POLÍTICA
17/12/2015 09:45 CET | Actualizado 17/12/2015 12:13 CET

Rajoy, el día después de la agresión: "Estoy muy bien, sólo tengo un poco hinchado el pómulo"

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, se encuentra "muy bien" y sólo tiene "un poco hinchado el pómulo" tras la agresión que sufrió el pasado miércoles en Pontevedra.

Así lo ha asegurado el candidato del PP este jueves durante una entrevista telefónica en El Programa de Ana Rosa, en Telecinco, donde ha confirmado que ha pasado buena noche y que mantendrá su agenda política, que le llevará desde Barcelona, donde se encuentra en estos momentos, a Bruselas, a donde viajará esta misma tarde.

Rajoy también ha explicado cómo transcurrieron los hechos: "Nunca me había sucedido algo así y fue todo muy rápido. El único problema fue que se me cayeron las gafas y no las encontraba, pero luego hice mi vida normal". Más tarde, su médico de campaña le vio y le dio una pomada "para controlar la hinchazón" y un antiinflamatorio.

Sobre el autor de la agresión, por quien instantes más tarde de recibir el golpe sólo quiso saber si había sido detenido, ha manifestado que no tiene "ninguna intención" ni de intervenir en la decisión que se tome sobre su futuro. Así, ha dicho que el puñetazo que le propinó el joven es "la excepción que confirma la regla del civismo de los españoles".

Tal y como se sabía, el candidato a la reelección ha manifestado que ha recibido muestras de apoyo de todos sus oponentes y tantos mensajes que aún no ha podido leer.

Pedro Sánchez ha sido uno de los políticos que se ha interesado por él y que le ha transmitido su respaldo, gesto por el que la periodista le ha preguntado por si serviría para rebajar la tensión tras el 'cara a cara' que mantuvieron ambos. "He ido a muchos debates y no siempre acertamos. Nos equivocamos, pero tenemos que respetar a la persona. Por mi parte, lo que pasó está absolutamente olvidado, miro al futuro".

Preguntado directamente por la relación que están estableciendo algunos tertulianos entre el tono agresivo del candidato socialista en el debate y la agresión, el jefe del Ejecutivo ha sido tajante: "No, no, no. Extraer consecuencias políticas es algo que no se debe hacer".

Rajoy, que ha asegurado estar "muy satisfecho" con su campaña electoral, ha agradecido también el "cariño y generosidad" de la gente que estuvo presente en el mitin en La Coruña, al que asisitió tras la agresión. Ahora, asegura, "mira al futuro" en el que espera que haya un "Gobierno estable" y no uno "en minoría" ya que considera que un panorama así no aportaría la estabilidad que, a su juicio, España necesita.

De momento, Rajoy concluirá la campaña y el día de reflexión lo pasará con su familia en La Moncloa.

MENSAJE DE TRANQUILIDAD

Este mismo jueves el presidente del Gobierno y candidato del PP a la reelección, Mariano Rajoy, ha difundido a través de Twitter desde Barcelona un breve vídeo suyo caminando en la cinta de correr, con las palabras "seguimos avanzando" y sus iniciales, MR, lo que indica que es un mensaje personal suyo.

Un día después de la agresión que sufrió en Pontevedra, Rajoy ha deseado "buenos días y feliz jueves" desde la ciudad condal. El candidato del PP ha viajado la pasada a Barcelona después de protagonizar un mitin en A Coruña.

Fuentes del PP han asegurado que se encuentra bien y que el médico que viaja con él en la caravana sólo ha tenido que administrarle una pomada para paliar el impacto del puñetazo que le propinó un menor de edad mientras paseaba por la calle.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...