POLÍTICA
29/11/2015 21:38 CET | Actualizado 29/11/2015 21:38 CET

Entrevista a Pablo Casado (PP): "La política se ha acercado a la calle, y ahora la calle es un plató de televisión"

EFE

Habitual de las tertulias televisivas en representación del PP, Pablo Casado se come hoy tantos marrones como en su día se comió su antecesor, Carlos Floriano. ¡Gajes del oficio!, afirma. Nunca dice no a una entrevista, ni a un debate, ni a una tertulia. Lleva cien a sus espaldas en lo que va de Legislatura. Desde hace cinco meses es la cara del nuevo PP, la última baza de Rajoy en materia de comunicación, un convencido de que la política hoy no se puede hacer de espaldas a los medios, en especial a las televisiones. Lo cree de verdad. Y, aunque él no ha subido en globo, ni bailado, ni cocinado ante las cámaras, admite que igual este afán compulsivo por impostar la humanización de los políticos habría que sopesarlo. ¿Debates? Todos. En España, se lamenta, interesa la política y quizá los que dejaron de interesar fueron ellos, los que hoy están hoy en la vida pública. Algo habrá tenido que ver también el PP en eso.

¿Usted es más de la cocina de Bertín Osborne o de La Sexta Noche?

A los hechos me remito, he estado 20 veces en La Sexta Noche esta legislatura. Bertín Osborne aún no me ha llamado, pero me cae fenomenal.

¿Por qué se esconde Rajoy de los debates electorales?

No se esconde, lo que pasa es que hay pocos días de campaña. Sigue en el Gobierno, por lo tanto no puede dejar de ir a viajes y a Consejos de Ministros. La campaña la vamos a hacer además muy territorializada. Ya se está viendo que en vez de hacer mítines únicos estamos pasando por muchos municipios previamente. Lo que queremos es conjugar el respeto a todas las cadenas y todos los grupos y diversificar formatos y audiencias. De manera que el formato de debate tradicional, será el uno contra uno, como siempre. Después, está intentado ir a distintos medios y distintos tipos de audiencia.

¿Es mejor hacer de comentarista de la Champions League que contrastar programas en un debate electoral?

Es distinto, pero complementario. En el tema del debate, y más allá de que vaya una persona u otra del PP, la cuestión es por qué hacerlo a cuatro y no a seis o a ocho. Recuerdo que después del programa que tuvieron Rivera e Iglesias en La Sexta, hicimos un post debate con Ana Pastor y éramos seis. Estuvimos PSOE, PP, Podemos, Ciudadanos, IU y UPyD, pero curiosamente en twitterla gente se quejó de la ausencia de PNV, CiU… Al final es complicado. En esta campaña, nos han llegado treinta peticiones de debate. En todos ellos, hubieran preferido que fuera el presidente del Gobierno, pero no es posible. Yo ya he ido a seis , pero es difícil satisfacer a todo el mundo: si vas a una cadena y no a otra; si vas a un periódico y no a otro… Es difícil explicarlo. Y luego el por qué a cuatro, y no a seis o a ocho.

Le hablaba de candidatos, no de segundos o terceros niveles y de si el PP tiene o no claro que la confrontación de ideas es ya un derecho de los ciudadanos

Sin duda. En esta legislatura yo habré estado en 100 tertulias, entrevistas y debates. Y Rajoy también, aunque es verdad que en el primer tramo de Legislatura no hemos dedicado el tiempo suficiente a comunicar lo que estábamos haciendo. Ahora, en esta campaña, sí que queremos comunicar con el tiempo suficiente lo que queremos hacer. En todo caso, creo que la dirección de campaña ha acertado con la decisión de cubrir diferentes formatos.

Rajoy suma. La experiencia y la solvencia es un elemento diferencial que cotiza al alza.

¿España dejará de ser una democracia inmadura cuando dejemos de debatir sobre los debates?

Tiene razón. Los debates siempre han sido dos a dos, incluso en Estados Unidos son dos a dos, aunque en las primarias sean mucho más abiertos. Por tanto, el formato de que los dos partidos con mayor representación parlamentaria debatan es una obligación. La novedad en esta ocasión ha llegado por parte de cadenas de televisión con un formato a cuatro, que probablemente genera bastante interés mediático. Pero también desde el Gobierno se tiene que tener cierta asepsia a la hora de decidir por qué excluir a otros partidos.

¿Mejor este afán compulsivo por bailar, cocinar, hacer jogging o subir en globo que un debate sobre programas?

La política se ha acercado a la calle, y ahora la calle es un plató de televisión. Es bueno. Y esto de los medios es como en el ámbito digital, o eres nativo o no lo eres. Soy un convencido de que la política no se puede hacer sin los medios de comunicación. Un político no puede llegar a la gente, a cada hogar, sin contar con los medios de comunicación, y a veces lo que estos piden no es sólo un argumentando o un busto parlante, sino conocer a la persona. En campaña, siempre se han hecho perfiles más humanos. El mecanismo parlamentario se ha quedado anticuado, y quizá por eso hay más demanda de tertulias. Creo que en España interesa la política, solo haya que ver la parrilla televisiva para comprobar que se han multiplicado por seis los programas políticos en televisión. Quizá entonces los que no interesábamos éramos los políticos. Por eso creo que son positivos esos formatos con los que se conoce la vida cotidiana de un político.

¿Y no cree que esta impostada humanización de los candidatos contribuye a la banalización de la política?

Habrá que preguntar también a los directores de los medios, que son los que proponen los formatos. Pero creo que es compatible hacer buena política y acudir a ese tipo de formatos. Lo que no puede ser es que una persona esté todo el día hablando de sus aficiones y sus deportes favoritos. Pero si esa persona, por otro lado, comparece para explicar sus responsabilidades, puede ser una forma de acercarlo a la gente. En todo caso, sí creo que es un asunto a analizar y sopesar.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

¿Mariano Rajoy suma o resta en una campaña que parece más de candidatos que de marcas?

Suma, incluso desde la perspectiva del marketing y la propia diferenciación. Los demás partidos han elegido un perfil muy similar de 30 a 40 años, con poca experiencia parlamentaria y, después, está Rajoy, que podríamos compararlo con la campaña de Reagan. Al final, la experiencia, la solvencia es un elemento diferencial que cotiza al alza.

Pues si Rajoy es un plus, como dice, de experiencia y seguridad, por qué delegar en Soraya Sáenz de Santamaría para el debate a cuatro…

Creo que ha sido para cuadrar la agenda de los medios, no porque haya una estrategia de sacar a Rajoy de ese debate. Una de las virtudes del presidente, incluso reconocida por la oposición, es que es un buen polemista y un buen parlamentario y, al final, un debate televisivo es lo más parecido a un debate en el Congreso. Nosotros no estamos en el debate generacional, aunque otros partidos hayan decidido con qué edad puedes liderar y con qué edad no puedes hacerlo. Y lo digo con absoluto respeto a cualquier opción, porque que para eso los militantes de sus partidos han decidido quién les encabeza.

¿Si Soraya Saénz de Santamaría pierde el debate es malo para Rajoy y si lo gana, también?

No, si lo gana es muy bueno.

¿Por qué?

Pues porque Soraya Sáenz de Santamaría es prácticamente sinónimo de Rajoy. Llevan toda la vida trabajando juntos, es una persona muy leal al presidente y además ha llevado muy bien la portavocía y la coordinación de todo el Gobierno en un momento muy complicado. Hay una identificación absoluta. De hecho, creo que es el elemento por el cual no debería de molestar que la vicepresidenta represente al partido en este debate.

Nosotros no estamos en el debate generacional, aunque otros partidos hayan decidido con qué edad puedes liderar o no liderar

¿Usted es más de Soraya o de Cospedal?

