POLÍTICA
19/10/2015 09:43 CEST | Actualizado 19/10/2015 09:43 CEST

El debate entre Pablo Iglesias y Albert Rivera bate récord de audiencia de 'Salvados'

SALVADOS

El debate entre los líderes de Ciudadanos, Albert Rivera, y de Podemos, Pablo Iglesias, emitido el domingo por la noche en La Sexta, tuvo una de pantalla de 25,2%. 5.214.000 espectadores vieron el cara a cara, que batió un récord histórico al convertirse en el programa más visto de toda la historia de Salvados de La Sexta.

Estos son los momentos más destacados del encuentro, si no tuviste oportunidad de verlo. Si ya lo has hecho, vota quién ganó en tu opinión, y haz el trivial a ver si sabes quién dijo qué.

Uno de los temas en los que más diferencias tienen Podemos y Ciudadanos es en la Sanidad Universal. Ciudadanos es, junto a PP, el único partido que excluye a los migrantes sin papeles de la Sanidad Pública, excepto en casos de urgencias, de mujeres embarazadas o de menores.

La edad de jubilación fue otro de los asuntos en los que discreparon los dos líderes políticos. Iglesias manifestó que le "gustaría" bajarla, y Rivera dijo sin embargo que él no iba a prometer lo que no creía que fuese posible.

Contra todo pronóstico, fue el líder de Ciudadanos el primero que empleó el término casta. Lo hizo para referirse a patronal y sindicatos.

Los salarios y tipos de contrato también dieron para unas cuantas opiniones encontradas. Los dos partidos defienden que hay que acabar con la temporalidad y la precariedad, pero mientras Podemos propone subir el salario mínimo interprofesional porque no están "de acuerdo con que alguien cobre un salario de miseria", Ciudadanos rechaza la medida y promete un complemento salarial para los trabajadores que menos ganen.

En el último bloque del programa, una batería de preguntas tipo test, estuvieron más de acuerdo, pero porque las respuestas no daban lugar a muchas matizaciones. Los dos obligarían a la Iglesia a pagar el IBI, abonarían las ayudas a los dependientes, y no pagarían indemnizaciones por el Caso Castor salvo que la ley les obligue.

Ambos están en contra de la ley mordaza, por ejemplo, aunque si Pablo Iglesias defendió derogarla en su totalidad, Rivera habló más bien de "algunos artículos". También, cuando Jordi Évole preguntó si cerrarían los Centro de Internamiento de Extranjeros, Iglesias no dudó en decir que sí, mientras Rivera, más esquivo, dijo que se aseguraría que cumplen con los derechos humanos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR