POLÍTICA
05/11/2015 09:01 CET | Actualizado 05/11/2015 09:01 CET

Los sindicatos piden a Rajoy en La Moncloa que reforme la Constitución

EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "no descarta" la posibilidad de constituir una ponencia en las Cortes Generales que surjan de las elecciones del próximo 20 de diciembre para reformar la Constitución española, tal y como solicitan las organizaciones sindicales, que reivindican un referéndum de todos los ciudadanos para ratificar cualquier cambio en la Carta Magna.

Los secretarios generales de CCOO y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, se han reunido este miércoles durante hora y media con el presidente del Gobierno, dentro de la ronda de contactos con dirigentes políticos y sociales sobre el conflicto catalán. Al encuentro también han asistido el presidente de CEOE, Juan Rosell, y el de Cepyme, Antonio Garamendi.

En la rueda de prensa posterior, los dirigentes sindicales han asegurado que Rajoy ha calificado de "sensatas" sus reflexiones sobre que el reto soberanista es un "problema político de envergadura" que requiere no sólo de actuaciones judiciales sino de una "respuesta política" que, no obstante, debe llegar en la próxima legislatura para no "contaminarse" del actual proceso electoral.

HABRÁ QUE REFORMAR LA CONSTITUCIÓN

Los líderes sindicales han trasladado también al presidente su opinión sobre que la solución debe pasar por una reforma de la Constitución, para lo que sería necesario que el próximo Congreso cree una ponencia constitucional donde todas las fuerzas parlamentarias puedan confrontar sus posiciones y llegar a acuerdos.

Una posibilidad a la que Rajoy no se ha comprometido pero que "no descarta" tampoco, consciente de que "lo que ahora es muy complicado igual dentro de cuatro meses no lo es tanto", según ha precisado el líder de CCOO.

"Es evidente que el encaje territorial del 78 ha llegado al límite del agotamiento. Ya ha dado todos los frutos que podía dar y ahora se trata de configurar, desde el máximo consenso, otro marco que permita otro periodo prolongado de convivencia en unidad en el Estado, teniendo en cuenta que hoy España está plenamente integrada en la UE y que mientras se habla de ceder soberanía no se puede apostar por segregar", ha añadido.

DEBATE "INEVITABLE"

De igual opinión es el líder de UGT, que considera "inevitable" debatir sobre si la Constitución "responde en todos sus aspectos a las necesidades, expectativas y problemática de la sociedad española del siglo XXI". Una discusión para la que todos deben "prepararse" ya que no se referirá sólo a la posible "reformulación del estado de las autonomías" sino también a otros aspectos, como la "necesaria" constitucionalización de los derechos laborales.

Ambos dirigentes sindicales coinciden además en que si finalmente se opta por la vía de la reforma constitucional el siguiente paso debe ser someter el resultado a la consulta "del conjunto de la ciudadanía vía referéndum", como se hizo en 1978, para que "el pueblo lo ratifique". Y sólo si la mayor parte de un territorio la rechaza, como sucedió hace 35 años en el País Vasco, sería necesario estudiar otros pasos.

En este sentido, Cándido Méndez ha recordado que UGT es favorable a la apertura de nuevos cauces de participación de los españoles "en los temas de envergadura" para que se puedan debatir de manera directa, una vez conseguido un cierto número de apoyos, sin una "aceptación previa del Parlamento" como sucede ahora con las iniciativas legislativas populares (ILP). "Y si alguien quiere plantear un mecanismo de secesión, lo importante es que al final lo tendrá que resolver el conjunto de la ciudadanía", ha apostillado.

Photo gallery Pablo Iglesias en La Moncloa See Gallery