La verdad es que me llevo fenomenal con las dos. Y en el PP ahora estamos a lo que tenemos que estar, que es no hablar de nosotros y ganar las elecciones.

¿Está abierto el debate sobre la sucesión de Mariano Rajoy en el PP?

Sinceramente, no.

¿Se abrirá inmediatamente después del 20 de diciembre?

Tampoco lo creo porque vamos a ganar.

¿Rajoy es eterno?

No, no lo es, evidentemente. Nadie somos eternos, pero nosotros cumplimos los plazos y las legislaturas. Y la próxima será importante porque es la forma de consolidar un proyecto que necesita tiempo de desarrollo. Se han hecho muchas cosas, pero falta mucho por hacer. De verdad, créame, no hay debate. Es más, no lo habría en ningún país con un presidente que ganó con mayoría absoluta, tiene un buen balance de gestión y encima va en cabeza en todas las encuestas. Por todo ello y por lógica interna, no se puede debatir sobre su liderazgo. Rajoy refuerza la marca PP.

Cambiemos de tercio, ¿el apoyo militar de Alemania a Francia ha dejado en evidencia a Rajoy ante la coalición internacional que pretende combatir al Estado Islámico?

No. España ya está en los países en los que Alemania no ha querido estar hasta ahora. Estamos en Mali, en Senegal, en República Centroafricana, en Turquía,en Afganistán en Irak y en Líbano, aunque sea en operaciones colaterales al terrorismo yihadista. Si los aliados, tanto la OTAN, como Naciones Unidas, como la Unión Europea, no han solicitado un apoyo concreto a España es porque ya estamos prestando una labor y además la colaboración antiterrorista con Francia ha sido siempre muy estrecha. España estará con sus aliados como lo ha estado siempre. Además, el compromiso del presidente de informar a los líderes de la oposición de todos los pasos que se den y llevan a votación al Congreso cualquier decisión, tiene que tranquilizar a toda la ciudadanía.

¿Entonces no está esperando el Gobierno a que pasen las elecciones para hacer una propuesta militar concreta?

Es que esas ofertas se tienen que hacer en el seno de donde se tienen que hacer, que es en la OTAN y en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en caso de que el Consejo de Seguridad, donde somos miembros.

No ha sido así en el caso de Alemania, Reino Unido…

Porque ellos no están en los países en los que Francia está operando. De verdad, creo que no hay que buscar ningún tipo de prudencia impostada, sencillamente estas cuestiones se tendrán que debatir en el seno de las organizaciones internacionales con los aliados y con total normalidad. Además, en el Pacto antiyihadista, ya se dice que no hay que hacer partidismo con la política antiterrorista. En este caso, ni para bien ni para mal, ni por exceso de prudencia ni por exceso de audacia, se puede decir que este gobierno esté actuando de forma reprochable.

Vaya, que tampoco está intentando Rajoy evitar los errores de Aznar con Iraq y su “maldita guerra”...

Bueno, es que esa frase nunca se produjo.

Soraya Sáenz de Santamaría es prácticamente sinónimo de Rajoy. Llevan toda la vida trabajando juntos, es una persona muy leal al presidente. Hay una identificación absoluta.

¿No?

No, no se produjo. El tiempo ha dado la razón a los que pensábamos que el terrorismo no tenía causalidad y a los que hemos admirado una respuesta de Francia, unida cantando la Marsellesa. En España, todos conocemos que la preparación de los atentados fue muy previa al envío de un buque hospital al Golfo Pérsico. En todo caso, no hay que hacer analogías porque el terrorismo yihadista muta y ahora es una fuerza no uniformada y tremendamente infiltrada en Europa, a la que hay que combatir más con fuerzas policiales que con soldados. Rajoy ha sido prudente, lo fue en el 2004 y lo está siendo ahora. Y todo sin renunciar a la posición española, que siempre ha sido -y no solo con Aznar y Rajoy, también con Zapatero en la guerra de Libia y con González en la guerra primera del Golfo- la de un país responsable. Evidentemente, a nadie nos gusta las guerras, tampoco a ninguno de los cuatro presidentes que he citad, pero es verdad que la libertad hay que preservarla.

¿Pero los ciudadanos tenemos derecho o no a saber cuál es la propuesta de cada partido en este asunto antes de ir a votar? La del PP tampoco está clara.

Sinceramente, lo desconozco. Para eso está el ministro de Defensa y el presidente del Gobierno. Pero sí sé algo que nos transmitió Rajoy el pasado lunes y yo transmití los medios de comunicación: No ha habido ni una propuesta concreta de España, pero tampoco ha habido una petición expresa por parte de las autoridades francesas. Más allá de eso, hay un compromiso con las demás fuerzas políticas para avisarles de todo lo que se hable con los aliados. Así que cualquier tipo de manifestación preventiva o tentación de electoralizar este tema, será un esfuerzo inútil, y como diría Ortega, conducirá a la melancolía.

Pues Rajoy se encontrará el lunes con Hollande en París durante la Cumbre del Clima, ¿qué respuesta dará su le pide colaboración?

Informar a todas las fuerzas políticas, a las que por cierto, hay que valorar su posición responsable, salvo la de una minoría de la izquierda radical que está intentando resucitar el antibelicismo cuando nadie está hablando de una guerra equivalente, sino de una respuesta a los asesinos. Asesinos que, por cierto, han vendido a 12.000 mujeres como esclavas, violado niñas, crucificado a niños y quemando vivas a decenas de personas en Siria o en Libia.

¿Por qué ha dejado el Gobierno fuera a Convergencia del pacto antiyihadista?

Nos sabemos quién es el interlocutor. Convergencia i Unió ya no existe como grupo parlamentario y CDC acaba de anunciar que cambiará de marca para las elecciones legislativas. La interlocución sería difícil, no se sabe muy bien quién cogería el teléfono, si Junts per Sí, Convergencia i Unió, Convergencia….

¿De verdad es éste el motivo?

Sinceramente lo desconozco.

¿El debate sobre la desconexión de Cataluña ha dado aire al PP en esta campaña?

Es un debate nocivo para todos. Pero, todos hemos entendido, incluido el PP, que la estrategia de Rajoy, que es la firmeza y la prudencia, ha resultado efectiva. Quizá Artur Mas, que es tremendamente ególatra, esperaba que tuviera que responderle el Rey uniformado a las 12 de la noche. Pero, no. Le ha respondido un funcionario anónimo, con una carta, en la que se le explica qué responsabilidad penal puede tener si sigue por ese camino. Me da la sensación de que todo este desafío independentista ha sido una estrategia para tapar la corruptela y la quiebra en los servicios básicos a los que Convergencia ha llevado a Cataluña. también creo que hay un gran soufflé. Los votantes de Convergencia se han sentido francamente engañados ahora que ven cómo Mas intenta pactar con antisistemas, antieuro y casi anarquistas. Estoy seguro de que, al final, cuando se vea que hay cooperación en materia económica, inversiones en infraestructuras y transferencias del FLA, el senny catalán hará que todo vuelva a la normalidad.

En el PP estamos a lo que tenemos que estar: no hablar de nosotros y ganar las elecciones.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

¿La respuesta del PP al problema catalán, tras las elecciones, seguirá siendo exclusivamente judicial?

Hay una respuesta política. El problema es que las cartas van marcadas. Si el dialogo sólo se basa en un referéndum o un pacto fiscal, evidentemente ese diálogo se convierte en un monólogo. El referéndum no depende ni siquiera de nosotros, es una ilegalidad, no está en el marco constitucional. Y el pacto fiscal llevaría directamente a la desaparición del sistema de caja común de los españoles.

¿Y cómo piensan reconectar con esos dos millones de catalanes que emocionalmente ya se han ido de España?

