POLÍTICA
30/12/2015 08:42 CET | Actualizado 30/12/2015 08:42 CET

Militantes del PSM liderados por Tomás Gómez exigen la dimisión de Sánchez

CHEMA MOYA/EFE

Cerca de 500 militantes del PSOE-M, según fuentes socialistas, liderados por el ex secretario general Tomás Gómez, se han reunido la noche del martes en un restaurante de Madrid para erigirse en "nueva corriente mayoritaria" del socialismo madrileño y pedir la dimisión de Pedro Sánchez por el resultado obtenido el 20D.

Según han informado fuentes socialistas a Efe, el cónclave se ha celebrado en un restaurante próximo a la plaza Mayor y, además de Gómez, han participado en él el exportavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Madrid Antonio Miguel Carmona y el exalcalde de Getafe Pedro Castro, entre otros.

Críticos con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y con la del PSOE-M, Sara Hernández, los reunidos en torno a esta corriente exigen un "cambio político en el PSOE-M al compás del que se va a producir a nivel federal".

Los descontentos de la federación madrileña reclaman que el congreso federal que Sánchez no pretende convocar hasta que no esté resuelta la gobernabilidad de España "no sufra retrasos y se celebre en marzo", como quieren también destacados barones del partido, entre ellos, la andaluza Susana Díaz, el asturiano Javier Fernández y el castellanomanchego Emiliano García-Page y el valenciano Ximo Puig.

En la cena, los reunidos han recalcado que Sánchez ha quedado cuarto en Madrid y que él es el "responsable" de ese resultado, porque "diseñó una campaña y una candidatura a su medida".

"Ha sacado el peor resultado de la historia y debe dimitir", defienden los miembros de esta corriente, que consideran que Sánchez debe tomar la "misma medicina que él le dio a Tomás Gómez por una encuesta y a Carmona por quedar tercero" en las municipales. "Él ha sido cuarto, así que tiene que dar un paso atrás", subrayan.

Sánchez destituyó a Tomás Gómez de su cargo de secretario general del PSM en febrero de este año, y Carmona fue reemplazado por Purificación Causapié en la portavocía de su grupo municipal en el Ayuntamiento de Madrid en agosto. Ambos manifestaron su disgusto con la dirección de la calle Ferraz.

ESPACIO ECO