POLÍTICA
04/12/2015 12:15 CET | Actualizado 04/12/2015 12:17 CET

La Fundación Francisco Franco chulea en Twitter tras homenajear al dictador

La Fundación Francisco Franco celebró este jueves una cena de homenaje al dictador a pesar de las críticas y de las más de 60.000 firmas que la Federación Estatal de Foros por la Memoria consiguió en Change.org para pedir la cancelación del acto. El Hotel Meliá Castilla, que acogió el acto, no cedió y la exaltación a Franco se llevó a cabo.

Después del homenaje, presidido por un gran retrato de Franco y una bandera preconstitucional, la fundación sacó pecho en Twitter. "¿62.000 firmas para qué? Aquí estuvimos. Otro año será @foromemoria", escribió en la red social.

Esta misma mañana, volvían sobre lo mismo asegurando con un mensaje muy parecido al anterior.

Además, la Fundación Francisco Franco criticó a la Federación Estatal de Foros por la Memoria por la concentración que organizaron a la puerta del hotel. "Eran muchísimos... ¡y muy peligrosos! El acto corría el peligro de suspenderse ante tamaña amenaza", decían, tirando de nuevo de ironía.

Edurne Rubio, presidenta del Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid, aseguraba este mismo jueves a El Huffington Post que era "una indecencia" que en un hotel se celebrase un homenaje a la persona "que ordenó matar a tu abuelo, a tu padre, que le torturaran en una cárcel durante días, que te robaran a tu hijo cuando nació. Y esa persona en ningún momento ha respondido ante la justicia”.

Rubio lamentaba que este homenaje es una muestra más de que el Estado “niega el derecho a existir de las víctimas del franquismo”. “Ahora mismo no están reconocidas de ninguna manera y, encima, se da cabida a homenajes a personas que fueron responsables de crímenes contra la humanidad”, subrayaba a la vez que recuerda que Naciones Unidas ha reprobado a España repetidamente por ignorar los derechos de las víctimas del franquismo. “Ese tipo de actos en España son legales frente a la inexistencia política, social y jurídica de las víctimas”, recordaba.

ESPACIO ECO