TENDENCIAS
30/10/2015 17:29 CET | Actualizado 30/10/2015 17:30 CET

La penúltima tienda de Zara

GTRESONLINE

Cuando Wall Street mira a la tecnología se centra en Microsoft y en Bill Gates; cuando se trata de un conglomerado industrial, el más rico es Carlos Slim y cuando se habla de apparel, moda y distribución mundial, el hombre es Amancio Ortega. La semana pasada, durante unas horas el dueño y fundador de Zara —y, por extensión, de Inditexse convertía en el hombre más rico del mundo. No es nuevo en esta batalla, que depende del vaivén y albur de los mercados.

Ortega lleva años en el Top 3 de los más ricos del planeta. Sin embargo, hasta ahora su figura no había levantado curiosidad en la primera potencia económica del globo. En las principales ciudades de Estados Unidos hay un Zara. En Nueva York existen varios, y en unos días abrirá sus puertas otro en Wall Street. Se trata de un edificio inmenso, ocupado anteriormente por Old Navy, que ha sido totalmente renovado y por el que la multinacional española pagó 235 millones de euros.

Tienda de Zara en la Quinta Avenida de Nueva York

Zara ha llevado la recuperación de los alquileres de las tiendas retail en la Zona Cero a los altares. Es experta en revitalizar zonas; ya lo hizo en el Midtown neoyorquino cuando se atrevió a instalarse en la esquina frente a la Biblioteca Nacional. Llegó Zara y se dispararon los precios de los alquileres.

La primera tienda Zara se instaló en Nueva York en 1989 y hoy no hay datos exactos del número de establecimientos de la marca—esto también descoloca mucho a los estadounidenses—, pero se dice que en ese país ya se habría inaugurado la tienda número 300. Cuenta con 120.000 empleados en todo el mundo y sus ventas superan los 10.000 millones de euros.

Zara es mucho más que una cadena de tiendas exitosa. Zara es un estilo de vida, es un signo de recuperación económica. !Allá donde se abre un Zara, se abre una oportunidad de negocio", es la frase más extendida en el mundo inmobiliario de Nueva York. La estrategia de la multinacional española de presentar tiendas revestidas de mármol, con espectaculares escaparates para ropa de precio asequible es de sobra conocida. Entrar en Zara en la Quinta Avenida es como hacerlo en Chanel o Valentino. De hecho, hasta comparten dirección en la famosa calle. Esta es una fórmula que se inició en 2013 con el "lavado de cara" de todas las tiendas y cuyo éxito es evidente.

El secreto del éxito aún lo buscan Gap y H&M que, pese a tener colecciones cápsula con diseñadores superconocidos, están a años luz en ventas. La última estrategia de Inditex se centra en la tecnología, porque Inditex es moda, distribución, eficiencia y futuro. Su marca Bershka (el 10% de las ventas de Inditex) ha llegado a un acuerdo con Reebok (de Adidas) para diseñar su última zapatilla deportiva, City Maps, cuyos materiales son tecnológicamente avanzados, transpirables y ultraligeros. Es una deportiva que completa la colección Start Moving de Bershka y la apuesta de la marca por la vida sana en la ciudad.

Amancio Ortega no concede entrevistas, no cuenta su historia. El todopoderoso hombre de la moda mundial no se publicita. Y no hay medio en el mundo que no quiera una entrevista con él. La falta de visibilidad del hombre más rico del mundo sorprende pero, como dice el profesor del IE Marcos Mosteiro, "si por Amancio Ortega fuera, no aparecería en lista o ránking alguno, ya que es un hombre más bien discreto y totalmente centrado en su  empresa y su núcleo familiar. De hecho, sólo durante la salida a bolsa de Inditex, apareció una de sus primeras imágenes".

A Inditex, la que suscribe solo le ve un problema: su (no) apuesta por Internet. Hay una tienda on line porque no queda más remedio. Punto. Y el futuro está en la combinación de las tiendas físicas y las digitales. Sería maravillosa una apuesta real de Inditex por una plaforma on line donde poder adquirir desde la ropa de mujer hasta los complementos para el hogar. ¿Será una verdadera plataforma de venta online la penúltima tienda de Zara?

