INTERNACIONAL
29/10/2015 13:25 CET | Actualizado 29/10/2015 13:25 CET

Indulgencia a los Legionarios de Cristo: las posibles razones del papa

REUTERS

El papa Francisco concedió este miércoles la llamada "indulgencia plenaria" a los Legionarios de Cristo y a los miembros de su movimiento seglar, Regnum Christi, por los 75º años de su fundación. Se les quitan así las penas por sus pecados. Una decisión que sorprende porque se trata de una de las congregaciones más poderosas y conservadoras de la Iglesia católica, que ha protagonizado gravísimos casos de pederastia. El estilo de la Orden está en las antípodas de los nuevos aires que ha introducido el pontífice en la Iglesia.

Sin ir más lejos, en 2008 se supo que su fundador, el sacerdote mexicano Marcial Maciel, violó a seminaristas, tuvo hijos con varias mujeres y abusó de las drogas. Todo ello, se sospecha, con la complicidad de la cúpula de los Legionarios. Unas conductas que Benedicto XVI tuvo que “condenar” en 2010. Por eso, entre otras cosas, sorprende que ahora el papa Francisco conceda la indulgencia a la congregación. ¿Por qué?

Evaristo Villar, sacerdote portavoz de las progresistas Redes Cristianas, subraya que esta "indulgencia plenaria" es “un auténtico anacronismo” con mucha presencia, “por desgracia”, en “la espiritualidad más tradicional” de los cristianos actuales, pero “que tiene muy dudosa base bíblica y teológica”.

Explica que, teóricamente, esta figura no perdona el pecado, sino que “quita las penas que corresponden a él”. Algo, incide, más propio de otra época, cuando quienes cometían pecados graves eran expulsados de la comunidad y obligados a caminar por las calles vestidos de forma ridícula o con cilicios para que los demás se mofaran de ellos. “Una tomadura de pelo en la actualidad, que no tiene nada que ver con la biblia ni con el dios de Jesús, ni con Jesús de Nazaret”, advierte Villar.

LAS POSIBLES EXPLICACIONES

Villar encuentra dos posibles explicaciones a ese gesto. Subraya, por una parte, que la indulgencia la ha concedido el penitenciario mayor de la iglesia, el cardenal Mauro Piacenza, “muy vinculado a lo más anacrónico, al anterior secretario de Estado de Benedicto XVI, que era primo-hermano de Rouco Varela”. “Puede ser un golpe bajo de ese tipo de cardenales que está en contra del papa, en reacción a los nuevos aires del pontífice y de la curia en estos momentos”, sostiene el portavoz de Redes Cristianas, que recuerda que Francisco quitó a Piacenza el cargo de secretario de la congregación del clero, una figura de mucha importancia en la Iglesia.

La otra explicación que le encuentra Villar es que se trate de una maniobra de la misma curia, encabezada por el papa, para desprestigiar estas indulgencias plenarias, “que no tienen sentido hoy en día”, para que los Legionarios de Cristo “hagan el ridículo”. “Por qué, ¿quién se cree hoy estas cosas?”, se pregunta.

En cualquier caso, el portavoz de Redes Cristianas recuerda que Francisco, a veces, es “muy tradicional en cuestiones doctrinales”. “Pero no creo que llegue hasta esto”, matiza. El País, que cita una fuente cercana a los círculos de la orden fundada por Maciel, añade una hipótesis más: un guiño para que la Orden baje la presión sobre las propuestas del papa Francisco. Una decisión cuyas verdaderas razones sólo conoce la curia.

Y TAMBIÉN...