POLÍTICA
29/10/2015 16:12 CET | Actualizado 29/10/2015 16:12 CET

Llegan las primeras comuniones civiles: ¿qué te parecen? (VOTA)

ISTOCK

Una vecina de Rincón de la Victoria (Málaga), Dolores Díez, se ha convertido en la primera persona del municipio en solicitar al Ayuntamiento una comunión civil para su hija, una ceremonia sin connotaciones religiosas propuesta desde el Consistorio.

Con la aprobación en pleno de las nuevas ordenanzas fiscales, este Ayuntamiento posibilita que, además de bodas o bautizos civiles, también se organicen a partir del próximo año comuniones al margen de la Iglesia, con el objetivo de festejar el paso de los niños de la infancia a la preadolescencia.

En declaraciones a Efe, Díez, propietaria de una clínica veterinaria, ha calificado de "maravillosa" la oportunidad que le brinda el Consistorio.

"No soy una persona religiosa, pero me parece fundamental que los niños hagan su primera comunión, porque es un momento del que todos nos acordamos y es un acontecimiento que marca un antes y un después en nuestra infancia", ha argumentado esta vecina.

Cuando Díez se imagina la comunión de su hija piensa "en una ceremonia al aire libre, muy divertida y con amigos y familia", aunque ha reconocido que no tiene aún nada planeado. Ha insistido en que considera la comunión un hito muy importante para los niños, "que dan un paso extra, se integran en la familia como preadolescentes y tienen más obligaciones y responsabilidades".

El primer teniente de alcalde en el Ayuntamiento, Antonio Moreno, de Ahora Rincón, formación promovida por Podemos, ha celebrado que esta iniciativa ya esté generando demanda por parte de los vecinos.

"NO VA CONTRA LOS SENTIMIENTOS"

El concejal ha afirmado que desde el equipo de gobierno, que Ahora Rincón comparte con PSOE, IU y PA, no se pretende imponer nada, "sino que entendemos que en el ejercicio de libertad de las personas quien quiera celebrar una ceremonia de este tipo en el Ayuntamiento, con carácter civil, puede hacerlo".

Ha recordado que los ritos sociales los viene realizando la humanidad desde siempre, y ha precisado que el Ayuntamiento "no va contra los sentimientos ni la ideología de nadie ni contra ninguna institución religiosa", sino que simplemente quiere dar cabida a personas que quieren desarrollar estos rituales de forma laica.

Moreno ha señalado que al igual que ocurre con las bodas civiles, serán los demandantes los que decidan la localización, la persona que puede dirigir la ceremonia, si se lee algún texto, la música o la indumentaria, "porque todo eso entra en la libertad de las personas".

Mientras que el precio de las bodas civiles es de 120 euros y 45 euros por la reserva de fecha y hora, las comuniones y bautizos costarán 60 euros más 22 por el mismo concepto de reserva.

Desde la oposición municipal, el portavoz del PP en el Ayuntamiento, Sergio Díaz, ha manifestado que el equipo de gobierno "se ha equivocado" a la hora de ponerle nombre a este tipo de celebraciones.

"Los actos de la Iglesia son de la Iglesia, son sacramentos y se deben respetar las creencias de los que somos católicos", ha agregado.

TE PUEDE INTERESAR

NUEVOS TIEMPOS