Probablemente con más presencia de los responsables gubernamentales en Cataluña. Es bueno que siga habiendo mucha relación con la sociedad civil, con los empresarios, con los medios de comunicación para que se vayan, poco a poco, desmantelando los mantras, los tópicos y la propaganda en la que se ha invertido, que ha sido mucha. Ahora hablo mucho con corresponsales extranjeros y sigo viajando mucho, y me doy cuenta del gran esfuerzo que han hecho con una manipulación absolutamente pueril en las cancillerías internacionales. En todo caso, en un momento como el de ahora de conmoción internacional, nadie verá con buenos ojos un desafío independentista. Ellos saben que es imposible, y además debemos subrayar que es tremendamente nocivo.

¿Y además de subrayar que la independencia es nociva, no es necesario revisar el pacto político del 78?

El pacto constitucional está plenamente vigente, lo que se puede hacer es perfeccionarlo. Por eso, el PP no propondrá una reforma constitucional en cuanto a Legislatura constituyente para sentarse en una mesa y abrir la caja de Pandora. Ahora mismo, no hay mimbres para hacer un cesto mejor del que había en el 78. Cuando oigo hablar de segunda transición a Ciudadanos o a Podemos, pienso que es un término, arrogante porque no es lo mismo la transición de una dictadura a una democracia que una transición porque consideren que España tiene algún problema. Que me digan qué problema hay. En España, todo el mundo ha seguido cobrando su pensión; los subsidios de desempleo; los partidos nuevos han pasado de la Puerta del Sol y la tienda de campaña a las instituciones en apenas diez meses… Es decir, el sistema es permeable, está bien. Otra cosa es que se pueda perfeccionar. Hemos hablado mucho, por ejemplo, de poner a tono el Congreso y el Senado. Tiene que haber, evidentemente, un debate mucho más fluido, mucho más cercano. Hemos hablado de reformar la Ley de Financiación Autonómica, la Ley Electoral… Pero eso no es una reforma del marco constituyente, es una reforma puntual de algunos aspectos que pueden estar en la Constitución . A reformismo, sinceramente nadie nos da lecciones. Esta legislatura ha sido la más reformista, probablemente, después de la de Adolfo Suárez.

¿Tampoco apoyarán la creación de una ponencia constitucional en el Congreso?

No, una ponencia constitucional es una Legislatura constituyente. Para reformar una ley orgánica nos sentamos e intentamos llegar a un acuerdo, y si no hay un acuerdo se vota. En una ponencia constituyente, nos sentamos y aunque no haya acuerdo, nos sentamos y nos sentamos y nos sentamos, y cuando nos levantemos se deben convocar unas elecciones. No veo mimbres ahora para hacer mejor cesto. Incluso diría que no veo claridad en mis interlocutores. Yo puedo decir sí a perfeccionar el Título VIII o la disposición navarra,, pero en frente me puedo encontrar con mi amigo, Íñigo Errejón, diciéndo: vale, yo República. O mi amigo, Alberto Garzón, diciendo: "vale, yo nación catalana". O mi amigo, César Luena, diciendo: "vale, yo Estado confederal". Entonces, el problema es que podemos reabrir todo en canal. Creo en el reformismo institucional, pero no en una segunda transición, que es un término innecesario.

¿Cómo es “La España en serio” a la que ha convocado el PP a los españoles en esta campaña?

Es la España de las oportunidades. Una España con más empleo, con pensiones que no se congelan, con servicios sociales que se pueden pagar… Sencillamente una España que no se canse de la normalidad y en la que no se invierta el rumbo positivo cada cuatro años porque entonces nunca avanzaremos.

¿La España de Bárcenas ha sido una broma pesada ó 20 años de financiación ilegal del PP?

