POLÍTICA
21/12/2015 22:25 CET | Actualizado 21/12/2015 22:43 CET

España busca Gobierno

EFE

“Esto va a ser como Borgen”. La frase la pronunciaba una de las personas más cercanas al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la pasada madrugada mientras abandonaba la sede del PP en la calle Génova. De esta manera, hacía alusión a la serie danesa que narra el ascenso al poder de una primera ministra a base de alianzas. Eso sí, en el Partido Popular creen que ellos serán finalmente los vencedores.

España se ha despertado este lunes con una endiablada aritmética parlamentaria. Nadie sabe quién vivirá en La Moncloa dentro de unos meses o, incluso, si habrá que convocar unas nuevas elecciones. Los principales actores son el PP (123 diputados), PSOE (90), Podemos (69) y Ciudadanos (40).

Las cúpulas de los partidos se han reunido para analizar lo sucedido y empezar a perfilar sus estrategias de cara a la constitución de las Cortes, que se celebrará el próximo 13 de enero. Y ya se han empezado a emitir señales sobre la formación de Gobierno. A pesar de la bruma que envuelve ahora el futuro, en casi todos los partidos miran especialmente al PSOE, que tendrá un papel clave.

RAJOY SE AFERRA AL PODER

Tras perder 63 escaños y millones de votos, Rajoy ha convocado a la plana mayor del Partido Popular en la sede de la calle Génova. El presidente ha trasladado a los suyos que es la hora de la “responsabilidad” y de la altura de miras. El líder popular quiere conservar La Moncloa y considera que tiene la legitimidad de ser el partido más votado.

La intención de Rajoy, según ha confesado ante los periodistas, es buscar un Gobierno “estable” que dé certidumbre dentro y fuera del país. Para ello tiene previsto mantener contactos con otros partidos para intentar ganar los votos que necesita para la investidura.

(Sigue leyendo después del vídeo)

Rajoy, sobre el futuro Gobiernopor elhuffingtonpost

Por ahora busca discreción para preparar esas reuniones y no ha querido citar a las formaciones que tiene en mente. Lo que sí ha comentado es que intentará seducir a aquellos que comparten el orden constitucional y que defienden la unidad de España, lo que apunta directamente a Ciudadanos y al PSOE.

Rajoy habló con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, después de conocer los resultados electorales y también se ha mensajeado con el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera. El candidato de Podemos, Pablo Iglesias, le mandó otro mensaje con una pregunta, ha añadido el presidente en funciones sin dar más información.

Para el fin de gobernar, Rajoy va a abrir una ronda de contactos con varios partidos y lo hará “con generosidad”. Por el momento el presidente ni se plantea la posibilidad de ofrecer un Ejecutivo del PP que no esté presidido por él, ha explicado. Para el candidato popular, es la hora de la “responsabilidad y del sentido de Estado”. Además España no se puede permitir, en su opinión, una “parálisis”. Con este mensaje quiere captar claramente a C’s y al PSOE, que siempre han presumido de ser partidos de Estado.

Está en juego el futuro del partido y el suyo. Los intentos de descabalgar al presidente no solo llegan desde fuera. En la reunión que ha celebrado el Comité Ejecutivo Nacional del PP, el expresidente José María Aznar le ha pedido que convoque un congreso abierto para renovar la dirección del partido. Rajoy ha contestado que se celebrará el cónclave -que se había retrasado por la celebración de las elecciones- y ha revelado que se presentará. Todavía no hay fecha.

EL ENIGMA SOCIALISTA

En este panorama sin precedentes en España están todos pendientes del PSOE. En Sánchez recae la responsabilidad de dejar gobernar al PP o intentar formar una mayoría de izquierdas alternativa si fracasa Rajoy. Por el momento hay una cosa clara: votará ‘no’ a la investidura de Rajoy.

