POLÍTICA
07/12/2015 18:26 CET | Actualizado 07/12/2015 18:26 CET

La política sigue siendo masculina: solo una de cada tres cabezas de lista es mujer

EFE

Una anomalía permitirá que en el debate entre los cuatro principales candidatos a las elecciones del 20-D que se celebra esta noche a las diez participe una mujer. Soraya Sáenz de Santamaría, por más que se especule con la Operación Menina para hacerla presidenta con el apoyo de Ciudadanos, estará allí porque el número uno de su partido, Mariano Rajoy, ha decidido participar solo en un cara a cara en esta campaña electoral. Los candidatos a la Presidencia del Gobierno de los cuatro principales partidos e Izquierda Unida son hombres, y solo una de cada tres cabezas de lista de las 52 circunscripciones (el 34%) es mujer.

"Llegará el momento de que haya una mujer presidenta aquí, como en otros países", declaró Santamaría en una entrevista en El Mundo. Parece que el momento no es inminente. En su partido hay 15 cabezas de lista mujeres frente a 37 hombres, pero no es ni siquiera el que peor nota saca en paridad. El premio se lo lleva Ciudadanos, que tiene 10 candidatas (un 10%) en sus puestos de salida, en contraste con 42 candidatos.

Solo el PSOE tiene listas en las que el peso de las mujeres es igual o mayor al de los hombres. El candidato principal, Pedro Sánchez, es hombre, pero el 54% de las número uno son mujeres (28 frente a 24). El resto de las candidaturas las han hecho con el método cremallera, que alterna a hombres y mujeres, y que resulta en igualdad absoluta: 175 hombres y 175 mujeres.

[Continúa después del gráfico]

Ciudadanos rechaza las cuotas de hombres y mujeres, y se nota. "Como tenemos primarias y son los afiliados los que votan a los dirigentes, no miramos el sexo. Estamos en contra de las cuotas porque es un instrumento que no premia la meritocracia y va en contra de la igualdad", explicó a El País Francisco Hervías, secretario de Organización. Los datos demuestran que las no cuotas favorecen la desigualdad. El partido no solo presenta la imagen más masculina en la cúpula. El resto de sus listas son también las menos igualitarias, con un 44,6% de mujeres frente a un 55,4% de hombres.

Unidad Popular, las candidaturas en las que participa Izquierda Unida (en Galicia y Cataluña, junto a Podemos), es también deficitaria en mujeres líderes. Las listas las encabezan 38 hombres frente a 14 mujeres, o un 27% de representación femenina. Incluso en el PP, donde solo hay 15 candidatas frente a 37 candidatos, tienen un mejor ratio, con un 29%.

Podemos, con 20 mujeres frente a 32 hombres encabezando las listas, tiene un 38% de números uno mujeres, y aunque está lejos del 50-50, sería después del PSOE el partido con un liderazgo más paritario. En el resto de las listas es el partido en el que el número de mujeres, 181 (51,7%), supera al de hombres, que son 169 (48,3%), seguido de Unidad Popular (49,7% de hombres, 50,3% de mujeres). En el grueso de las listas del PP el ratio de mujeres es del 46,6% (son 163, frente a 187 hombres).

Por circunscripciones, las hay que solo van a tener líderes masculinos (Madrid, Soria, Tarragona y Álava) entre estos cinco partidos, pero no hay ninguna que solo tenga mujeres en los puestos de salida. Como mucho, cuatro de cinco, en Toledo.