Ni una cosa ni otra. Ha sido un suplicio para el partido. Sobre todo porque era una persona que ha traicionado claramente al partido, se ha aprovechado de él, se ha enriquecido con sus siglas. Según dice el juez Ruz, supuestamente haciendo negocios, valiéndose de su cargo al margen del partido. He estado cuatro años hablando sobre un señor que no he conocido nunca. Este sinvergüenza ha hecho un daño tremendo. Cuando me dice la gente que no es justo que al PSOE no le haya pasado factura la corrupción en Andalucía y a nosotros sí, les digo ¿cómo que no es justo? Es un orgullo. Nuestro votante no nos tolere nada de corrupción

El terrorismo yihadista muta. Ahora es una fuerza no uniformada y tremendamente infiltrada en Europa , a la que hay que combatir más con fuerzas policiales que con soldados

El juez Ruth también ha dictado una docena de autos en los que acredita la financiación ilegal de su partido.

En este caso hay más responsables. Además de Bárcenas, Ruz cita a tres alcaldes, los de Majadahonda, Pozuelo y Boadilla. Cuando el juez habla de participativo lucrativo es porque interpreta que, en efecto, el partido se ve beneficiado de que la trama Gürtel haya pagado la campaña del Pozuelo, Boadilla y Majadahonda. Y, de verdad, si yo no tuviera claro que esto es un hecho absolutamente ya erradicado, no defendería a este partido. El PP no se puede ver perjudicado por una persona concreta. La corrupción no es cosa de partidos, es cosa de personas. Ni de empresas, es cosa de personas. Ni de familias, es cosa de familiares. Bueno, alguna sí, como en la familia Pujol. Bárcenas nos ha hecho muchísimo daño y espero que la gente se haya dado cuenta de que se han puesto los medios para que nunca más se repita esto.

Y los delitos que se le imputan a Rato ¿invitan a pensar en esa “España en serio” a la que nos convoca el Partido Popular?

Lo de Rato ha sido una decepción tremenda. Lleva diez años fuera de cualquier cargo público, cierto. Lleva dos años fuera del partido, cierto. Es un delito privado, familiar, sin vinculación con su actividad pública, cierto.

Algunos de los delitos están vinculados a su gestión en Bankia.

Bueno, me estaba refiriendo al delito fiscal. Cierto. Ahora, a una persona que ha sido un alto cargo tan importante en España se le tiene que exigir no solo legalidad, sino también ejemplaridad. Y yo en este caso me he mostrado muy crítico Espero que caiga sobre él todo el peso de la ley porque nos está haciendo muchísimo daño, a pesar de que todo lo que se le investiga nada tiene que ver con el partido.

Si fue una decepción Rato ¿por qué le recibió el ministro del Interior en su despacho del ministerio?

Pues parece ser que por temas de seguridad, es lo que ha dicho el ministro. Pero sinceramente desconozco lo que pasó.

“Piensa sin prejuicios” es otro de los lemas del PP en esta campaña. ¿Qué prejuicios tenemos los españoles con el PP?

A veces, se piensa que el PP es un partido que no defiende la política social. Lo que queremos decir es que hay que pensar en cómo se financia la política social. Y si alguien tiene una piedra filosofal por la cual el gasto público no se financie en base a ingresos privados que me lo explique porque revolucionaríamos el Nobel de Economía. Si no creamos empleos y empresas, es muy difícil pagar la Sanidad, la Educación y las pensiones. De eso va el lema que se se explica con declaraciones de Carme Chacón, de Zapatero y de Pedro Sánchez hablando de los recortes que tuvieron que hacer en su legislatura y que la gente atribuye al PP.

Quizá Artur Mas, que es tremendamente ególatra, esperaba que tuviera que responderle el Rey uniformado a las 12 de la noche.

¡Hombre, 10.000 millones de recortes en Sanidad y Educación el primer mes de Gobierno del PP, no está nada mal!

