POLÍTICA
09/01/2016 10:02 CET | Actualizado 09/01/2016 10:02 CET

¿Cuándo tendremos presidente?

GTRES

España encara una etapa política inédita. Nadie sabe quién será el presidente del Gobierno. ¿Hasta cuándo podrá intentarse la investidura? ¿En qué plazos nos movemos? ¿Cuándo serían las nuevas elecciones?

El pistoletazo de salida de esta legislatura se dará este miércoles con la sesión constitutiva de las Cortes Generales. Durante esta jornada se celebrará la primera gran batalla: la elección de la Mesa del Congreso.

Esta sesión está presidida inicialmente por el diputado electo de mayor edad de los presentes, asistido, en calidad de secretarios, por los dos más jóvenes. Los parlamentarios tienen que elegir a la Mesa -el órgano rector de la Cámara-, que está compuesta por el presidente del Congreso, los cuatro vicepresidentes y los cuatro secretarios.

Según establece el Reglamento del Congreso, conseguirá la Presidencia de la Cámara Baja el candidato que obtenga mayoría absoluta. Si ninguno de los que presente la obtiene, se repetirá de nuevo la votación entre los dos que hayan alcanzado más apoyos y resultará elegido el que consiga más papeletas con su nombre.

(Sigue leyendo después de la imagen)

El presidente del Congreso en funciones, Jesús Posada

Por el momento, tanto el PP como el PSOE han expresado su intención de hacerse con la Presidencia del Congreso. Tradicionalmente siempre el partido más votado ha logrado este puesto, pero esta legislatura podría ser distinta. Al no contar nadie con mayoría absoluta parece abocada la decisión a una segunda votación, que teóricamente enfrentaría a los candidatos que presenten los populares y los socialistas. En el PSOE confían en que en esta segunda ronda lograrían más votos que los populares. Ciudadanos ya ha dicho que ve con buenos ojos que el presidente del Congreso no sea del partido más votado y, en teoría, Podemos y los nacionalistas apoyarían una opción que no fuese la del PP.

LAS CONSULTAS DE FELIPE VI

De esta manera quedarán constituidas las Cortes y elegida la Mesa del Congreso el próximo miércoles. Entonces tocará pensar en la investidura del presidente del Gobierno, que está regulada en el artículo 99 de la Constitución Española.

La Carta Magna establece que el rey hará una ronda de consultas con los portavoces designados por los grupos políticos con representación parlamentaria. No se fijan plazos concretos en el texto constitucional. Tras escuchar a los líderes, el monarca deberá proponer un candidato a la Presidencia del Gobierno.

(Sigue leyendo después de la imagen)

Rajoy, Felipe Vi y la reina Letizia

Normalmente ha sido un trámite rápido, ya que había un candidato con mayoría parlamentaria suficiente. Por ejemplo, en la pasada legislatura, Juan Carlos I despachó en dos días este trámite antes de proponer a Rajoy como candidato ante el presidente del Congreso, Jesús Posada. De esta manera, el papel de Felipe VI va a ser crucial y mucho más importante que en las ocasiones anteriores protagonizadas por su padre. Una de las claves del calendario será la forma en la que administre los tiempos el nuevo rey. Por el momento, guarda silencio, como se pudo comprobar en la reciente celebración de la Pascua Militar. Esta va a ser su primer gran examen como hombre de Estado de Felipe VI y servirá para ver su capacidad de mediador.

Una vez proponga un nombre tocará celebrar la sesión de investidura. El candidato propuesto por el monarca deberá exponer su planes en una sesión ante el Congreso de los Diputados. Rajoy ya ha avanzado su intención de presentarse a este paso, aunque no consiga un pacto previo con otras fuerzas. Para lograr ser presidente hace falta mayoría absoluta en la primera votación (como mínimo el ‘sí’ de 176 de los 350 diputados). Este escenario parece descartado a tenor de la actual situación de las negociaciones.

Si no logra esos apoyos, el candidato debe someterse a otra votación en 48 horas. En esta ocasión solo haría falta mayoría simple -más votos a favor que en contra-.

EL CASO EXTREMO: NUEVAS ELECCIONES

España podría vivir por primera vez el caso de que tampoco el candidato superase esta ronda. El reglamento del Congreso establece entonces que se podrían tramitar sucesivas votaciones con el mismo procedimiento. El líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado que intentará una gran coalición progresista si Rajoy fracasa en su intento. En el escenario de que ningún candidato lograra la mayoría durante los dos meses posteriores a la primera sesión de investidura las Cortes se disolverán y habrá que celebrar de nuevo elecciones.

Por ahora, solo tenemos segura la fecha de la constitución de las Cortes el 13 de enero. En la pasada legislatura la sesión de investidura se celebró un mes después de la celebración de elecciones y Rajoy ya era presidente el 20 de diciembre de 2011. En cambio, a quien más tiempo le costó lograr la investidura fue a José María Aznar en 1996, ya que tuvieron que transcurrir 62 días desde que ganara las elecciones hasta que el Congreso le diera el visto bueno.

La diabólica aritmética parlamentaria podría llevarnos a nuevas elecciones este mismo año. Algo que nunca hemos visto y que no descartan los representantes políticos. Por si acaso, en los cuarteles generales de los partidos ya piensan en esta opción para finales de mayo. Nos queda mucho por ver...

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'