TENDENCIAS
21/12/2015 08:27 CET | Actualizado 21/12/2015 08:27 CET

37 métodos para relajarte a través del arte

GETTY IMAGES

Se acercan las vacaciones de Navidad y, como cada año, traen consigo encuentros con la familia y los amigos, comidas copiosas y, para muchos, también estrés. Ya sea porque temas las interminables conversaciones con la tía abuela Felisa o porque te ponga nervioso la perspectiva de empezar un año nuevo, venimos a sugerirte que dejes que tu creatividad sirva de masaje contra el estrés.

La terapia artística se basa en la creencia de que la expresión artística tiene el poder de aumentar la autoestima, de ayudarnos a relajarnos e incluso a curarnos. Se trata de un tipo de terapia único, ya que la mayoría dependen del lenguaje como método principal de comunicación, mientras que el arte requiere algo más, algo más difícil de definir.

No somos terapeutas artísticos, y las técnicas que se muestran a continuación son solo sugerencias basadas en las prácticas relacionadas con las terapias artísticas. Para aquellos que tengan hambre de creatividad y ganas de librarse de las tensiones que producen estas épocas del año, estas sugerencias serán de utilidad. Son técnicas para las que no se necesita tener ni muchos materiales ni conocimientos sobre arte. De hecho, cuanto menos se sepa de arte, mejor. Lo más importante no es el producto final, sino el proceso.

A continuación, presentamos las 37 técnicas que te ayudarán a relajarte durante las vacaciones de Navidad.

  • Diseña una postal que no tengas intención de enviar
    Diseña una postal que no tengas intención de enviar
    MYSONDANUBE VIA GETTY IMAGES
    Ya sea una carta de amor que no estás preparado para enviar o una carta llena de rabia que es mejor que nunca vea la luz, a veces enumerar y plasmar todos los detalles en papel ayuda a quitarle hierro al asunto. Mientras que escribir puede ser terapéutico por sí solo, el hecho de diseñar la postal le da un valor añadido. También permite activar diferentes áreas del cerebro, al mismo tiempo que produce una relajación similar a la que provoca colorear un libro de dibujos. Cuando tires esa carta a la basura (o cuando la guardes en un cajón), te darás cuenta de que el mensaje que contiene ha perdido fuerza.
  • Crea un 'collage'
    Crea un 'collage'
    HELENA WILSEN-SAUNDERS VIA GETTY IMAGES
    Pinta algo sobre un papel o una cartulina. Cuando acabes, recórtala o rásgala. Utiliza las piezas recortadas para crear una obra de arte nueva: un collage. Contempla cómo la obra de arte que habías creado inicialmente se convierte en algo nuevo, algo impredecible. Este ejercicio sirve para enfatizar la proximidad entre la creación y la destrucción y para fomentar la toma de riesgos creativa en todos los aspectos de la vida.
  • Construye un altar a un ser querido
    Construye un altar a un ser querido
    ALAN BAILEY VIA GETTY IMAGES
    Puedes tomar el arte popular como inspiración y crear un altar para honrar una relación que tengas o hayas tenido con una persona importante para ti. Decora este lugar sagrado con fotografías, cartas y reliquias que te recuerden a los momentos que esa persona y tú habéis vivido juntos u obras de arte que hayas hecho pensando en ella. Puedes utilizar cualquier cosa: desde regalos que os hayáis hecho hasta el envoltorio de sus caramelos preferidos. Construir un altar a otra persona sirve para despertar en ti los buenos recuerdos y para materializar una relación, con el objetivo de que te aporte bienestar en las malas rachas.
  • Dibuja en la oscuridad
    Dibuja en la oscuridad
    ANTAR DAYAL VIA GETTY IMAGES
    Gran parte del estrés que sufrimos al realizar actividades artísticas lo producen las críticas y los juicios, que parecen imposibles de evitar. Prueba a dibujar en la oscuridad para cerrarle la boca al crítico de arte que llevas dentro. Ya no tienes por qué crear líneas, formas o patrones por el mero hecho de creer que es lo suyo. Cuando enciendas la luz, el resultado te sorprenderá.
  • Utiliza acuarelas para plasmar tu estado corporal
    Utiliza acuarelas para plasmar tu estado corporal
    KATHY COLLINS VIA GETTY IMAGES
    Túmbate y cierra los ojos. Visualiza tu cuerpo a medida que respiras. Intenta imaginar el aire que entra en tu cuerpo de un color concreto y, de otro color, el aire que sale de él. Utiliza las acuarelas para plasmar tu estado corporal en una hoja de papel. Piensa en el significado que tienen esos colores para ti, reflexiona sobre las zonas en las que se vuelven más densos, más opacos. Concíbelo como el autorretrato más relajante que has creado jamás.
  • Haz un dibujo utilizando el método 'Zentangle'
    Haz un dibujo utilizando el método 'Zentangle'
    VLADIMIR_KARPENYUK VIA GETTY IMAGES
    El Zentangle (que viene de la unión de la palabra japonesa zen y la palabra inglesa tangle, que significa "nudo" en español) es una técnica, que inventaron Rick Roberts y Maria Thomas, diseñada para hacer del dibujo una herramienta de meditación accesible para todos. Para aprender el método oficial debes dar clase con un profesor de Zentangle, pero también puedes recrear la idea principal en la que se basa el método por tu cuenta.
    Coge un trozo de papel, córtalo hasta formar un cuadrado de 9 centímetros de lado y dibuja una línea que enmarque el trozo de papel con un lápiz, sin apretar. Después, haz una línea curva —o cuerda— sin salirte del marco que acabas de dibujar. Ahora coge un bolígrafo y empieza a dibujar "nudos", una serie de patrones y formas alrededor de la "cuerda". Voilà! Ya has aprendido el método Zentangle.
    Se trata de una técnica diseñada para fomentar la creación deliberada y la aceptación de los errores, ya que borrar va contra las reglas del Zentangle. En esta técnica normalmente solo se utiliza el color negro, pero nosotros te animamos a probarla con colores. No tardarás más de 15 minutos en terminar el dibujo, y puedes repetirlo las veces que quieras. Ten preparados varios cuadrados por si te viene la inspiración.
  • Fabrica vales
    Fabrica vales
    GREG VOTE, VSTOCK LLC VIA GETTY IMAGES
    Piensa en las presiones que te impone la sociedad cada día, en tus características personales que percibes como defectos y en los pequeños lapsus que concibes como errores. Reflexiona sobre ellos y fabrícate un vale que te dé permiso para cometer uno de esos pequeños errores. El hecho de convertir un defecto en un logro puede ayudar a reducir los sentimientos de odio hacia uno mismo, lo que se traduce en un impulso para ayudarte a conseguir otros objetivos importantes. Recuerda que se trata de un trabajo artístico, tiene que quedar bonito.
  • Haz refritos de poemas
    Haz refritos de poemas
    MATABUM VIA GETTY IMAGES
    ¿Crees que no tienes madera de poeta? Deja el trabajo duro a otros: hazte con los libros, las revistas, los periódicos y las cartas viejas que tengas por casa. Coge unas tijeras y recorta las palabras que te llamen la atención o que signifiquen algo para ti. Compón un collage con los materiales que has recortado. Puedes seguir un tema o una historia determinados desde el principio o puedes empezar a formar el collage y ver a dónde te va llevando.
  • Crea utensilios únicos
    Crea utensilios únicos
    PATRICIA GRANLUND VIA GETTY IMAGES
    En vez de pintar un cuadro, ¿por qué no te centras en fabricarte una brocha nueva? Puedes fabricar utensilios de pintura casi con cualquier cosa; ya sea con palillos pegados a una base de cartulina o con pompones y un poco de hilo. Al crear un nuevo utensilio, le cederás parte del control artístico a tu nueva herramienta mediadora que, por supuesto, es una obra de arte en sí misma.
  • Haz una caja del perdón
    Haz una caja del perdón
    ~USERC33E319B_208 VIA GETTY IMAGES
    Si hay alguna persona en concreto —incluido tú mismo— contra la que no quieres tener más rencores ni emociones negativas, prueba a construirle una caja del perdón. Decora una caja pequeña con imágenes que te gusten y con palabras que sean específicas para esa persona en la que estás pensando o que te ayuden a alcanzar el estado interior que quieres conseguir. Puedes escribir el nombre de esa persona en un trozo de papel y meterlo en la caja, si lo prefieres, de manera que puedas sacarlo o cambiarlo cuando lo necesites. El hecho de fabricar la caja hará que recuerdes buenos momentos con la persona a la que va dirigida y, además, te ayudará a encontrar la manera de perdonarla.
  • Haz un 'collage' de color
    Haz un 'collage' de color
    HENRIK SORENSEN VIA GETTY IMAGES
    El color afecta a nuestro estado de ánimo. Sin embargo, a veces, en vez de utilizar el color para cambiar nuestro humor, resulta útil tomarse un momento para reflexionar sobre el color que se está experimentando. ¿Te sientes con energías y desinhibido? Haz un collage con imágenes de color naranja, a juego con tu estado de ánimo. Crear basándote en éste puede ayudarte a entender por qué te sientes así y a darte cuenta de que no hay nada malo en sentirse de esa manera.
  • Haz una máscara
    Haz una máscara
    CHARLIE SCHUCK VIA GETTY IMAGES
    Se tiende a pensar que la gente que lleva máscara tiene algo que esconder, pero, a veces, esta capa de protección y anonimato nos hace sentir más libres y nos ayuda a expresar las cosas que nos resultan más difíciles. Crea una máscara de poder, llénala de símbolos que te hagan sentir fuerte (puedes inspirarte en el disfraz de algún superhéroe o en el casco de un atleta). Puedes ponértela cuando te estés preparando para una situación difícil —ya sea una cena en familia o una conferencia— y te demostrarás a ti mismo que puedes afrontar la situación con máscara y sin ella.
  • Crea un 'anticalendario'
    Crea un 'anticalendario'
    UTAMARU KIDO VIA GETTY IMAGES
    Los calendarios suelen estar llenos de tareas, obligaciones y responsabilidades y hacen que concibamos los días que están por llegar con estrés. Prueba a hacerte un calendario de adviento, un anticalendario. Y que, en vez de darte una chocolatina cada día, te regale un piropo, un dibujo divertido, una frase que te guste o una orden como "hoy toca desayunar en la cama". Si todo sale según lo planeado, seguro que te levantas de la cama con una sonrisa en la cara.
  • Empieza una cadena de garabatos
    Empieza una cadena de garabatos
    ZEPTONN VIA GETTY IMAGES
    Es imposible que un garabato quede feo. Una vez que sucumbas a las infinitas posibilidades que ofrecen las líneas que acaban encontrándose para dar lugar a formas no identificadas, no podrás parar de dibujar. Empieza a hacer garabatos con un amigo o un ser querido para no tener toda la responsabilidad de la creación. Ver como tus curvas evolucionan hasta dar lugar a magníficas criaturas es mágico.
  • Haz un retrato de tu yo del pasado
    Haz un retrato de tu yo del pasado
    MARC DEVILLE VIA GETTY IMAGES
    No nos referimos a vidas pasadas, sino a versiones anteriores de ti mismo con las que hayas perdido el contacto. Al recordar una fase de inocencia o de ignorancia te estarás moviendo entre la memoria y la imaginación y te darás cuenta de lo maleable que es tu propia identidad. Te sentirás como si leyeras tu viejo diario por primera vez en años.
  • Construye un árbol de los deseos
    Construye un árbol de los deseos
    KORNYEYEVA VIA GETTY IMAGES
    Fíjate en Yoko Ono y construye un objeto que albergue tus sueños. Utiliza una planta real o un objeto que tenga una forma similar a la de un árbol, escribe tus deseos en un trozo de papel y cuélgalos uno a uno. Puedes sugerir a tus conocidos que lo hagan también. Escribir tus deseos en papel te deja un paso más cerca de hacerlos realidad. Por no hablar de lo decorativos que quedarán los papelitos colgados del árbol. Mejor que las flores.
  • Pinta tus propias muñecas rusas
    Pinta tus propias muñecas rusas
    VENEMAMA VIA GETTY IMAGES
    Aunque somos diferentes —porque nosotros no estamos hechos de madera—, tenemos algo en común con las muñecas rusas: en ocasiones, también tenemos capas ocultas en nuestro interior. ¿Cuál es la capa que le muestras a los demás? ¿Cuál es la que le muestras a tus seres más queridos? ¿Cuál se mantiene siempre oculta? Compra unas muñecas rusas y píntalas. Utiliza imágenes y palabras para recrear las capas que hay en tu interior.
  • Mejora una obra maestra
    Mejora una obra maestra
    MARIA BELL VIA GETTY IMAGES
    ¿Te intimidan las hojas en blanco? A nosotros también. En vez de empezar de cero, prueba a mejorar una obra que ya conozcas y que te gusta para aumentar tu confianza en ti mismo. Ya estés dibujándole bigote a la Mona Lisa o coloreando los espacios en blanco del Guernica, estamos seguros de que Da Vinci y Picasso estarían orgullosos de ti. ¿Quién sabe? Puede que llegues a convertirte en un famoso artista de apropiaciones.
  • Construye un lugar seguro
    Construye un lugar seguro
    ROMAN SAKHNO VIA GETTY IMAGES
    ¿Recuerdas haber construido tiendas de campaña con almohadones y sábanas cuando eras niño? ¿Recuerdas ese lugar secreto solo para ti? ¡Saca al niño que llevas dentro y construye un fuerte para adultos! O sea, una instalación artística. Puedes construirte una especie de tienda de campaña o simplemente guardar objetos que tengan un significado especial para ti en el armario o debajo de la cama. Reúne objetos que te hagan sentir nostalgia: juguetes viejos, mantas o cualquier cosa que te haga abstraerte. Acompáñalo de una canción que te guste y deja que te envuelvan las buenas vibraciones.
  • Usa ceras
    Usa ceras
    IAN SANDERSON VIA GETTY IMAGES
    Así de simple. Hay algo en la técnica de pintar utilizando ceras que es frustrante y liberador a partes iguales. Sí, es difícil dibujar líneas rectas y finas. Sí, es casi imposible colorear algo sin salirte. Pero ese es su encanto. Deja a tus imperfecciones fluir y formar parte de tu creación. Cualquiera de las obras que crees será única, sea digna de museo o no.
  • Materializa tus propósitos de Año Nuevo
    Materializa tus propósitos de Año Nuevo
    JAMIE GRILL VIA GETTY IMAGES
    ¿Cómo puede ser que algo aparentemente motivacional como los propósitos de Año Nuevo se haya convertido en algo estresante? En vez de prometer que el año que viene comerás menos y dormirás más, centra tu atención en un logro abstracto, algo que sea tan grande o tan pequeño que sea invisible a los ojos. En vez de escribirlo en tu diario junto al resto de tus propósitos para el año que comienza, dedícale tiempo a convertir tu propósito en un objeto hermoso, en un mantra visual que te sirva de inspiración cada vez que lo mires.
  • Crea una jarra de los recuerdos
    Crea una jarra de los recuerdos
    HEMERA TECHNOLOGIES VIA GETTY IMAGES
    Las jarras de los recuerdos tienen su origen en la tribu africana de los Bakongo, en la que existía la creencia de que el mundo físico estaba conectado al mundo espiritual a través del agua. Solían decorar las tumbas con objetos relacionados con el agua como las jarras, que representaban la conexión de los espíritus de los fallecidos con los canales que les llevarían al más allá. Puedes reavivar este ritual pegando objetos que te recuerden a una persona o a un periodo de tu vida en concreto (o simplemente que te hagan sonreír) a una jarra, un jarrón o cualquier otro recipiente.
  • Haz un dibujo cada día
    Haz un dibujo cada día
    KRYSSIA CAMPOS VIA GETTY IMAGES
    Es difícil sacar tiempo para ponerse a crear una obra de arte cuando tienes una agenda apretada y no tienes ni idea de por dónde empezar. Lo que sí que es fácil es tomarse unos minutos de descanso para garabatear o hacer un pequeño dibujo cada día. Divide una hoja en cuatro partes y haz un dibujo sencillo en cada una de las partes cada día. Empezar a seguir una rutina creativa de este tipo mantendrá tu imaginación en forma. Cada vez te sentirás más a gusto con tu estilo artístico y te sentirás más inspirado a lo largo del día. Puede que incluso te apetezca pasar más de cinco minutos dibujando. Y no te preocupes, es imposible que un garabato quede feo.
  • Haz de la basura una escultura
    Haz de la basura una escultura
    ANNAVOLOTKOVSKA VIA GETTY IMAGES
    No es tan horrible como suena. Se trata de una sugerencia para aquellos que hayan hecho limpieza o quieran deshacerse de trastos viejos, ya sean prendas de vestir, papeles, gafas, botones o aparatos que ya no funcionen. En vez de tirar todos estos trastos, puedes utilizarlos para crear una escultura que inmortalice el año tan (insertar adjetivo apropiado) que ha sido el 2015. No hace falta que la escultura se parezca a ti; puede ser abstracta, geométrica, orgánica, o todo lo anterior. Incluso aunque los materiales que utilices para construirla no signifiquen nada para ti, cobrarán valor con el paso del tiempo. La creación de una escultura de este tipo puede ser una forma muy original de cerrar el año.
  • Utiliza la mano no dominante
    Utiliza la mano no dominante
    BRAND NEW IMAGES VIA GETTY IMAGES
    Ya sabes lo que decía Picasso, "todos los niños nacen artistas. El problema es cómo seguir siendo artistas al crecer". Canaliza este sentimiento picassiano mediante el desaprendizaje de todo lo que te han enseñado sobre el control, la disciplina y el estilo y deja de dibujar con la mano dominante. Antes de que te des cuenta, estarás dibujando con los trazos serpenteantes e inseguros propios de un niño, con los trazos, según el principio de Picasso, de un artista genuino.
  • Confecciona un palo de las intenciones
    Confecciona un palo de las intenciones
    BENJAMIN CLINCH VIA GETTY IMAGES
    Lo llames palo de las intenciones, palo de los deseos o talismán, su función es la misma: proporcionarte un objeto físico que puedas agarrar con las manos para reunir fuerzas o para alcanzar la paz interior. Los palos de las intenciones, que tienen su origen en la tradición hopi y en la tibetana, obtienen su poder de la energía positiva que rodea al acto de confeccionar el palo; así que asegúrate de que estás de buen humor cuando lo estés haciendo. Busca un palo de un tamaño adecuado para tus manos, concíbelo como una varita mágica, píntalo y decóralo con mantras o intenciones que signifiquen algo para ti. Añádele hilos, plumas o purpurina y guárdalo en un lugar secreto del que lo puedas sacar cuando lo necesites.
  • Haz tus propias plantillas
    Haz tus propias plantillas
    WAVEBREAKMEDIA LTD VIA GETTY IMAGES
    Puedes hacer una plantilla utilizando cartulina, cartones o una caja de cereales. Utiliza unas tijeras para recortar una forma que te guste y que te permita dejar huella, literalmente, en tus futuras obras de arte o en cualquier hoja de papel que te encuentres por ahí. No te preocupes por conseguir líneas rectas y proporciones perfectas. Cuando haces una plantilla tú mismo, cuanto más irregular, mejor.
  • Convierte tus miedos en monstruos
    Convierte tus miedos en monstruos
    IVAN IVASHIN VIA GETTY IMAGES
    A veces la única manera de disminuir tus miedos es plantarles cara. Piensa en algo que te dé miedo, ya sean las arañas, ser un mal artista, quedarte sin dinero o perder los nervios. Dale forma, color y textura a ese miedo; puede ser tan abstracto o simbólico como quieras. El hecho de materializar tus miedos internos hará que pierdan poder, especialmente si los comparas con los miedos (muchas veces absurdos) que teníamos de pequeños.
  • Crea tu propio guardián de los sueños
    Crea tu propio guardián de los sueños
    PEREZ-SIMONS MEDIA VIA GETTY IMAGES
    Seguramente hayas oído hablar de los cazasueños. Nosotros vamos a darle una vuelta de tuerca a esta idea que permita al guardián de los sueños adoptar la forma que queramos. Fabrica una estructura que puedas colgar encima de la cama para que te vigile mientras duermes. Puedes utilizar el tradicional aro de sauce con plumas y cuentas o innovar y experimentar con telas, cascabeles, fotografías o cualquier cosa que te ayude a alcanzar la paz interior.
  • Pinta utilizando tu cuerpo
    Pinta utilizando tu cuerpo
    ELVA ETIENNE VIA GETTY IMAGES
    ¿No tienes mucho presupuesto para comprar material? No te preocupes, con tu cuerpo tienes bastante. Explora todas las posibilidades que te ofrece la anatomía: las yemas de los dedos, la nariz, las manos, los pies e incluso el pelo. No solo conseguirás un lienzo magnífico, sino que también acabarás pareciendo una obra de arte.
  • Transforma a tus peluches
    Transforma a tus peluches
    FOGSTOCK/ALIN DRAGULIN VIA GETTY IMAGES
    Nos hemos inspirado en la última exposición de Jenny Ottinger, que se dedicaba a practicar la cirugía con sus ositos de peluche hasta dejarlos adorables y terroríficos a partes iguales. Coge un juguete de tu infancia y transfórmalo en una obra de arte, ya sea poniéndole parches, cosiéndole los rotos o añadiéndole los complementos que se te ocurran. Cuando acabes con él, podrás volver a exhibirlo sobre tu cama; y no solo como juguete, sino también como obra de arte.
  • Decora una piedra de los recuerdos
    Decora una piedra de los recuerdos
    ROLF BRUDERER VIA GETTY IMAGES
    Después de haber tenido un día que quieras recordar, llévate a casa una piedra —o un panfleto, una hoja o lo que quieras: todo vale— de recuerdo y decórala con pensamientos y recuerdos del día que has vivido, no importa si son concretos o abstractos. Si estás bloqueado y no sabes cómo pintarla, puedes utilizar las grietas y las rayas naturales de la piedra como guía. Cuando hayas reunido unas cuantas piedras de los recuerdos, tendrás una colección de recuerdos felices y buenos momentos que te ayudará a levantar el ánimo en los días grises.
  • Imita a Giuseppe Arcimboldo
    Imita a Giuseppe Arcimboldo
    UNIVERSALIMAGESGROUP VIA GETTY IMAGES
    Clase de Historia del Arte exprés: Giuseppe Arcimboldo fue un pintor italiano del siglo XVI famoso por sus retratos surrealistas que formaba pintando frutas, verduras, libros y peces. Imita a Giuseppe utilizando objetos que signifiquen algo para ti. Ya sea dibujando, pintando o haciendo un collage, puedes crear tu autorretrato usando los objetos que mejor te definan o que más te gusten: una foto de tu perro, una pegatina de tu marca favorita, un par de girasoles…
  • Crea una obra de arte efímera
    Crea una obra de arte efímera
    GRANT FAINT VIA GETTY IMAGES
    Déjate llevar y crea una obra de arte con fecha de caducidad. Trabaja con materiales perecederos: haz un castillo de arena que las olas vayan a hacer desaparecer, pinta un mural con tiza o haz un dibujo en un globo que luego vayas a lanzar por la ventana. Ya conoces el dicho: si amas algo, déjalo marchar.
  • Pinta en un espejo o en una ventana
    Pinta en un espejo o en una ventana
    HEMERA TECHNOLOGIES VIA GETTY IMAGES
    Reinventa el concepto de lienzo en blanco pintando sobre una superficie que ya tenga una historia que contar. Pinta sobre un espejo o una ventana y deja que tus trazos se vayan mezclando con la realidad que muestra este lienzo tan especial. Aprovecha un día de nieve o tu propio reflejo. Es como el primo creativo del maquillaje.
  • Convierte una página de tu diario en una obra de arte
    Convierte una página de tu diario en una obra de arte
    RYAN ETTER VIA GETTY IMAGES
    ¿Por qué no pruebas a crear una adaptación visual de tus narraciones en primera persona? Coge una página de tu diario y recrea el texto en una ilustración. Dibuja, pinta, haz un collage o lo que creas necesario para transmitir la atmósfera del día que has elegido.
  • Diseña un animal que represente tu personalidad
    Diseña un animal que represente tu personalidad
    SHUTTERSTOCK / BLUE IRIS
    ¿Hay algún animal que te represente? ¿No te satisfacen las especies que la naturaleza te ofrece? Tienes la oportunidad de materializar a la criatura híbrida que hasta ahora solo existía en tu mente. Desde el dragón-medusa hasta la cebra-pegaso, el único límite es tu imaginación.

HEINEKEN PARA EL HUFFPOST