RECOMENDACIONES

1. Estée Lauder crece en Asia

En 2005 ChinWook Lee lanzó su línea cosmética Dr. Jart +. Se trata de una marca de cosmética coreana especializada en el cuidado de la piel con sede en Seúl. Corea es uno de los mercados más importantes del mundo en el sector de la cosmética y, de hecho, una mujer coreana puede consumir hasta 60 productos distintos de cosméticos al mes.

Dr. Jart+ es la simbiosis entre la “medicina y el arte” o así por lo menos es como se define esta compañía coreana en la que Estée Lauder acaba de comprar una participación accionarial, cuyo monto no ha sido hecho público y cuya operación esperan tener finalizada a mediados del mes de diciembre de este año. Especializados en consumidores millenials, Dr. Jart + se vende principalmente en Asia y Estados Unidos a través de grandes almacenes, cadenas especializadas y plataformas de comercio electrónico, incluyendo Sephora.

2. Coach no termina de levantar el vuelo

Esta semana ha presentado resultado trimestrales una de las empresas de marroquinería más importantes de Estados Unidos, Coach. La estadounidense está inmersa en un plan de reactivación de la marca, ahorro de costes y centralización del negocio desde hace dos años, pero los resultados tardan en llegar.

A juicio de Miguel Angel Abad, analista y economista independiente de The Luxonomist, “después de seis meses, las dudas siguen sin ser resueltas y los resultados van empeorando. Ni por fundamentales ni a medio plazo por análisis técnico aconsejaría comprar acciones de esta compañía. Desde el año 2012 el valor se encuentra en tendencia bajista. El mínimo de 27,22 dólares (24,8 euros) por acción de principio de mes son niveles que no conocíamos desde septiembre de 2009”.

3. Hoteles Marriott

Unas vacaciones de ensueño, sea cual sea el destino, suele comprender la estancia en un hotel lujoso, bonito y monumental, que represente lo que cada uno considera más parecido al paraíso en la tierra. Si en la entrada de tan imponente inmueble alzáramos la mirada, una de las inscripciones que sin duda veríamos, coronándolo, sería la palabra “Marriott”. Y es que Marriott International es uno de los operadores y franquiciador de hoteles más lujosos del mundo. La compañía opera en los principales destinos turísticos de todo el mundo, y lo hace, además de su propia enseña, bajo otras 18 marcas más, entre las que destacan la conocida cadena de hoteles AC o algunos de los más famosos hoteles Ritz.

El año 2015 está siendo un año plano para Marriott desde el punto de visto bursátil. Sus acciones cotizan en niveles similares a los que comenzó al año, aunque llegó a alcanzar máximos históricos el 2 de marzo cuando cerró en los 84,83 dólares (77,4 euros). El motivo, según Felipe López-Gálvez, analista de Self Bank, es "la adecuada y prolongada gestión de la compañía, que ha arrastrado a la acción por una senda progresivamente alcista desde su debut en bolsa”.

Durante los meses de agosto y septiembre, sin embargo, su acción se vio fuertemente golpeada por las turbulencias en los mercados financieros y las dudas sobre la ralentización económica de China y economías emergentes, hasta tocar su mínimo anual, 65,44 dólares (59,7 euros), el pasado 29 de septiembre. A pesar de ello, las continuas presentaciones de resultados corporativos, que han batido persistentemente las estimaciones de los analistas, han continuado impulsando al alza a la acción, volviendo a provocar un balance anual ligeramente positivo hasta el momento.

Para el año 2016 se prevé un crecimiento de las ventas de Marriott de un 8,1% con respecto a las estimadas para 2015, lo que llevaría a la compañía a alcanzar su propio récord de facturación hasta los 15.804,3 millones de dólares (14.421 millones de euros). Unas ventas así serían difíciles de disimular en la parte baja de las cuentas y originaría, otra vez, y según estimaciones de los analistas, un nuevo beneficio neto récord de 985,5 millones de dólares (899,2 millones de euros).

Photo gallery AMANCIO ORTEGA See Gallery