TENDENCIAS
23/12/2015 09:17 CET | Actualizado 23/12/2015 09:17 CET

Por qué el aeropuerto es un buen sitio para comprar los regalos de Navidad

GTRESONLINE

Comprar los regalos de Navidad puede convertirse en una auténtica pesadilla. A veces no tenemos tiempo, otras veces escasean las ideas y hay momentos en que lo de ir de una tienda a otra esquivando gente es una especie de gymkana urbana. Eso por no hablar de que muchas veces hay que llevar los regalos de viaje y eso se traduce en tener que sacar ropa de la maleta para hacer hueco a los paquetes.

Para esos casos, los aeropuertos (de España o cualquier rincón del mundo) se presentan como una buena solución. Cada vez albergan más tiendas y eso se traduce en que cada vez hay más gente que compra en ellos. De hecho, en los nueve primeros meses de 2015, AENA —la gestora público-privada de los aeropuertos españoles— ganó 639,2 millones de euros, lo que supone un 83,8% más que en el mismo periodo de 2014.

Si todavía no has comprado nunca en el aeropuerto y necesitas una razón para aprovechar las tiendas que albergan estos espacios. Lee esta lista detalladamente. No encontrarás una, encontrarás nueve.

1. No te sentirás mal por dejar los regalos para última hora

Porque los estarás dejando para el momento del viaje. Eso te permitirá comprar los regalos para tu prima, tu hermano, tu sobrino, tu abuela, tu tía Pepa… el día 24 de diciembre a las 19.00 horas sin que se apodere de ti la mala conciencia. Emocionante, ¿no?

2. Podrás llenar la maleta sólo con tus cosas

No tendrás que hacerle un hueco en la maleta al jersey de mamá ni a la muñeca de Elsa de tu sobrina. Tampoco tendrás que acomodar el libro de tu padre ni las deportivas de tu hermano. ¡Todo el espacio es tuyo! Te cabrán los zapatos para la fiesta de Nochevieja, el vestido que tanto te apetecía estrenar o tu querido jersey de reno. Los 55x40x20 centímetros de tu maleta de mano serán todos para ti.

3. El vino volverá a ser una opción como regalo

También las colonias tamaño gigante o los ahora tan de moda whiskies japoneses. Una vez que pasas el control, empieza la barra libre (y nunca mejor dicho) para comprar toda clase de bebidas, cremas, lociones, aceites, perfumes, geles... en la cantidad que nosotros queramos. Los líquidos no tienen que ir en envases individuales de 100 centilitros ni envueltos en las tan poco discretas bolsas transparentes. Este año puedes regalar una doble magnum y envolverla con papel bien tupido. Nadie te va a decir nada.

4. Las esperas serán menos aburridas

Las compañías aéreas recomiendan llegar al aeropuerto al menos 45 minutos antes de que salga el vuelo, aunque mucha gente prefiere ignorar esta recomendación y llegar con más tiempo, así se evitan los estreses. Lo malo es que luego las esperas se pueden hacer largas, larguísimas... eternas. Evitar que eso ocurra es tan sencillo como aprovechar la terminal para comprar los regalos. Así el tiempo pasa volando.

5. Menos espacio que recorrer, y menos cansancio

El aeropuerto de Heathrow en Londres tiene 200.000 metros cuadrados distribuidos en cinco terminales, mientras que la capital de Inglaterra ocupa alrededor de 1.500 kilómetros cuadrados distribuidos en 33 distritos. Sólo el área de Covent Garden tiene una superficie de 227.000 metros cuadrados. Conclusión: te ahorrarás muchas carreras.

6. Y no tendrás que usar paraguas...

... aunque esté diluviando. Eso garantiza que no te lo olvidarás en el paragüero de la primera tienda que visites, ni tendrás que volver después, ni te lo volverás a olvidar en la siguiente, ni...

7. Las tiendas están mucho más vacías

Sin colas en los probadores, sin colas en las cajas, con los dependientes dispuestos a ayudar. ¿Sabes lo que es eso?

8. Hay productos exclusivos

No todo lo que se vende en el interior del aeropuerto está disponible en el mundo exterior. Hay productos de cosmética que sólo se pueden conseguir con una tarjeta de embarque en la mano. Ahí están los productos de cosmética o los vinos y otras bebidas alcohólicas que sólo pueden conseguirse dentro de la zona de embarque. Así, si eres el único que ha cogido un avión para cenar en Nochebuena, te aseguras que nadie más hará el mismo regalo que tú.

9. Tax Free (a veces)

En las tiendas World of Duty Free los productos son más baratos. Esto es porque ellos mismos se encargan de pagar las tasas o IVA (21%) por los pasajeros, tanto si vuelan dentro como fuera de la Unión Europea. (Algunos) vinos, licores, chocolates, cremas, colonias... pueden obtenerse bajo estas circunstancias, y ya se sabe luego quién sale beneficiado en estas situaciones.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

ESPACIO ECO