TENDENCIAS
18/11/2015 13:55 CET | Actualizado 18/11/2015 13:55 CET

Un anciano enseña a un joven a hacerse el nudo de corbata en el metro

Facebook/Redd Desmond Thomas

Hijo mío, un día serás un hombre... cuando sepas hacerte el nudo de la corbata. Vale, puede que sea una exageración, pero hay algo de verdad en este dicho. Porque anudarse la corbata sigue siendo un gesto simbólico que los ancianos enseñan a los más jóvenes. Menos mal que, aunque algunos se hayan ido de casa sin haber aprendido la lección, a veces aparece un alma caritativa para salir en su ayuda.

Es lo que ocurrió en una estación de metro de Atlanta (Georgia, EEUU), donde un hombre identificado en Facebook como Redd Desmond Thomas cuenta la historia de un chico que sentado en un banco intentaba hacerse el nudo de la corbata... sin mucho éxito.

: [HUMANS & HUMANITY]The young guy sitting down was struggling with his tie. The woman in the red coat noticed, and...

Posté par Redd Desmond Thomas sur samedi 14 novembre 2015

"La mujer con el abrigo rojo se dio cuenta y le preguntó: '¿Sabes hacerte bien el nudo de la corbata?'. A lo que el joven respondió: 'No, señora'. Entonces, ella le da en el hombro a su marido y le dice: 'Ven para acá y enseña a este joven a anudarse la corbata'. El señor se lanzó sin dudar (como si fuera un acto reflejo), y le explicó el método paso por paso; después, repasó cómo el joven repetía los pasos y le mostraba el resultado".

La publicación, subida el 15 de noviembre, ha sido compartida más de 216.000 veces en la red social. Y en los comentarios, son muchos los internautas que han alabado el "bonito gesto" por parte de la pareja.

¿ALGUNA HISTORIA POSITIVA A TU ALREDEDOR? AVÍSANOS

  • Sólo tienes que enviarnos un mail a participa@huffingtonpost.es y escribir "Así sí" en el asunto.
  • Si no quieres escribirnos, puedes dejar tu historia en los comentarios de esta noticia o por mensaje privado en Facebook.
  • Si no conoces a nadie, puedes ayudarnos compartiendo esta noticia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Este post fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del francés por Marina Velasco

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'