El ‘número dos’ del partido, César Luena, ha avanzado la postura de Ferraz ante esa votación. Lo que no ha querido aclarar es qué haría el PSOE si los populares presentan otro candidato o si tiene intención de pactar con más fuerzas para llegar a La Moncloa en caso de que Rajoy falle. Esto debería incluir un acuerdo con varios actores como Podemos, IU y nacionalistas.

(Sigue leyendo después de la imagen)

César Luenapor elhuffingtonpost

Esta mayoría alternativa incomoda a un amplio sector del PSOE. ¿Por qué? Desde Podemos ya han condicionado un pacto a la celebración de un referéndum de independencia en Cataluña. Eso chocaría con la posición mantenida hasta ahora por los socialistas, que defienden una reforma federal de la Constitución.

Tres importantes federaciones del PSOE ya han dejado ver su negativa a una coalición con los morados. Los socialistas andaluces se han expresado a través de su ‘número uno’ en la lista por Sevilla, Antonio Pradas, que también es el secretario de Política Federal del PSOE. Él ve casi imposible un acercamiento por esta cuestión, ya que la visión de España de los dos partidos es muy “diferente”.

Desde Extremadura, el presidente autonómico, Guillermo Fernández Vara, se ha unido a la tesis de Susana Díaz. "El PSOE no puede alcanzar pactos con nadie que defienda la independencia de Cataluña o la autodeterminación de los pueblos de España”, ha sostenido. En una línea parecida ha hablado el líder de los socialistas en Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, quien ha sentenciado: "No vamos a buscar pactos complejos ni pastiches de ningún tipo".

Como le pasa a Rajoy, Sánchez tiene también que jugar en dos campos: en casa y fuera. La dirección ha confirmado que el congreso que debe celebrarse próximamente se hará después de que se solucione la investidura. Además, como Rajoy, el candidato del PSOE también ha señalado que concurrirá para seguir al frente del partido.

LAS CONDICIONES DE PODEMOS

En caso de intentar llegar a La Moncloa, el PSOE debe contar con Podemos. Iglesias ha lanzado dos mensajes nítidos este lunes. Por un lado, no va a permitir un Gobierno del PP “ni por activa ni por pasiva, ni con votos a favor ni con abstención”, A la vez, ha condicionado cualquier tipo de acuerdo con el PSOE a que respete la “plurinacionalidad” de España y asuma el derecho a decidir. Este mensaje ha ganado fuerza entre los morados después de los buenos resultados obtenidos en Cataluña y País Vasco -donde se han convertido en la primera fuerza-.

El candidato de Podemos ha cargado en Sánchez toda la responsabilidad de que haya un Ejecutivo conservador. "Los que mandan en el PSOE están diciendo que hay que entregar el gobierno al PP", ha insistido, despertando así el fantasma de la gran coalición. Iglesias ha pedido una reflexión “constituyente” y que no haya prisas por parte de los “trileros”.

(Sigue leyendo después del vídeo)

Pablo Iglesiaspor elhuffingtonpost

RIVERA APUESTA POR UN GOBIERNO DEL PP EN MINORÍA

No hay tres sin cuatro ya. Ciudadanos se ha reunido este lunes para analizar los resultados, que no han cumplido con sus expectativas. De cara a los próximos meses, Rivera se ha decantado por la fórmula de un Gobierno del PP en minoría. Está dispuesto a permitir que Rajoy comience la legislatura, pero no entraría en un Ejecutivo de coalición.

De este manera, Ciudadanos se sitúa ya en la oposición. Rivera ha dicho que es la hora de que el PSOE se moje y diga qué va a hacer. Según el líder de Ciudadanos, los socialistas solo podrían llegar al poder a través de un Gobierno “inviable” en el que habría hasta once partidos. Esto no le gusta nada y más después de la experiencia del tripartito en Cataluña, ha reconocido.

Todos coinciden en que España ha iniciado una nueva época política. Lo que nadie sabe es quién será el presidente. La Moncloa busca inquilino.

Photo gallery Noche electoral See Gallery