentes utilizaron dicho material con "efecto disuasorio", confiando en que lograrían su objetivo de "detener el avance" de los inmigrantes de llegar a las costas españolas.

Según el auto, los agentes pueden utilizar el material "siempre ajustado a los principios de oportunidad, congruencia y proporcionalidad. La mera utilización de dicho material no puede ser calificada como imprudente".

En el auto, Carmen Serván ha afirmado que los inmigrantes "no eran personas en peligro en el mar" que precisasen ayuda en el sentido referido en el Convenio Internacional para la Seguridad de la Vida en el Mar.

"Los inmigrantes asumieron el riesgo de entrar ilegalmente en territorio español por el mar a nado, en avalancha, aprovechando la noche, vistiendo gran cantidad de ropa y haciendo caso omiso a las actuaciones disuasorias tanto de las fuerzas marroquíes como de la Guardia Civil", ha puntualizado en el auto para el archivo de la causa.

La jueza ha afirmado que de las grabaciones se constata que la avalancha de inmigrantes ocurrida sobre la frontera del Tarajal en Ceuta se desplazaba en bloque "corriendo desde lo alto de un monte dirección al mar y que en el trayecto las fuerzas marroquíes intentaron detenerlos con piedras y palos".

TESTIMONIOS "CONFUSOS, VAGOS E IMPRECISOS"

En el auto se deja constancia de que el punto de partida para el avance de la instrucción fue un informe elaborado por la oenegé Caminando Fronteras donde en 28 entrevistas abiertas a testigos se establecía una relación causa-efecto entre los fallecidos y heridos y el uso del material antidisturbios de la Guardia Civil.

"Son testimonios confusos, vagos e imprecisos, contradictorios en sí mismos entre sí y en relación con los informes de autopsia, además de incoherentes y faltos de corroboración", especifica Carmen Serván en el auto al que ha tenido acceso EFE.

Sin embargo, la resolución judicial ha estimado que las conclusiones del informe no se encuentran "corroboradas" ni por los informes de los lesionados ni por los de la autopsia de los cinco cadáveres (de los quince fallecidos en total) hallados en las playas de Ceuta en los días posteriores.

La jueza precisa que en los cinco cadáveres hallados en el territorio nacional la causa de la muerte fue asfixia por sumersión (ahogados) y que sólo dos cadáveres presentaban lesiones "calificadas como no vitales" y que en un caso concreto se excluye que el mismo "recibiese un impacto de bola o de un bote de humo".

La magistrada ha acordado el sobreseimiento provisional de la causa seguida por los delitos de homicidio y lesiones imprudentes, así como por el delito de prevaricación.

Y ADEMÁS...

ESPACIO ECO