Bueno, debíamos 17.000 Intentamos racionalizar el gasto con una central de compras y con carteras de servicios básicas. Tengo en casa tres médicos hermanos y un padre médico, lo conozco bien. Le diré además que en la próximas Legislatura tendremos que hace un esfuerzo para que estén mejor remunerados los profesionales de la medicina y la enfermería. Pero, evidentemente, la Sanidad se ha salvaguardado, después de que el PSOE la hubiera quebrado. No lo dijimos para no alarmar, pero estaba quebrada presupuestariamente del mismo modo que la Educación en de abandono y fracaso escolar. Algo había que hacer y no somos perfectos. Se puedan discutir algunas medidas, pero teníamos una política social que era impagable, sobre todo, no estaba dando resultados para el coste que tenía.

Le acaban de nombrar patrono de la fundación FAES, ¿es usted el puente entre Rajoy y Aznar?

No soy el puente de nadie, pero es verdad que tengo una relación magnifica con los dos. Estoy muy orgulloso de haber trabajado con los dos y además, creo sinceramente que de lo único que yo puedo presumir es de ejemplificar que en el partido todos cabemos y todos sumamos. La historia del PP está conformada por muchas personas como Aznar, como Fraga, como Rajoy, y luego por mucha gente mucho más irrelevante que como yo disfrutamos de lo que ellos han hecho.

Pero de los cuatro nuevos patronos nombrados por José María Aznar en FAES, usted es el único que no está distanciado de Mariano Rajoy. ¿Qué tiene en común con María San Gil, a Cayetana Álvarez de Toledo y Alberto Ruiz Gallardón?

Nuestra pertenencia a un partido y, ahora, a una fundación que siempre ha trabajado para el PP. También una relación magnífica con el presidente de la Fundación FAES.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

DE CERCA….

¿Qué desayuna?

Pan con tomate y café con leche. Y, últimamente, me exprimo una naranja para el frio.

¿Usted también bailaba breakdance en Azca de jovencito como Pedro Sánchez?

Que va, soy muy poco bailongo. No me gusta nada bailar. He tenido siempre muchísimo sentido del ridículo, aunque a mi mujer no le gusta nada que no baile. Siempre he sido más animal de barra que de pista.

Para la lectura matutina ¿el Marca o El País?

El País, junto con los otros tres diarios.

¿Es más de series de televisión o de informativos de TVE?

De todos los informativos, de los de TVE y de los demás. No veo series, salvo Pepa Pig cuando lo ponemos en el iPad.

¿El último libro que ha leído?

La madre de todas las batallas, de Daniel Lacalle.

¿Cómo desconecta?

Con mis hijos.

Un lugar para perderse.

Las Navas del Marqués, Ávila.

¿Cuánto dinero lleva en el bolsillo habitualmente?

¡Me has pillado!. Intento llevar 50 pavos o así pero hoy me he quedado sin nada, y voy a tener que pagar con tarjeta.

Un ejemplo a seguir en política.

Tanto Aznar como Rajoy me han inspirado mucho

¿Su película favorita?

Probablemente, La lista de Schindler.

Un referente moral.

Juan Pablo II.

¿Le pagan por los marrones que se tiene que comer?

Ja, ja, ja… No, son gajes del oficio.

¿Sueña despierto?

Sí, pero últimamente sueño cosas ajenas, al final te preocupan tus hijos y estás pendiente de qué van a ser. La verdad es que siempre he sido poco ambicioso.

¿Una porra de los escaños que obtendrá el PP el 20-D?

Me voy a mojar. Por encima de 140

Si tuviera que elegir, ¿Aznar o Rajoy?

Es que no se puede elegir. De verdad, que no

¿Un ministerio?

A mí me encanta Exteriores, es en lo que me he especializado.

¿Es más de Aznar o de Ana Botella?

Pero qué necesidad de elegir. Hombre, yo he trabajado codo a codo con Aznar pero Ana es encantadora.

¿Bárcenas o “el Bigotes”?

No conozco a ninguno de los dos.

¿Ligón o pagafantas?

Pagafantas.

Y ADEMÁS...

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST