INTERNACIONAL
31/12/2015 11:05 CET | Actualizado 31/12/2015 17:43 CET

Nochevieja 2015: el mundo se blinda ante la amenaza terrorista de cara a las celebraciones

REUTERS

Ya ha comenzado la cuenta atrás para despedir el año, y muchos países ultiman los preparativos de dispositivos especiales de seguridad ante la amenaza terrorista tras los atentados de París en noviembre.

El primero ha sido Bélgica, cuya capital, Bruselas, ha cancelado los fuegos artificiales y todas las celebraciones en el centro ante una amenaza terrorista. El alcalde ha tomado esta medida después de que la policía detuviera el martes a dos presuntos yihadistas que planeaban un atentado en "varios lugares emblemáticos" durante la noche del día 31.

En Bruselas, al igual que el resto de Bélgica, sigue en vigor el nivel tres de alerta, de cuatro posibles, y la policía y los militares siguen patrullando las principales avenidas.

Madrid también se ha preparado para la concentración en la Puerta del Sol. Dos cinturones policiales regularán la entrada a la plaza, con sólo cuatro puntos de acceso: carrera de San Jerónimo, calle Alcalá, Mayor y Arenal. En el primer cinturón, se hará por primera vez un conteo de quién entra y sale de la plaza.

A partir de las 21 horas, se cerrarán las estaciones de la Puerta del Sol y se desviarán los autobuses que circulan por la zona. A continuación se procederá a desocupar la plaza y después comenzarán los controles de acceso. Se ha establecido un aforo máximo de 25.000 personas.

PARÍS LIMITA LA FIESTA

Francia reforzará la seguridad durante las celebraciones del fin de año en las principales ciudades del país con un despliegue de 60.000 policías y militares y 21 compañías de agentes antidisturbios, en una movilización sin precedentes.

Alrededor de 11.000 soldados, policías y trabajadores de emergencias estarán de servicio en París, 2.000 más que el año pasado. Las autoridades han reducido el tiempo del espectáculo de luces del Arco del Triunfo y han cancelado la exhibición de fuegos artificiales de los Campos Elíseos para evitar que se produzcan concentraciones multitudinarias.

"Hemos decidido celebrar el Año Nuevo en una atmósfera de sobriedad y unidad", ha asegurado la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, en la web oficial de la ciudad. La capital francesa mantiene el mayor nivel de alerta terrorista desde que tuvieran lugar los atentados de París el pasado 13 de noviembre en los que murieron 130 personas.

ROMA, LLENA DE PATRULLAS

La Policía y el Ejército de Italia reforzarán el número de efectivos para garantizar la seguridad en las grandes ciudades, aunque el Gobierno no ha mencionado una alerta específica. Más de 3.000 policías y 6.500 soldados serán desplegados en todo el territorio, y sólo en Roma, hay 800 agentes y 750 guardias urbanos.

Estos se unirán a los militares que patrullan por sus calles tras los atentados yihadistas del pasado noviembre en París y a los 2.300 que patrullan las calles desde el 8 de diciembre con motivo del Año Santo. El principal acto festivo será el tradicional concierto en el Circo Máximo, donde están prohibidas las botellas de cristal y los petardos.

Por los aledaños del monumento no podrá circular ningún vehículo, a excepción de los residentes, y la parada del suburbano del Circo Máximo será clausurada a partir de las 21.00 locales (20.00 GMT).

LONDRES COBRA EL ACCESO AL CENTRO

La Policía Metropolitana de Londres (Met) ha informado que aumentará la presencia de agentes policiales armados en las calles de la capital británica durante la noche de Fin de Año, a fin de "tranquilizar" a la población, a raíz de los atentados de París.

Se prevé que cientos de miles de ciudadanos salgan a celebrar el final de 2015 en la noche del día 31, viendo los tradicionales fuegos artificiales en el centro de la ciudad.

Para controlar la asistencia masiva, la capital de Reino Unido cobrará el acceso a las zonas más céntricas y las que bordean el río, donde tiene lugar el despliegue de fuegos artificiales; más de 113.000 tickets de 13,5 euros vendidos.

VIENA TIENE PREPARADOS COMANDOS ESPECIALES COBRA

Decenas de miles de turistas de todo el mundo llegan todos los años a la capital de Austria para pasar la Nochevieja en la ciudad, donde el día 1 de enero se celebra el famoso Concierto de Año Nuevo.

Unos 500 policías vigilarán los tradicionales puntos de celebración, y se ha pedido a los ciudadanos que acudan a los festejos sin mochilas o bolsos de gran tamaño. Las autoridades han mantenido los tradicionales festejos, aunque los agentes han recibido instrucciones especiales para estar atentos a ciertos "comportamientos y situaciones".

La policía austríaca enviará a 250 agentes adicionales al centro de Viena para garantizar la seguridad de los festejos en los principales cruces y vías de comunicación de la ciudad, y comandos especiales Cobra estarán preparados para actuar.

NUEVA YORK "SERÁ EL LUGAR MÁS SEGURO DEL MUNDO"

Nueva York desplegará unos 6.000 agentes de policía en Times Square para garantizar la seguridad durante los festejos de Nochevieja, un operativo más grande que nunca para proteger al millón de personas que se espera que se concentren para recibir el nuevo año, en respuesta a recientes atentados terroristas como los de París.

"Estamos convencidos de que la Nochevieja en Nueva York será el lugar más seguro del mundo en el que uno puede estar", ha asegurado el jefe de antiterrorismo de la Policía de la ciudad, James Waters.

Según el Departamento de Policía de Nueva York, no se ha recibido por ahora ninguna amenaza específica "creíble" de cara a los festejos. "Sabemos que la amenaza (en general) ha cambiado con respecto a hace un año, a causa del Estado Islámico", ha explicado el jefe del NYPD, William Bratton.

En Times Square habrá más policías con armas de asalto, más cámaras de seguridad, perros para la detención de explosivos y detectores de metales, productos químicos y radiación. El área alrededor de la plaza estará acordonada desde horas antes de la medianoche, y todo el público deberá pasar dos controles de seguridad para acceder.

Un individuo de 25 años ha sido detenido e imputado por un delito de "apoyo material" al Estado Islámico por preparar un atentado contra civiles inocentes. El sospechoso planeaba un atentado contra un restaurante de Rochester, en Nueva York, durante la Nochevieja, según ha informado el Departamento de Justicia estadounidense.

MOSCÚ, 10 DÍAS DE FIESTA

La Plaza Roja de Moscú estará cerrada esta noche al público, oficialmente por la grabación en directo del programa especial de Nochevieja. Algunos expertos han señalado que el Kremlin teme atentados terroristas en la noche más concurrida del año y por eso ha decidido tomar una medida de seguridad sin precedentes.

Unos 15.000 policías se encargarán en la capital rusa de garantizar la seguridad durante el largo puente navideño, que en Rusia arranca el 1 de enero y se prolonga hasta el 10.

Rusia, que ya había reforzado el dispositivo antiterrorista desde el atentado perpetrado a finales de octubre contra el avión ruso con 224 turistas en Egipto, ha incrementado el número de patrullas policiales en el metro de Moscú y en otros nudos de transporte, especialmente en las estaciones de tren.

TURQUÍA DESPLEGARÁ AGENTES DE PAISANO

Al igual que Bélgica, Turquía ha detenido este jueves a dos presuntos yihadistas que planeaban un ataque para esta noche en la capital. Por ello, decenas de miles de agentes estarán desplegados en las principales ciudades del país.

Unos 15.000 agentes municipales prestarán servicio durante esa noche en Estambul, la principal ciudad turca con 14 millones de habitantes; 5.000 vigilarán la céntrica plaza Taksim y la adyacente calle Istiklal, donde se concentran habitualmente las celebraciones callejeras de Fin de Año.

Un importante número de los agentes irá de paisano, disfrazados como vendedores de castañas, de rosquillas o de lotería, de limpiabotas o incluso de Papá Noel.

ASIA SE BLINDA

La policía de Japón restringirá el acceso de peatones al conocido cruce tokiota de Shibuya por motivos de seguridad, ante la esperada afluencia de miles de personas para celebrar la Nochevieja.

Las autoridades niponas cerrarán entre las 22.00 y las 1.00 horas locales (13.00 y 17.00 GMT) varias de las entradas de la estación de trenes y de metro de Shibuya, una de las más concurridas de la ciudad, y entre ellas la puerta principal que da a la emblemática estatua del perro Hachiko, un popular punto de encuentro.

En China también se preparan. Más de 400 agentes del cuerpo paramilitar chino serán desplegados en distintas zonas clave de Shanghái para tratar de evitar que haya una estampida como la de la Nochevieja pasada, que dejó 36 muertos y 49 heridos en el centro de la metrópoli.

La presencia de fuerzas del orden será reforzada con guardias armados en los dos aeropuertos de la ciudad, en estaciones de tren y en instalaciones portuarias y de transbordadores para cruzar de una orilla a otra del río Huangpu.

La ciudad no organizará oficialmente ninguna cuenta atrás ni fuegos artificiales para dar la bienvenida a 2016.

ADEMÁS: